Hoy en Revista Dosis

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado español creará, a iniciativa del Grupo Popular, una ponencia de estudio sobre el desarrollo de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales desde el Sistema Nacional de Salud (SNS).

La ponencia ha sido impulsada a través de una moción que se ha debatido este martes en el seno de dicha Comisión y cuenta con el apoyo de todos los grupos de la oposición en la Cámara Alta, por la “enorme importancia” que puede jugar el farmacéutico de cara al progresivo envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas.

“El farmacéutico, por su preparación y competencias profesionales, y la farmacia comunitaria, por su cercanía y accesibilidad a los pacientes, representan dos pilares fundamentales sobre los que construir cualquier estrategia de cronicidad”, destacan los ‘populares’ en su propuesta.
Estos servicios profesionales engloban aquellas actividades prestadas desde la farmacia relacionadas con la prevención de enfermedad y la mejora de la salud de la población, mediante un papel activo del farmacéutico en la optimización del proceso de uso y los resultados de los tratamientos.

Entre otros, según ha detallado el senador ‘popular’ Francisco José Fernández en la defensa de la iniciativa, estarían el control de la adherencia terapéutica, la revisión de botiquines, el seguimiento farmacoterapéutico, la realización de medidas antropométricas, determinación de parámetros clínicos, educación sanitaria o asesoramiento nutricional.

Y para alinearse con los objetivos generales del sistema sanitario, deben tener entidad propia y contar con unos procedimientos y sistemas de documentación que permitan su evaluación y retribución, para “garantizar su universalidad, continuidad y universalidad”.

Información de medicamentos prescritos

En la ponencia se estudiará el impulso de estos servicios profesionales y el acceso a la información relativa a los medicamentos que el paciente está utilizando, “tanto prescritos en el sistema público como privado, con o sin receta, especialmente en pacientes crónicos y polimedicados”.

Sobre todo, según ha recordado, porque estos servicios permiten “contemplar ahorros” para el SNS y contribuir a su sostenibilidad, ya que ayuda a reducir los problemas de salud no controlados y las urgencias. De hecho, Fernández ha reconocido que también podría contemplar la remuneración de estos servicios mediante acuerdos entre colegios profesionales y las comunidades autónomas.

Durante el debate de la moción el PP rechazó una enmienda del Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea para que en la ponencia también se analizara el impacto que ha tenido el nuevo sistema de copago farmacéutico, que introdujo el Gobierno mediante la reforma sanitaria de 2012, en la falta de adherencia al tratamiento.

Para ver la ponencia que se hizo en el Senado: http://bit.ly/2zDXc5w

Fuente: Redacción Médica – España

Publicado en Noticias
Martes, 03 Octubre 2017 16:59

Servicio farmacéutico en acción

El Colegio de farmacéuticos de Valencia presentó los resultados preliminares del servicio de indicación para síntomas menores en el ámbito de la farmacia comunitaria (Indica + Pro). Una de las conclusiones más destacadas es que el farmacéutico comunitario modificó el tratamiento que el paciente había solicitado en cerca de 30 por ciento de los casos al detectar que éste era erróneo o que la dosis era incorrecta.

 

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac), las Universidades de Sydney y Granada, la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), el Colegio de Médicos de Valencia y asociaciones de pacientes han colaborado en la iniciativa.

En el estudio colaboran la consejería valenciana, el Colegio de Médicos, Semergen, Semfyc y asociaciones de pacientes
El objetivo era valorar el ahorro que se produce si la atención a los síntomas menores se realiza desde la farmacia comunitaria respecto a la consulta de atención primaria o a los servicios de Urgencia. De hecho, del estudio se desprende que el 90 por ciento de la demanda registrada en síntoma menor se realizó en farmacia comunitaria.

Fernando Martínez, profesor de la Universidad de Granada y responsable del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica (UGR) y Charlie Benrimoj, de la Universuidad Tecnológica de Sidney, han sido los encargados de dar a conocer este programa. Tras la presentación se han mostrado los resultados preliminares en los que cabe resaltar que el farmacéutico comunitario modificó el tratamiento que el paciente había solicitado en cerca de 30 por ciento de los casos al detectar que esta era erróneo o que la dosis era incorrecta.

Para la realización de este programa, se ha realizado un pilotaje en 19 farmacias y cuatro centros de salud de la misma zona. Se hizo un registro de los datos de las indicaciones en 12 síntomas menores cuyos protocolos de actuación se han consensuado entre las sociedades científicas citadas y el colegio de farmacéuticos. Los síntomas menores son acidez, cefalea, congestión nasal, diarrea, dolor de garganta, dolor menstrual, flatulencia, herpes labial, pie de atleta, síndrome catarral/gripal, tos y vómitos.

Fuente: Diario Médico

Publicado en Noticias