Hoy en Revista Dosis

El trabajo es llevado a cabo en el Laboratorio de Letalidad Sintética de la Universidad Nacional de Córdoba, el único centro del país con capacidad para realizar screenings de alto rendimiento.

La plataforma desarrollada tiene la capacidad de emular las diferencias entre las células normales y tumorales para encontrar compuestos activos con toxicidad selectiva.

“Se pueden analizar miles de compuestos por semana, buscamos los que tengan actividad para que después se puedan transformar en drogas”
Gastón Soria, investigador de la UNC y del Conicet, señaló en diálogo con Télam, que la plataforma es una “herramienta de búsqueda de drogas oncológicas y la particularidad que tiene es que se buscan drogas que sean lo más tóxicas posibles para la células tumorales y lo menos tóxica posible para las células normales del paciente”.

Actualmente, esta tecnología está siendo utilizada por el grupo de científicos en la búsqueda de fármacos selectivos para combatir el cáncer de mama —el de mayor incidencia en mujeres en el mundo— y el de ovario.

Añadió que con esta herramienta que es “de alto rendimiento con la que se pueden analizar miles de compuestos por semana, buscamos los que tengan actividad para que después se puedan transformar en drogas”.

Específicamente, cocultivan células tumorales con alteraciones en dos genes (BRCA1 y BRCA2), cuya mutación está directamente asociada a la aparición de tumores malignos.

“La particularidad que tiene es que se buscan drogas que sean lo más tóxicas posibles para la células tumorales y lo menos tóxica posible para las células normales del paciente”
No obstante aclaró que si bien el formato que tiene ahora la plataforma es “para ciertos tipos de cáncer de mama y de ovario, la idea es que se puede adaptar a otros tipos de tumores”.

La plataforma lleva operativa un año y, hasta el momento, hallaron 23 compuestos con un muy elevado nivel de citotoxicidad. De ellos, tres provienen de plantas nativas de Córdoba y los 20 restantes de la farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK), que mediante un convenio forma parte del proyecto.

Esos activos fueron identificados luego de procesar 25.000 muestras en el Laboratorio de Letalidad Sintética que dirige Soria.

El científico destacó que “es la primera vez que una farmacéutica internacional como GSK comparte su propia biblioteca de compuestos con una institución académica”.

Soria precisó que de los compuestos que son analizados en la plataforma, “una parte importante son las plantas, para buscar en ellas si hay actividad antitumoral y para ello también trabajamos con otros grupos de la UNC y de la Universidad Católica de Córdoba, que nos proveen de extractos de plantas y nosotros identificamos si tienen actividad antitumoral”.

Fuente: Telam

Publicado en Noticias

La Argentina fue elegida hoy para ejercer durante un año la vicepresidencia de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la OEA, en el marco del desarrollo del 62° Período Ordinario de Sesiones de este organismo que se está llevando a cabo en Washington. Asimismo, a partir de noviembre de 2018 se prevé que nuestro país asumirá la Presidencia, cuando México deje el cargo.La CICAD-OEA es un organismo internacional que reúne a los países americanos para tratar el problema de las drogas, que tiene por objetivo articular los esfuerzos colectivos de sus Estados miembro para prevenir y tratar el abuso de las sustancias psicoactivas, reducir su oferta y disponibilidad y fortalecer las instituciones y mecanismos para el control.Fuente: Prensa Sedronar

Publicado en Noticias

Las pruebas para el consumo de drogas y de detección de enfermedades en humanos pronto podrían ser mucho más simples, a partir de una nueva investigación sueca. Aunque las pruebas de drogas actualmente se basan en muestras de sangre u orina, investigadores de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, han identificado un método de detección de drogas mediante el análisis de varios compuestos en el aliento exhalado.

En un artículo sobre su trabajo que se publica en ‘Journal of Breath Research’, estos investigadores demuestran cómo la recolección y el análisis de compuestos producidos externamente en el fluido de revestimiento de las vías respiratorias permite realizar pruebas y monitorizaciones no invasivos.

El autor principal, Göran Ljungkvist, explica: “El aliento exhalado contiene partículas que transportan sustancias no volátiles. Los principales componentes, lípidos y proteínas, se derivan del líquido del revestimiento del tracto respiratorio. El procedimiento de recolección no es invasivo y puede repetirse en poco tiempo. Sin embargo, la pequeña masa muestreada es un desafío analítico. No obstante, las partículas exhaladas son una nueva y prometedora matriz para el análisis de biomarcadores”.

“Tomamos muestras de aliento de 13 sujetos que estaban en tratamiento con metadona, para explorar si las huellas de la droga podían detectarse a través de la respiración, en lugar de utilizar técnicas invasivas que alteran la integridad del sujeto. También queríamos descubrir el mejor método para recoger partículas de metadona en el aliento exhalado, por lo que nuestro estudio comparó dos métodos de muestreo diferentes: filtración con electreto e impactación”.

El método de filtración con electreto potencialmente recogió partículas exhaladas de todos los tamaños, mientras que el basado en impactación recolectó partículas en el rango de tamaño de 0,5 a 7 micrómetros, conocidas por reflejar el fluido del revestimiento del tracto respiratorio de las vías respiratoriaspequeñas. Los investigadores utilizaron cromatografía líquida-espectrometría de masas para analizar las muestras recopiladas, así como para investigar el impacto de diferentes patrones de respiración.

Sus resultados mostraron que la metadona estaba presente en todas las muestras con ambos métodos, pero cuando se utilizó el método basado en la impactación, la concentración de metadona en el aliento exhalado fue menor al 1 por ciento de la concentración recogida por el método basado en la filtración.

“La diferencia en las cantidades recolectadas de metadona entre los dos métodos fue enorme. Eso planteó preguntas secundarias sobre el origen de las partículas recogidas, posible contaminación del fluido oral, el patrón de respiración y finalmente el diseño del dispositivo de recolección”, apunta Ljungkvist.

“El diseño del dispositivo es crucial en muchos sentidos y es probable que la enorme diferencia en las cantidades recogidas se explique mediante el muestreo de diferentes distribuciones de tamaños de partículas. El dispositivo basado en la filtración también recoge partículas más grandes no recopiladas por el método basado en la impactación. El diseño también influye en el riesgo de contaminación del fluido oral y las pérdidas de partículas en su camino hacia el medio de recolección real”, agrega.

Y continúa: “Sin embargo, creemos que la gran cantidad de metadona recogida por el método de filtración probablemente se deba a una contribución considerable de la metadona de las vías aéreas centrales o del tracto orofaríngeo. Nuestros resultados y métodos podrían tener implicaciones para el análisis de compuestos endógenos y exógenos en el aliento exhalado como biomarcadores de enfermedades sistémicas y pulmonares, así como en el desarrollo de nuevos enfoques para estudiar la exposición humana a la contaminación del aire”.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias