Hoy en Revista Dosis

Un chip que contiene un laboratorio completo para realizar diagnósticos moleculares sobre cáncer de estómago fue desarrollado por el mexicano Jorge Soto, un proyecto que utiliza la tecnología para democratizar el acceso a la salud.

Soto, es cofundador y director de tecnología de Miroculus, una empresa de biotecnología con sede en Sillincon Valley, que tiene como gran objetivo "democratizar la detección del cáncer".

Esto significa que "se pueda detectar más temprano el cáncer y que más personas accedan a la prueba y puedan atenderse mejor", detalló el ingeniero a Télam.

La novedosa prueba que usa tecnología llamada Microfluido Digital, la están aplicando a cáncer de estómago "uno de los mas mortales en la región, pero vamos a enfocarnos en todos", explicó el profesional.

"Hoy en día la gente llega a realizarse la prueba con síntomas muy avanzados. Los sistemas de salud de nuestros países, normalmente, son públicos, y con tiempos de espera muy largos, entonces lo que hacemos es que sea fácil de monitorear y tener un diagnóstico con una prueba de sangre", detalló el ingeniero electrónico.

Actualmente "si se hace una prueba de mutación del gen que provoca, por ejemplo, cáncer en las mamás, se saca sangre que no puede analizarse en países de América Latina. El estudio se hace en España o Estados Unidos. El científico extrae el ADN, lo compara con otras enzimas y procesa los resultados".

Ante este contexto, Soto y sus socios desarrollaron un chip "que contiene un laboratorio. Allí se pone la sangre a analizar que automáticamente se mezcla con las enzimas. Tiene una zona de calentamiento, otra de óptica, y otra de magneto,es decir, todo lo que necesita un científico en un laboratorio de medio millón de dólares".

Con el chip "está todo automatizado y la respuesta lleva un par de horas", destacó el desarrollador.

"El proyecto es hacerlo fácil y accesible, es decir, que no requiera expertise técnica ni de presupuestos limitantes. Es una aparato con cartuchos muy baratos", comentó el profesional.

MIroculus ya realizó estudios clínicos en México, Guatemala, Chile y varios países de Europa "donde demostramos que podemos detectar cáncer de estómago. El año que viene queremos traerlos a estos países y capacitar al personal que lo utilizará", anticipó Soto.

(Fuente: Télam)

 

 

Publicado en Noticias