Hoy en Revista Dosis
Lunes, 15 Julio 2019 16:49

Nueva app de Philips para embarazo

Royal Philips, líder mundial en tecnología de la salud, presentó Embarazo+ en Argentina, una de las aplicaciones móviles relacionadas con paternidad más descargadas del mundo, que guía a los futuros padres durante el embarazo y crianza: imágenes a color y ecografías, registro de peso, contador de contracciones, guía del tamaño del bebé y registro de citas médicas, entre otras facilidades. 

En una era de personalización, esta app pone a las personas al centro y las motiva a tener un rol más activo en su propia salud para mantenerse saludables.

Embarazo+ está completamente diseñada para ayudar a los padres a llevar adelante un embarazo saludable en todas sus etapas. La app permite seguir el crecimiento con imágenes fetales en 3D durante el tiempo de gestación (y animaciones activadas por el tacto), audio completo (incluido latido del corazón SFX) e información específica en relación con el desarrollo del bebé.

Además, la app permite compartir la información con familiares y profesionales, a la vez que funciona como una plataforma de artículos creados por un panel de expertos en lactancia materna y psicología del desarrollo. Embarazo+ puede ser configurada para papás, abuelos y otros familiares y amigos. A la fecha en Latinoamérica tiene un registro de usuarios activos de 800 mil personas al mes.

Con el objetivo de mejorar la salud de las personas, especialmente de la mujer y el recién nacido, Philips desarrolla innovadores productos como Embarazo+ que, con más de 4,7 millones de descargas desde su lanzamiento en Latinoamérica, proporciona comentarios y consejos personalizados a los padres.

Así, desde el momento en que los futuros padres se enteran de que están esperando un bebé, Philips está con ellos ofreciéndoles asesoramiento y apoyo durante los primeros 1.000 días con Embarazo+, entre tantas otras tecnologías destinadas a cumplir con el objetivo de la compañía: mejorar la vida de 3 mil millones de personas para el año 2030. La app está

disponible en el Apple App Store y en Google Play.

Publicado en Noticias

El Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC) ha recomendado no usar retinoides, derivados de la vitamina A, durante el embarazo, pero sí administrados de forma tópica siempre y cuando no se exceda su utilización, según ha informado la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

En España se encuentran comercializados diversos medicamentos de administración oral que contienen acitretina, alitretinoína e isotretinoína y de administración tópica con tazaroteno. Tanto el riesgo de malformaciones congénitas asociado al uso de retinoides orales como el de efectos neuropsiquiátricos se describen en las fichas técnicas y prospectos de estos medicamentos

En este sentido, el comité europeo ha realizado una revisión con el objetivo de evaluar las posibles mejoras en las medidas de minimización de riesgos relacionadas con la teratogenididad de los retinoides orales y su armonización en los países de la UE, si el riesgo de malformaciones congénitas se asocia también al uso de retinoides administrados por vía tópica, así como la información actual disponible sobre los efectos neuropsiquiátricos que pueden asociarse al uso de retinoides.

En este sentido, y respecto al riesgo de malformaciones congénitas, ha señalado que no se deben utilizar durante el embarazo, ni en mujeres con capacidad de gestación excepto que se cumplan todas las condiciones del plan de prevención de embarazos (PPE) para estos medicamentos (en España acitretina, alitretinoína e isotretinoína).

El PPE para estos medicamentos incluye el asesoramiento de las mujeres en cuanto a los riesgos de su uso durante el embarazo, requerimiento del uso de métodos anticonceptivos durante todo el tratamiento (se recomienda al menos un método no dependiente de administración por la usuaria) y posteriormente según las características de cada fármaco, así como la comprobación periódica (idealmente de forma mensual) de la ausencia de embarazo durante el tratamiento en las mujeres con capacidad de gestación.

Para facilitar esta labor a los profesionales sanitarios, el PRAC ha recomendado elaborar materiales de prevención de riesgos, simplificando los actualmente existentes y aplicables en todos los países de la UE. Estos materiales consistirán en lista/documento de comprobación para profesionales sanitarios, tarjeta de información para las pacientes y documento anual de reconocimiento del riesgo. Adicionalmente se incluirá una advertencia en el exterior de los envases de estos medicamentos.

Por otra parte, para bexaroteno y tretinoína, ambos de administración oral, el comité no ha considerado necesario establecer un PPE específico dado que tienen indicaciones diferentes (trastornos linfoproliferativos) y se utilizan en grupos de pacientes diferentes, fundamentalmente en el ámbito hospitalario.

