Hoy en Revista Dosis

Relacionan a los anticonceptivos orales con riesgo de suicidio

Valora este artículo
(0 votos)

Las mujeres que usan anticonceptivos hormonales tienen un mayor riesgo de intento de suicidio. El mayor riesgo relativo se observa en mujeres adolescentes, según indica un estudio danés.

“Las mujeres deben ser conscientes de este posible efecto adverso de la anticoncepción hormonal para que puedan considerar alternativas si desarrollan depresión después de comenzar a usar anticonceptivos hormonales”, dijo el Dr. Øjvind Lidegaard, del Departamento de Ginecología, Rigshospitalet y la Universidad de Copenhague a Medscape Medical News.

El estudio fue publicado en línea el 17 de noviembre en el American Journal of Psychiatry.

Mayor Riesgo Temprano

En un estudio danés de cohortes prospectivo anterior a nivel nacional en mujeres y adolescentes, los investigadores encontraron una asociación entre el uso de la anticoncepción hormonal y la depresión. La asociación fue más pronunciada entre los adolescentes.

En el estudio actual, los investigadores siguieron una cohorte nacional completa de mujeres de 15 años o más para evaluar el uso diario de la anticoncepción hormonal y el riesgo de un primer intento de suicidio o suicidio.

Los criterios de exclusión incluyeron intentos de suicidio previos, uso de antidepresivos, diagnóstico psiquiátrico, diagnóstico de cáncer o diagnóstico de trombosis venosa, porque estos factores podrían influir tanto en el uso de la anticoncepción hormonal como en el riesgo de suicidio.

Cerca de medio millón de mujeres fueron seguidas en promedio durante 8,3 años (3,9 millones de personas-año). La edad media de los participantes fue de 21 años. Se identificaron 6999 primeros intentos de suicidio y 71 suicidios. Se encontró que el riesgo relativo para el primer intento de suicidio y el suicidio se incrementó entre las que actualmente usan anticonceptivos hormonales o que los usaron recientemente, en comparación con las mujeres que nunca los habían utilizado.

Las adolescentes eran más sensibles que las mujeres mayores a la influencia de la anticoncepción hormonal sobre el riesgo de primer intento de suicidio.

El riesgo de intento de suicidio varió según el tipo de anticoncepción hormonal. Las estimaciones de riesgo relativo fueron 1.91 (95% confianza inverval [CI], 1.79 – 2.03) para productos combinados orales, 2.29 (IC 95%, 1.77 – 2.95) para productos solo de progestina oral, 2.58 (IC 95%, 2.06 – 3.22) para el anillo vaginal, y 3,28 (IC 95%, 2,08 – 5,16) para el parche.

La asociación entre el uso de anticonceptivos hormonales y un primer intento de suicidio alcanzó su punto máximo después de 2 meses de uso; se observó una tendencia decreciente después de 1 año de uso.

“La disminución en las estimaciones de riesgo para el intento de suicidio después de 1 año de uso probablemente se debió a la selección externa de mujeres que desarrollan reacciones adversas al estado de ánimo después del inicio de la anticoncepción hormonal”, afirman los investigadores.

Cinco estudios han evaluado los intentos de suicidio y los suicidios en usuarias de anticonceptivos hormonales. Los cinco encontraron riesgos elevados, aunque tales aumentos fueron estadísticamente significativos en solo uno de los estudios. “Se debe tener en cuenta que ninguno de los estudios previos incluyó mujeres de entre 15 y 25 años, que de acuerdo con nuestro estudio es el grupo más vulnerable de mujeres cuando se exponen a la anticoncepción hormonal”, dijo el Dr. Lidegaard a Medscape Medical News.

“Se justifica una mayor conciencia de las posibles implicaciones para el estado de ánimo de las hormonas sexuales femeninas exógenas”, concluyen los investigadores en su artículo. “Teniendo en cuenta la gravedad de estos efectos secundarios potenciales poco reconocidos de los anticonceptivos hormonales, los profesionales de la salud y las mujeres que comienzan a usar anticonceptivos hormonales deben estar informados sobre ellos”, escriben.

“Los intentos suicidas y los suicidios deben agregarse a la lista de posibles efectos adversos con el uso de anticonceptivos hormonales. Es una buena idea hacer una visita de control a un ginecólogo unos 3 meses después de comenzar con la anticoncepción hormonal para garantizar un buen cumplimiento del nuevo método anticonceptivo y también para consultarles sobre su salud mental “, sostiene el Dr. Lidegaard.

Fuente: Am J Psychiatry. Published online November 17, 2017. Medscape

Visto 175 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.