Hoy en Revista Dosis

Andropausia, tema de hombres

Valora este artículo
(0 votos)
El climaterio masculino es una situación por la que atraviesan muchos hombres. A los cambios corporales se le suman los psíquicos, que tratados adecuadamente pueden hacer más llevadero el estado. El climaterio masculino es una situación por la que atraviesan muchos hombres. A los cambios corporales se le suman los psíquicos, que tratados adecuadamente pueden hacer más llevadero el estado.

No sólo las mujeres sufren cambios hormonales en edad madura. Muchos hombres experimentan un proceso similar, que pocas veces es tenido en cuenta, pero cuyos síntomas identifican la situación.

La andropausia es el término con el cual se definen los cambios hormonales que tienen lugar en los varones, relacionados con el proceso de envejecimiento, de manera similar a lo que ocurre con la menopausia en las mujeres, manifestándose principalmente en la esfera sexual (disminución del deseo sexual y pérdida de las erecciones).

Este proceso se explica por la disminución de la concentración sérica de testosterona, la hormona sexual masculina. El doctor Roberto Fayanas, jefe del Programa de Medicina Interna General del Hospital de Clínicas, sostiene que se sospecha que la declinación en sangre de los niveles de testosterona puede ser la causa del conjunto de síntomas que se conocen como andropausia, a saber:

  1. Disminución de la función sexual caracterizada por bajo deseo sexual y disfunción eréctil.
  2. Disminución de la densidad mineral ósea, lo cual produce osteopenia y a veces osteoporosis.
  3. Disminución de la masa y fuerza muscular.
  4. Aumento de la grasa corporal.
  5. Se asocia a trastornos metabólicos como la obesidad, aumento en la concentración de insulina y síndrome metabólico.

Según el médico consultado por dosis, los profesionales de la salud deberían discutir con los pacientes acerca de los beneficios o perjuicios acerca del tratamiento hormonal de la andropausia.

El principal objetivo de la terapia con testosterona consiste en restaurar el bajo nivel en sangre de la misma que ocurre con mayor frecuencia en los varones mayores de 60 años. El efecto deseable del tratamiento incluye el desarrollo o mantenimiento de características sexuales secundarias, tales como un incremento en la libido, fuerza muscular y densidad mineral ósea.

Pero es necesario conocer los efectos no deseables de este tratamiento que incluyen acné, trastornos prostáticos, apnea de sueño y aumento en el número de glóbulos rojos, entre otros. Las principales razones para indicar tratamiento con testosterona deben estar basadas en los síntomas presentes y un bajo nivel en sangre de dicha hormona, la cual debe ser medida por la mañana y es conveniente repetir su medición en caso que ella dé un valor bajo.

El doctor Jorge Alberto Franco*, doctor en medicina y médico psiquiatra, profesor de Salud Mental de la UBA, explica que a diferencia de las mujeres, los niveles de hormonas masculinas siguen siendo bastante constantes y la mayoría de los hombres pueden engendrar hijos hasta los setenta años. “Hay una disminución gradual en los niveles hormonales de testosterona en el hombre y alrededor de los 80 años, las concentraciones de testosterona en suero caen a alrededor de 75% y la testosterona libre a aproximadamente el 50% de lo que era a los 20 años”, relata.

Los niveles de testosterona se reducen gradualmente con el tiempo y se reduce también los efectos benéficos y de protección que tiene la hormona

Para algunos hombres cambios hormonales muy intensos pueden indicar la presencia de enfermedades como el hipogonadismo. El psiquiatra afirma que el descenso de la hormona está vinculada con la intensidad de la actividad sexual, con la disminución de la masa muscular, y la reducción de minerales en los huesos. La terapia de reemplazo hormonal debe valorar cada caso ya que hay riesgos significativos como un crecimiento o hiperplasia de la próstata. También se ha relacionado con el cáncer de próstata y puede exacerbar la apnea del sueño.

El Consenso Anual sobre Andropausia, efectuado en los Estados Unidos de Norteamérica en el año 2000, aceptó basar su diagnóstico en la presencia de manifestaciones clínicas, conjuntamente con la determinación de los niveles de testosterona, y que estos niveles estén disminuidos de los valores normales observados en personas jóvenes.

Enfocada desde el punto de vista psíquico, los hombres que atraviesan el climaterio experimentan insatisfacción en la mitad de la vida por deseos y expectativas no cumplidas, insatisfacción laboral, pérdida de afectos en las relaciones personales y la pérdida de una imagen positiva de su cuerpo por las modificaciones propias de edad que pueden generar signos y síntomas como éstos:

 

1- Depresión e irritabilidad 

2- Disminución de la libido

3- Disfunción eréctil

 

4- Cansancio y fatiga

5- Falta de concentración

Síntomas

Como ya avala la palabra de los profesionales, la andropausia, puede manifestarse a través de múltiples síntomas, que tratados de manera adecuada podrán dar alivio al paciente que atraviesa la situación.

Osteoporosis: entre los principios activos que se indican para tratar los síntomas de la enfermedad figuran el calcio, vitamina D, fluor, estrógenos, calcitonina e ipriflavona, entre otros.

Obesidad: los suplementos dietarios, las fibras de chitosan, D- oligofructosa, carbonato de calcio, celulosa, ácido ascórbico, fenilalanina, piridoxina, L- carnitina, extracto de garcinia cambogia, salvado de trigo, levadura de cerveza.

Falta de deseo sexual: resulta innegable que algunos alimentos aportan nutrientes como las vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes, sustancias tónicas y estimulantes, ácidos grasos mono y poliinsaturados, que mejoran determinadas funciones relacionadas con la sexualidad. En lo farmacológico, el citrato de sildenafil es lo indicado.

Depresión: el cuadro puede estar facilitado por la deficiencia de testosterona libre, si no cede la depresión con el tratamiento hormonal se le indica antidepresivos IRSS (Inhibidores Selectivos de Recaptación de Serotonina) sumado a ejercicio corporal y actividades recreativas. También se indican en crisis de ansiedad para un uso breve y controlado benzodiacepinas.

Cansancio y falta de concentración: los fosfolípidos, L- fenilalanina, las vitaminas B1, B6 y B12, entre otras.

 

Útil herramienta

 

Según el cuestionario que colabora a dar con el diagnóstico, aplicado en la Universidad de San Louis, Missouri, si el paciente responde afirmativamente los puntos uno y siete, así como si reune tres puntos afirmativos sobre el total, padecerá andropausia.

 

  1. ¿Ha disminuido su deseo sexual?

     

     

  1. ¿Siente falta de energía?

      

  1. ¿Ha disminuido su fortaleza y resistencia física?

     

  1. ¿Ha perdido estatura?

       

  1. ¿Ha notado una disminución en sus ganas de vivir?

       

  1. ¿Se siente triste e irritable?

     

  1. ¿Son sus erecciones menos potentes?

¿Ha notado una disminución en su habilidad para los deportes?

¿Se queda dormido después de la cena (comida)?

 ¿Ha notado una disminución en su capacidad para el trabajo?

 

 

* Profesor de Salud Mental Universidad de Belgrano y autor del libro "Sexo y sexualidad en el siglo XXI"

 

Visto 146 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.