Del mismo modo, para retinoides aplicados por vía tópica, se ha concluido que su absorción sistémica es prácticamente nula y no se considera que esta forma de administración se asocie con riesgo teratogénico. No obstante, su aplicación excesiva podría aumentar dicha absorción, por lo que, como medida de precaución, el PRAC ha recomendado que no se deben utilizar en el embarazo ni en mujeres con capacidad de gestación.

RESPECTO AL RIESGO DE TRASTORNOS NEUROPSIQUIÁTRICOS

En base a los casos notificados y considerando que los pacientes con patología dermatológica severa pueden ser más vulnerables a la aparición de alteraciones neuropsiquiátricas, ha aconsejado a los profesionales y pacientes y/o sus cuidadores que estén atentos a la aparición de signos y síntomas de alteraciones neuropsiquiátricas durante el tratamiento (por ejemplo cambios de humor o de comportamiento).

Del mismo modo, ha recomendado actualizar esta información en las fichas técnicas y prospectos de los retinoides orales y ha considerado que los retinoides de administración tópica no se asocian con estos efectos. Estas recomendaciones deberán ser ratificadas por el Comité de Evaluación de Medicamentos (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) y, eventualmente, por la Comisión Europea, que concluirán con una decisión final y vinculante para toda la UE.

Tomando como base estas conclusiones, la AEMPS ha aconsejado a los profesionales sanitarios extremar las precauciones para evitar la exposición de retinoides durante el embarazo, cumpliendo estrictamente las condiciones de uso autorizadas, establecidas en las fichas técnicas de estos medicamentos; e informar detalladamente a las mujeres con capacidad de gestación y/o a sus cuidadores sobre el riesgo de malformaciones congénitas y aborto espontáneo asociado a estos medicamentos, así como las medidas preventivas que se deben adoptar durante el tratamiento y posteriormente.

Del mismo modo, ha abogado por asegurar el uso de métodos anticonceptivos por las pacientes con capacidad de gestación, tanto desde el inicio del tratamiento como a lo largo del mismo y durante un periodo tras su finalización que depende del medicamento utilizado (hasta un mes después para alitretinoína e isotretinoína y tres años para acitretina); y por realizar controles periódicos para comprobar la ausencia de embarazo antes, durante y posteriormente al tratamiento (idealmente mensualmente durante el tratamiento y un mes después de finalizarlo, en el caso de acitretina se recomienda cada 1 a 3 meses durante los tres años posteriores).

Finalmente, ha aconsejado vigilar la posible aparición en los pacientes en tratamiento de síntomas o signos de alteraciones neuropsiquiátricas como cambios de humor o de comportamiento, en particular en pacientes con antecedentes de depresión. Informar a los pacientes y a sus familiares o cuidadores sobre la posible aparición de estas alteraciones y que acudan al médico en el caso de estos síntomas apareciesen.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias

Científicos del ‘Imperial College London’, en Reino Unido, evaluaron más de 400 estudios con 1,5 millones de personas para estudiar cómo la dieta de una mujer embarazada afecta al riesgo de alergia y eccema de su bebé. Como parte del estudio, descubrieron que cuando las mujeres embarazadas tomaban una cápsula diaria de aceite de pescado entre las 20 semanas de embarazo y durante los primeros tres a cuatro meses de lactancia, el riesgo de alergia al huevo en el niño se reducía en un 30 por ciento.

El equipo, contratado por la Agencia de Regulación Alimenticia británica, también descubrió que tomar un suplemento probiótico diario durante las 36-38 semanas de embarazo y durante los primeros de tres a seis meses de lactancia redujo el riesgo de que un niño desarrollara eccema en un 22 por ciento. Los investigadores, que publican su metaanálisis en la revista ‘PLOS Medicine’, no encontraron evidencia de que evitar alimentos potencialmente alergénicos como nueces, productos lácteos y huevos durante el embarazo marcara una diferencia en el riesgo de alergia o eccema del niño.

El doctor Robert Boyle, autor principal de la investigación del Departamento de Medicina del Imperial College de Londres, explicóa: “Las alergias a los alimentos y el eccema en los niños son un problema creciente en todo el mundo. Aunque se ha sugerido que lo que una mujer come durante la gestación puede afectan al riesgo de su bebé de desarrollar alergias o eczema, hasta ahora nunca ha habido un análisis tan completo de los datos”.

Y añade: “Nuestra investigación sugiere que los suplementos de aceite de pescado y probióticos pueden reducir el riesgo de un niño de desarrollar una afección alérgica, y deben tenerse en cuenta estos hallazgos cuando se actualicen las pautas para las mujeres embarazadas”. El equipo también evaluó una gran cantidad de factores dietéticos durante el embarazo, incluida la ingesta de frutas, verduras y vitaminas, pero no encontró pruebas claras de que alguno de estos afectara el riesgo de alergia o eccema.

Las alergias a alimentos, como nueces, huevo, leche o trigo, afectan a uno de cada 20 niños en Reino Unido. Son causados por el mal funcionamiento del sistema inmune y una reacción excesiva a estos alimentos inofensivos, lo que desencadena síntomas como erupciones, hinchazón, vómitos y sibilancias. El eccema afecta a uno de cada cinco niños en Reino Unido y provoca piel seca, agrietada e irritada. Las causas del eccema y las alergias no se conocen por completo, pero las alergias son más comunes en personas que padecen eccema.

Ahora se necesita más investigación para comprender cómo los probióticos y los aceites de pescado pueden reducir el riesgo de alergia y eccema, propone la coautora del estudio Vanessa Garcia-Larsen, doctora del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones de Imperial. “A pesar de que las alergias y el eccema están en el aumento, y afectando a millones de niños, todavía estamos buscando las causas de estas afecciones y cómo prevenirlas”, lamenta. Garcia-Larsen, que también trabaja en la Universidad John Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, agrega: “Este estudio ha proporcionado pistas, que ahora debemos seguir con más investigaciones”.

En el estudio actual, el equipo evaluó 28 ensayos de suplementos probióticos durante el embarazo, en los que participaron alrededor de 6.000 mujeres. Los probióticos contienen bacterias vivas que pueden influir en el equilibrio natural de los insectos en el intestino. Investigaciones anteriores han vinculado una interrupción en las bacterias naturales de los intestinos con el riesgo de alergia.

En la investigación, las participantes tomaron probióticos durante el embarazo y la lactancia en forma de cápsula, polvo o bebida (la mayoría de los yogures no contienen suficiente probiótico). Los autores descubrieron una reducción en el riesgo de que un niño desarrollara eccema (entre las edades de 6 meses y 3 años) en un 22 por ciento, lo que equivale a 44 casos de eczema por cada 1000 niños. Los científicos agregan que los probióticos, que en su mayoría contenían una bacteria llamada ‘Lactobacillus rhamnosus’, no se usaron al principio del embarazo.

Aceite de pescado

 

El equipo también evaluó alrededor de 19 ensayos de suplementos de aceite de pescado durante el embarazo, en los que participaron alrededor de 15.000 personas. Estos estudios revelaron una reducción del 30 por ciento en el riesgo de alergia al huevo a la edad de 1 años, lo que equivale a una reducción de 31 casos de alergia al huevo por cada 1000 niños. La alergia al huevo se probó con una prueba cutánea, donde se pincha una pequeña cantidad de huevo sobre la piel. En los estudios que utilizaron suplementos de aceite de pescado, las cápsulas contenían una dosis estándar de ácidos grasos omega-3 (no se encontró que otro tipo de ácido graso, llamado omega-6, tenga ningún efecto sobre el riesgo de alergia). Boyle recuerda que investigaciones previas sugieren que los aceites de pescado pueden ayudar a reducir el sistema inmune y evitar que reaccione en exceso.

La mayoría de los ensayos usaron suplementos, aunque uno involucró comer pescado azul, y algunos otros usaron aceites que no son de pescado, como los aceites de nueces. El Departamento de Salud aconseja a las mujeres que no coman más de dos porciones de pescado azul a la semana, y que evite el tiburón, el pez espada o el marlín, ya que contienen altos niveles de mercurio.

El equipo también descubrió que tomar suplementos de aceite de pescado durante el embarazo reducía el riesgo de alergia al cacahuete en un 38 por ciento. Sin embargo, advierten que este hallazgo se basó solo en dos estudios, y no es tan fiable para la alergia al huevo y los resultados del eccema. El estudio también reveló cierta evidencia de vínculos entre una mayor duración de la lactancia y un menor riesgo de eccema, y la lactancia también se relacionó con un menor riesgo de diabetes tipo 1.

Fuente: Europa Press

Publicado en Noticias

Una vacuna contra el zika desarrollada por investigadores brasileños se mostró eficaz en las pruebas con animales para evitar que el virus pase de una embarazada a su feto, según han informado este sábado fuentes oficiales.

 

Los resultados exitosos de las primeras pruebas de la vacuna desarrollada por investigadores del centro estatal brasileño de estudios en salud Instituto Evandro Chagas en asociación con la Universidad de Texas y el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos ya habían sido destacados en abril pasado en un artículo publicado en la revista científica Nature Medicine. Entonces se informó de que la vacuna se había mostrado eficaz y segura para prevenir la infección del virus.

Se trata de uno de los más avanzados estudios para la oferta de una futura vacuna contra la enfermedad para proteger mujeres y evitar que sus hijos desarrollen microcefalia y otras alteraciones neurológicas causadas por el virus“

Pero el Instituto Evandro Chagas ha expresado en un comunicado divulgado este sábado que nuevas pruebas en ratones y monos de laboratorio mostraron que la vacuna no sólo es eficaz para prevenir la enfermedad sino también para evitar el contagio de los fetos. “Se trata de uno de los más avanzados estudios para la oferta de una futura vacuna contra la enfermedad para proteger mujeres y evitar que sus hijos desarrollen microcefalia y otras alteraciones neurológicas causadas por el virus“, informó el Ministerio de Salud de Brasil en un comunicado.

Las pruebas preclínicas exitosas fueron realizadas simultáneamente en los laboratorios del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, de la Universidad de Texas y de la Universidad de Washington. Según el Ministerio, las pruebas mostraron que la vacuna fue eficaz en su principal objetivo que es evitar que el virus del zika provoque microcefalia y otros problemas en los fetos de los animales infectados. Las hembras embarazadas a las que no se les aplicó la vacuna sufrieron un aborto por la infección con el virus o dieron a luz crías cono microcefalia y otras alteraciones neurológicas.

Según el Instituto Evandro Chagas, las pruebas clínicas, es decir con humanos, serán realizadas a partir de 2019 en Río de Janeiro. Las pruebas de los científicos en su esfuerzo por desarrollar una vacuna también mostraron que el virus puede provocar esterilidad entre los machos infectados.

En los animales machos que fueron infectados se constató una reducción significativa de la cantidad de espermatozoides y una disminución de la capacidad de movilidad de los espermatozoides restantes, así como atrofia en el tamaño de los testículos. El Ministerio de Salud aclaró que aún no es posible afirmar si los mismos efectos se aplican en seres humanos y que es necesario nuevos estudios para determinar la dimensión del problema.

Las hembras embarazadas a las que no se les aplicó la vacuna sufrieron un aborto por la infección con el virus o dieron a luz crías cono microcefalia y otras alteraciones neurológicas.
La vacuna, elaborada con un virus atenuado del zika, es la primera que ha mostrado resultados tan prometedores hasta ahora entre las que son objeto de investigación en diversos países contra una enfermedad que generó una emergencia sanitaria internacional el año pasado debido a su relación con el nacimiento de bebés con microcefalia.

Brasil, uno de los países más afectados por el zika el año pasado y que declaró emergencia sanitaria antes de que la propia OMS advirtiera sobre la gravedad de la enfermedad, ya anunció el fin de su situación de emergencia por el virus ante la fuerte caída del número de casos.

La vacuna, elaborada con un virus atenuado del zika, es la primera que ha mostrado resultados tan prometedores hasta ahora

Publicado en Noticias
Viernes, 15 Septiembre 2017 12:56

Estrecho vínculo

Las madres que sufren una infección lo suficientemente grave como para requerir hospitalización durante el embarazo corren mayor riesgo de tener un niño con autismo. Dos nuevos estudios del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, en Estados Unidos, arrojan más información sobre este fenómeno e identifican posibles enfoques para prevenirlo.

En la investigación sobre ratones, los autores encontraron que la composición de las poblaciones bacterianas en el tracto digestivo de la madre puede influir en si la infección materna lleva a comportamientos similares a los autistas en la descendencia. También descubrieron los cambios específicos del cerebro que producen estos comportamientos.

“Hemos identificado una región muy discreta del cerebro que parece estar modulando todos los comportamientos asociados con este modelo particular de trastorno del desarrollo neurológico”, explica la investigadora Gloria Choi, profesora asistente de Ciencias Cerebrales y Cognitivas y miembro del Instituto McGovern para la Investigación del Cerebro del MIT.

Si se validan más en estudios con seres humanos, los hallazgos podrían ofrecer una posible manera de reducir el riesgo de autismo, lo que implicaría bloquear la función de ciertas cepas de bacterias encontradas en el intestino materno, dicen los investigadores. Choi y Jun Huh, anteriormente profesor asistente de la Escuela Médica UMass, que ahora es miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, son los autores principales de ambos artículos, que se publican este miércoles en la revista ‘Nature’.

TRIPLE RIESGO DE AUTISMO POR INFECCIONES EN EL PRIMER TRIMESTRE

Un estudio de 2010 que incluyó a todos los niños nacidos en Dinamarca entre 1980 y 2005 reveló que las infecciones virales severas durante el primer trimestre del embarazo se tradujeron en un triple riesgo de autismo y las infecciones bacterianas graves durante el segundo trimestre se vincularon con un aumento de 1,42 veces más de riesgo. Estas infecciones incluyeron gripe, gastroenteritis viral e infecciones severas del tracto urinario.

Se han descrito efectos similares en modelos de ratón de inflamación materna, y en un documento de ‘Science’ de 2016, Choi y Huh encontraron que un tipo de células inmunológicas conocidas como células Th17, y su molécula efectora, llamada IL-17, son responsables de este efecto en ratones. La IL-17 interactúa con receptores hallados en las células cerebrales en el feto en desarrollo, dando lugar a irregularidades que los investigadores llaman “parches” en ciertas partes de la corteza.

En uno de los nuevos artículos, los investigadores decidieron aprender más sobre estos parches y determinar si eran responsables de las anomalías de comportamiento observadas en esos ratones, que incluyen comportamiento repetitivo y sociabilidad alterada. Los autores detectaron que los parches son más comunes en una parte del cerebro conocida como S1DZ. Parte de la corteza somatosensorial, se cree que esta región es responsable de la propiocepción, o detección de dónde está el cuerpo en el espacio. En estos parches, las poblaciones de células llamadas interneuronas, que expresan una proteína llamada parvalbúmina, se reducen. Las interneurones son responsables de controlar el balance de la excitación y la inhibición en el cerebro, y los investigadores encontraron que los cambios que hallaron en los parches corticales se asociaron con sobreexcitación en S1DZ.

Cuando los investigadores restauraron los niveles normales de actividad cerebral en esta área, fueron capaces de revertir las anormalidades de comportamiento. También consiguieron inducir los comportamientos en ratones de otro modo normales por sobreestimulación de las neuronas en S1DZ.

Asimismo, los científicos descubrieron que S1DZ envía mensajes a otras dos regiones del cerebro: el área de asociación temporal de la corteza y el cuerpo estriado. Cuando los investigadores inhibieron las neuronas conectadas con el área de asociación temporal, fueron capaces de revertir los déficits de sociabilidad. Cuando inhibieron las neuronas conectadas al estriado, pudieron detener los comportamientos repetitivos.

FACTORES MICROBIANOS

En el segundo artículo de ‘Nature’, los investigadores profundizaron en algunos de los factores adicionales que influyen en si una infección grave conduce o no al autismo. No todas las madres que sufren de infección severa terminan teniendo hijos con autismo, y de manera similar no todos los ratones en el modelo de inflamación materna desarrollan anomalías de comportamiento. “Esto sugiere que la inflamación durante el embarazo es sólo uno de los factores. Es necesario trabajar con factores adicionales para ir por todo el camino que llegue a ese resultado”, dice Choi.

Una clave fue que cuando se estimularon los sistemas inmunológicos en algunos de los ratones preñados, comenzaron a producir IL-17 dentro de un día. “Normalmente lleva de tres a cinco días, porque la IL-17 es producida por células inmunes especializadas y requieren tiempo para diferenciarse –dice Huh–. Pensamos que tal vez esta citoquina se produce no a partir células inmunes diferenciadas, sino más bien a partir de células inmunes pre-existentes”.

Estudios previos en ratones y en humanos han encontrado poblaciones de células Th17 en el intestino de personas sanas. Estas células, que ayudan a proteger al huésped de microbios dañinos, se cree que se producen después de la exposición a determinados tipos de bacterias inofensivas que se asocian con el epitelio.

Los investigadores descubrieron que sólo las crías de ratones con un tipo específico de bacterias inocuas, conocido como bacterias filamentosas segmentadas, tenían anormalidades de comportamiento y parches corticales. Cuando los autores mataron las bacterias con antibióticos, los ratones produjeron descendencia normal.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias