Hoy en Revista Dosis

Tras los errores cometidos durante la epidemia de 2014-2016, la agencia de la ONU no quiere sorpresas con este nuevo brote de riesgo que califica de “moderado”

 
 
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha viajado este sábado hasta la República Democrática del Congo (RDC) para “evaluar de primera mano las necesidades de la respuesta al ébola” después de que el pasado 8 de mayo este país declarara un brote de dicha enfermedad en la zona de Bikoro, cerca de la frontera con la República Democrática del Congo, que alcanza ya los 34 casos (dos confirmados por pruebas de laboratorio) y 17 muertos. La OMS y la RDC han acordado el envío de vacunas “lo más rápido posible”, según confirmó el propio Ghebreyesus en su cuenta de Twitter.

 

La OMS se prepara para el “peor” escenario por los casos de ébola en el Congo
Congo confirma la muerte de 17 personas por el virus del ébola

Pese a que el sistema de Naciones Unidas se prepara para el “peor” escenario posible y a que los nueve países que comparten frontera con la RDC han sido alertados, lo cierto es que la propia OMS califica el riesgo de “moderado”. La rápida respuesta de la comunidad internacional, que apenas unas horas después de la declaración de la enfermedad ya enviaba equipos y material a la zona, contrasta con la lentitud y escasos recursos con que se reaccionó en marzo de 2014 a la declaración de la peor epidemia de ébola de la historia, que tuvo su primer foco en Guinea y que luego se extendió a Liberia, Sierra Leona, Malí y Nigeria y se cobró más de 11.000 vidas.

En esta ocasión, el segundo brote que vive la RDC en apenas un año y el noveno en su historia desde el descubrimiento del virus en 1976, se impone la prudencia para evitar un escenario como aquel. El director de emergencias de la OMS, Peter Salama, anunció desde Ginebra la puesta en marcha de una gran campaña de vacunación para cubrir sobre todo al personal sanitario. “El problema es que ya tenemos tres localidades que reportan casos que cubren hasta 60 kilómetros, quizás más”, aseguró a la agencia Associated Press. “Tenemos tres trabajadores de la salud infectados y uno fallecido, sabemos que ellos pueden ser un factor de amplificación y que el número de casos probables y confirmados es significativo. Estamos muy preocupados”.

Aunque las vacunas aún se encuentran en fase experimental y no existe un gran número de existencias, ya probaron su eficacia en Guinea durante la última fase de la epidemia de 2014-2016. La Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) ha prometido financiar esta campaña, para la que el ministro de Sanidad congolés, Oly Ilunga, ha dado confirmación telefónica al propio director general de la OMS. El brote ha tenido lugar en Bikoro, una zona relativamente aislada de la provincia de Equateur y con una deficiente infraestructura a unos 280 kilómetros de la capital del país, otro elemento que se considera positivo para su control.

La lejanía de grandes ciudades del foco principal, la existencia de vacunas, la rápida respuesta internacional a partir de la declaración y la experiencia de la RDC en esta enfermedad, elementos que diferencian por completo a este brote de la epidemia de 2014-2016, que puso en evidencia el débil sistema de respuesta ante emergencias de la OMS y sacudió los cimientos de este organismo internacional, no impiden que se mantenga una cautela extrema.

Si bien no se ha producido ningún cierre de fronteras como sí ocurrió en África occidental en 2014, lo cierto es que varios países han adoptado las primeras medidas para tratar de impedir una extensión del brote. Así, Kenia ha reforzado los controles en aeropuertos y otros puntos de entrada al país, según informa Efe, y Uganda ha anunciado controles sanitarios a los viajeros procedentes de la RDC que presenten síntomas de la enfermedad, sobre todo fiebre.

Es llamativo que este brote de ébola, un virus de elevada letalidad presente en varios países de África central y occidental, que se contagia de animales a seres humanos y luego entre estos por contacto con los fluidos corporales, pudo haber comenzado meses atrás. Esta semana, el portavoz de la OMS en Kinshasa, Eugene Kabambi, aseguró que comenzaron a detectarse casos sospechosos en esta misma zona en diciembre de 2017 y que las primeras muertes tuvieron lugar en enero pasado, “aunque aún no se ha establecido la relación entre los fallecimientos y la epidemia”.

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Marck Lowcock, ha puesto el acento en la importancia de esta “respuesta temprana coordinada” y ha anunciado la donación de dos millones de dólares para sufragar las primeras necesidades humanitarias, informa Europa Press. El dinero irá a parar tanto a agencias de Naciones Unidas como a organizaciones no gubernamentales para la puesta en marcha de actividades urgentes como el tratamiento, la vigilancia de las comunidades afectadas, el entierro “seguro y digno” de los fallecidos y las tareas de sensibilización.

Fuente: El País – España

Publicado en Noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó ayer que se medique menos durante el proceso de parto, estimando la medicación muy elevada debido a un nivel de referencia inadecuado por el ritmo de trabajo de las mujeres durante el parto.

Desde los años 1950 una mujer cuyo ritmo de dilatación del cuello del útero es más lento que un centímetro por hora, es considerado como “anormal”, indicó Olufemi Oladapo, médico del departamento de salud reproductiva de la OMS en una conferencia de prensa, este jueves en Ginebra.

Cuando los médicos y el personal se enfrentan a un trabajo más lento que esta referencia, “la tendencia es actuar”, con una cesárea o utilizando medicamentos como la oxitocina, que acelera el trabajo de parto a través de una medicación mayor durante el proceso, explicó.

Pero en la nueva guía directriz, la OMS pidió la eliminación de la referencia de un centímetro por hora.

“Investigaciones recientes mostraron que esta línea no se aplica a todas las mujeres y que cada nacimiento es único”, declaró Oladapo, agregando que “la recomendación que hacemos ahora es que esta referencia no debería ser utilizada para identificar a las mujeres con riesgos”.

Aunque la tasa de cesáreas varíe según la región del mundo, la OMS observa un aumento general de esta práctica, lo que considera inquietante.

La OMS se inquieta además porque las intervenciones utilizadas antes para evitar nacimientos complicados se convirtieron en prácticas corrientes.

“El embarazo no es una enfermedad y el nacimiento es un fenómeno normal del que se puede esperar que la mujer pueda completarlo sin intervención”, afirmó Oladapo.

“Pero lo que vimos en las últimas dos décadas son cada vez más intervenciones médicas hechas inútilmente”, agregó.

La nueva guía de la OMS estipula que para una mujer que va a dar a luz por primera vez, todo trabajo de parto que no dure más de 12 horas debe ser considerado como normal.

Para los siguientes embarazos la cifra cae a menos de 10 horas. (I)

Fuente: AFP

Publicado en Noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió esta semana que existe un elevado índice de resistencia a los antibióticos de varias infecciones bacterianas. Este problema se da tanto en los países de ingresos altos como de ingresos bajos.

El organismo encontró una resistencia a los fármacos “extendida” al presentar los primeros resultados de un sistema de seguimiento global (GLASS, en inglés). En el proceso de estudio analizaron a medio millón de personas de 22 países.

Según indicó la investigación, las infecciones que muestran resistencia de forma más habitual son E. Coli, Klebsiella pneumoniae, Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, y salmonella.

“El informe confirma la seria situación de la resistencia a los antibióticos en todo el mundo”, dijo el director del secretariado de Resistencia Antimicrobial de la OMS, Marc Sprenger.

Asimismo, Sprenger alertó que la resistencia incluye a algunas de las infecciones “más comunes y potencialmente más peligrosas”.

La OMS inició los trabajos del GLASS en octubre de 2015, basándose en el modelo de otros sistemas de detección de resistencia del parásito a los fármacos como los dedicados a la tuberculosis, el VIH o la malaria.

Estos programas -que están vigentes desde hace años- permitieron estimar la afectación de la enfermedad, planificar servicios de diagnóstico y tratamiento, y diseñar regímenes de tratamiento para prevenir una mayor resistencia, según señaló el comunicado.

La OMS prevé que GLASS incorpore información de otros sistemas de vigilancia de resistencia antimicrobial en humanos e implique a más países para desarrollar esta base de datos.

Debido a que este fenómeno no respeta fronteras, el experto llamó a todos los países a establecer sistemas de vigilancia para detectarla.

Fuente: El Observador (Uruguay)

Publicado en Noticias

La OMS trabajó durante el 2017 con los gobiernos buscando mejorar la salud de las personas. Este año, fueron 38 los proyectos que demandaron la atención de la organización. 

Uno de los principales fue la campaña contra el tabaco. Desde la OMS se ejerció una fuerte presión contra la industria tabacalera, con medidas como el aumento de los impuestos y los precios del tabaco; y denunciando los prejuicios que genera para la salud. 

Por otro lado, programas de vacunación que la organización impulsó en países subdesarrollados (África principalmente) supone una importante ayuda para muchos niños que se encontraban en peligro de contagio de enfermedades como el sarampión, la polio o el cólera. 

Además, las causas de defunciones son un aspecto muy importante contra el que luchar, por lo que este año ha iniciado proyectos para combatir el cáncer y poder detectarlo precozmente, lo que aumenta el nivel de vida de la sociedad. En este sentido, una de las iniciativas que busca combatir el gran porcentaje de mortalidad que existe en el mundo, son los avances en la lucha contra enfermedades tropicales que se encuentran desatendidas, para lo que, la misma organización, ha fomentado la donación de sangre con una campaña de concienciación de la población. 

Combatir la resistencia a los antibióticos es otro de los retos en los últimos meses... por eso, desde la OMS detallaron los patógenos prioritarios resistentes a los antibióticos, con el objetivo de guiar y promover la investigación de nuevos fármacos. 

En cuanto a normativas, la OMS también ha dedicado sus esfuerzos en 2017 para lograr una mayor transparencia en los ensayos clínicos. Así, las nuevas normas exigirán que todos los ensayos clínicos que financien o apoyen se inscriban en un registro y divulguen públicamente sus resultados.

 

Mirada Profesional

 

Publicado en Noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que las enfermedades no transmisibles causan 40 millones de muertes cada año.

Las principales patologías de este grupo son las cardiovasculares, con 17,7 millones de muertes anuales, más del doble de las provocadas por cáncer (8,8 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones), que representan más del 80 por ciento de estos fallecimientos.

El problema, según este organismo de Naciones Unidas, es que el impacto “desproporcionado” de estas patologías en países con menos recursos, ya que hasta el 75 por ciento de estas muertes (unos 31 millones) se registran en países de ingresos bajos y medios.

Estas patologías suelen ser enfermedades crónicas o de larga duración y derivan de la combinación de factores genéticos, fisiológicos, ambientales y conductuales. Niños, adultos y ancianos son todos ellos vulnerables a los factores de riesgo que favorecen estas patologías, como las dietas malsanas, la inactividad física, la exposición al humo del tabaco o el uso nocivo del alcohol.

Así, el tabaco se cobra 7,2 millones de vidas al año (si se incluyen los efectos de la exposición al humo ajeno), y se prevé que esa cifra aumente considerablemente en los próximos años, mientras que unos 4,1 millones de muertes anuales se atribuyen a una ingesta excesiva de sal/sodio y más de la mitad de los 3,3 millones de muertes anuales atribuibles al consumo de alcohol se deben a estas patologías, entre ellas el cáncer.

Además, estas enfermedades se ven favorecidas por factores tales como la urbanización rápida y no planificada, la mundialización de modos de vida poco saludables o el envejecimiento de la población. Las dietas malsanas y la inactividad física pueden manifestarse en forma de tensión arterial elevada, aumento de la glucosa y los lípidos en la sangre, y obesidad.

Son los llamados “factores de riesgo metabólicos”, que pueden dar lugar a enfermedades cardiovasculares, la principal enfermedad no transmisible por lo que respecta a las muertes prematuras.

BAJAR SU IMPACTO EN UN TERCIO

La OMS asegura que estas patologías ponen en peligro el avance hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que se encuentra la reducción de las muertes prematuras por estas enfermedades en un 33 por ciento para 2030.

Para controlarlas, insisten en centrarse en la reducción de los factores de riesgo y por ello los gobiernos y otras partes interesadas tienen a su disposición soluciones de bajo coste para reducir los factores de riesgo modificables comunes.

“Hay que aplicar un enfoque integral que haga que todos los sectores, incluidos entre otros los de la salud, las finanzas, el transporte, la educación, la agricultura y la planificación, colaboren para reducir los riesgos asociados a las enfermedades no transmisibles y promover las intervenciones que permitan prevenirlas y controlarlas”, han destacado.

Además, ven “poco probable” que los países con cobertura insuficiente del seguro de enfermedad puedan proporcionar un acceso universal a las intervenciones esenciales contra estas patologías y poder cumplir con los objetivos de este organismo para 2030.

En 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará una tercera reunión de alto nivel sobre estas patologías para examinar los progresos realizados y establecer un consenso sobre lo que queda por hacer entre 2018 y 2030.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias