Hoy en Revista Dosis

La muerte de dos chicos infectados con la bacteria Streptococcus pyogene encendió la alarma. La Secretaría de Salud emitió un alerta epidemiológica, y hay otros tres pacientes internados. Todos los afectados tenían entre 5 meses y 7 años.

No hay vacuna que prevenga la enfermedad, pero desde Salud intentaron llevar tranquilidad y aseguraron que no hay un brote. Pero, sí, pidieron que los padres hagan una consulta precoz para evitar complicaciones.

“Es una enfermedad muy vieja que provoca faringitis y lesiones de piel como escarlatina. En este caso, estos pacientes hicieron una forma que pasó la bacteria a la sangre e hicieron cuadros muy graves. La forma más grave tiene una mortalidad del 20% al 30%. No se trató ni se consultó a tiempo al médico. Estos casos, tratados con la penicilina, se curan la enorme mayoría”, explicó a los medios el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez.

Según el especialista, el contagio se da mayoritariamente de manera intrafamiliar, pero “tratados con antibióticos, en 24 horas estos pacientes dejan de contagiar. La forma grave es baja de contraer. La forma común es la faringitis, y en la época de primavera el 20% de la faringitis con fiebre son provocadas por esta bacteria”.

López explicó que el alerta oficial tiene la finalidad de que, justamente, los médicos estén alerta y también la población, para consultar de manera temprana. La bacteria afecta a dos órganos, la garganta y la piel: allí se manifiesta y a esas señales hay que prestar atención. “Los síntomas son dos: cuando tienen faringitis, dolor de garganta, fiebre alta y dificultad para tragar, y cuando se brotan en la escarlatina o con lesiones de piel que se rascan o se duelen. Cuando ocurre eso, hay que consultar al médico”.

“Tranquilizamos a la gente diciendo que es muy raro que haya pasado lo que pasó con estos chicos. No es difícil diagnosticar esta enfermedad. Hay que concurrir rápido al hospital”, remarcó.

Fuente: Clarín Salud

Publicado en Noticias

La OPS lanzó un alerta por casos de difteria en las Américas. Durante este año se notificaron 123 casos en Venezuela, 80 en Haití y un caso en Brasil. La difteria es una enfermedad causada por una toxina producida por la bacteria Corynebacterium diphtheriae. Se propaga fácilmente a través de los estornudos y la tos.

“La difteria puede causar fiebre y dolor de garganta. Evoluciona con compromiso del estado general y una gruesa membrana gris cubre el interior de la garganta. Si no se trata oportunamente la enfermedad puede causar dificultades para tragar o problemas graves como parálisis, insuficiencia cardíaca e infección generalizada”, explicaron desde la OPS.
El uso generalizado de la vacuna contra la difteria permitió que no se detecten casos en la Argentina desde 2006. El Calendario Nacional contempla la vacunación con la pentavalente a los 2, 4 y 6 meses de vida. Continúa el esquema a los 18 meses con la cuádruple, a los 6 años con la triple bacteriana celular, a los 11 con la bacteriana acelular y cada diez años con la doble bacteriana. Todas estas dosis contienen el componente antidiftérico que protege contra la enfermedad.

Publicado en Noticias