Hoy en Revista Dosis
CVS Health acordó comprar Aetna en un acuerdo valorado en USD 69 mil millones. El acuerdo combinaría los servicios de farmacia minorista de CVS con el negocio de seguros de salud de Aetna, lo que daría como resultado una compañía con ingresos anuales de USD 240 mil millones, solo superada por Walmart en los EE. UU.

En un acuerdo masivo que afectará a la industria de la salud, la adquisición de Aetna por parte de CVS Health crea una gigantesca compañía de servicios de salud con un importante poder de mercado.

Las implicaciones del trato son muchas, pero tampoco totalmente claras. El vicepresidente de Moodys, Mickey Chadha, dijo que el acuerdo crea una compañía de "escala y alcance insuperables en la industria y el potencial para remodelar todo el mercado de planes de salud".

Para que la opereción termine de concretarse, deberá superar los controles de la agencia antimonopolio estadounidense, que este año se mantuvo muy activa.

El acuerdo surge cuando CVS mostró interés en expandir su negocio más allá de los productos farmacéuticos.

Según las fuentes del Wall Street Journal , CVS se está preparando para adaptar partes de sus farmacias para que se conviertan en centros de salud comunitarios donde los consumidores puedan hacer preguntas sobre la cobertura y los costos de salud.

El acuerdo de CVS / Aetna también puede haber sido provocado por la amenaza inminente del aparente interés de Amazon en ingresar al negocio de las farmacias. El minorista en línea recibió la aprobación de varias juntas estatales de farmacia para convertirse en un distribuidor mayorista. Si Amazon efectivamente se muda al espacio farmacéutico, CVS y Walgreens se enfrentarán a un competidor que tiene un historial de grandes trastornos. Sin embargo, de acuerdo con los documentos presentados a los reguladores, Amazon no busca vender medicamentos en su mercado .
 
 
Fuente: Mirada Profesional
Publicado en Noticias

Ha demostrado que es bien tolerada y logra una fuerte respuesta inmune, en más del 90 por ciento de los participantes en un estudio en fase I cuyos resultados publica la revista ‘The Lancet’.

“Los datos son muy prometedores”, ha señalado el investigador Dan Barouch, del Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston (Estados Unidos), uno de los centros donde se ha desarrollado el ensayo clínico.

La vacuna, denominada ZPIV, contiene partículas inactivadas del virus del Zika, lo que hace que no puedan replicarse ni causar enfermedad alguna en humanos. En cambio, sí puede ser reconocido por el sistema inmune.

En el estudio incluyeron 67 participantes adultos, de los que 55 recibieron esta vacuna experimental y los 12 restantes placebo. La vacuna se administró con un adyuvante (un compuesto que ayuda a inducir una respuesta inmune más fuerte) que contiene sales de aluminio.

Todos los participantes recibieron dos inyecciones intramusculares de la misma dosis con cuatro semanas de diferencia, y el ensayo fue doble ciego, lo que significa que ni los investigadores ni los participantes sabían quién recibió un placebo.

Los investigadores analizaron las muestras de sangre de los participantes periódicamente y detectaron anticuerpos contra el virus del Zika en más del 90 por ciento de las personas que recibieron la vacuna experimental, dentro de las cuatro semanas posteriores a la última dosis.

La vacuna fue desarrollada por investigadores del Ejército pero en julio de 2016 concedieron a la farmacéutica Sanofi una licencia exclusiva para completar los ensayos clínicos y llevar el producto al mercado.

La decisión propició diversas críticas en el ámbito político y en agosto la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, el brazo de desarrollo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, recaudó fondos para el desarrollo clínico de la vacuna ZPIV.

Un posicionamiento que, junto con la dificultad para organizar ensayos clínicos en humanos durante los últimos días de la epidemia del Zika, llevó a Sanofi a abandonar el desarrollo de la vacuna dado que conlleva un “esfuerzo de alto riesgo”, según apuntó Ashleigh Koss, portavoz de la compañía.

“Se necesita urgentemente una vacuna para ayudar a prevenir la infección por Zika”, ha destacado el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, en sus siglas en inglés, Anthony Fauci, que celebra estos resultados iniciales.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias