Hoy en Revista Dosis
Jueves, 07 Abril 2022 10:21

Nebulizadores: aliados por excelencia en enfermedades respiratorias

Valora este artículo
(0 votos)

El sistema respiratorio cumple una función esencial en el suministro de oxígeno al cuerpo. A su vez elimina los residuos de dióxido de carbono y los desechos tóxicos, también regula la temperatura y estabiliza la sangre. Las enfermedades respiratorias crónicas (ERC) son enfermedades de tipo crónico que afectan al pulmón y/o a las vías respiratorias. Algunas de ellas son el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la rinitis alérgica, las enfermedades pulmonares de origen laboral y la hipertensión pulmonar.

Las enfermedades respiratorias afectan a los pulmones directamente y pueden surgir por las siguientes causas: pulmonares, cardiovasculares, emocionales y causas graves que pueden llegar a ser mortales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), calcula que 235 millones padecen asma y 64 millones padecen EPOC y menciona que anualmente fallecen en todo el mundo cerca de 4 millones de personas a causa de las ERC, donde lidera la lista la EPOC como principal causa de muerte.

 

Complemento ideal

 

En la actualidad uno de los aliados más eficaces para el tratamiento de enfermedades de las vías respiratorias, es el nebulizador. Es un equipo cuyo objetivo es transformar el líquido en un aerosol muy fino, y conducirlo hacia una máscara que cubra la nariz y la boca, desde donde se inhala y llega a los pulmones.

El líquido que habitualmente se utiliza es solución fisiológica, pero si el médico indica una medicación, esta se suministra conjuntamente con la solución fisiológica en las nebulizaciones, para que la droga llegue directamente a los pulmones, haciendo más rápido y eficaz el tratamiento.

 

SILFAB ofrece una gran diversidad de modelos: a pistón, ultrasónicos, eléctricos y mesh en versiones a pila, con batería interna o enchufables a la red eléctrica, todos sumamente prácticos para trasladar.

Enfermedades comunes en niños como la bronquitis y el asma, pueden ser tratadas con ayuda de un nebulizador desde la comodidad del hogar, ya que actualmente existen inhaladores electrónicos que nos permiten realizar en casa estos tratamientos que antes solo se podían llevar a cabo en un hospital.

 

La ventaja principal del nebulizador es que estos se depositan directamente en el tracto respiratorio, con lo que se alcanzan concentraciones mayores de estos en el árbol bronquial y lecho pulmonar con menores efectos secundarios que si se emplease la vía sistémica.

 

 

Los nebulizadores se componen de una cámara donde se introduce el líquido a nebulizar, un sistema para genera el aerosol, y una fuente de energía para que funcionen. Existen tres tipos de sistema de nebulización:

 

  • Nebulizadores ultrasónicos. Generan ondas de ultrasonido sobre la solución, rompiendo las partículas líquidas transformándolas en aerosol nebulizable.
  • Nebulizadores a pistón. Constan de un compresor de aire y una pipeta en la que se coloca la solución y que mediante un efecto neumático/mecánico aerosoliza el medicamento a ser administrado.
  • Nebulizadores de malla vibradora. Son dispositivos en los que la solución a nebulizar atraviesa una malla que está en continua vibración, permitiendo de esta forma generar el aerosol necesario para hacer llegar el medicamento a los pulmones.

El parámetro más utilizado para medir el tamaño de las partículas aerosolizadas es la mediana del diámetro aerodinámico de la masa de las partículas de aerosol. Las partículas de un tamaño comprendido entre 1 y 5 μm son las que más probabilidades tienen de llegar a los lugares adecuados del árbol bronquial y de conseguir el efecto terapéutico buscado.

 

 

 

 

Visto 196 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Abril 2022 10:22

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.