Hoy en Revista Dosis

Día Mundial sin Tabaco: 10 trucos médicos para dejar de fumar definitivamente

Valora este artículo
(0 votos)
Asma, neumonía, bronquitis, tuberculosis, enfermedades respiratorias crónicas y hasta cáncer de pulmón: fumar daña gravemente la salud Asma, neumonía, bronquitis, tuberculosis, enfermedades respiratorias crónicas y hasta cáncer de pulmón: fumar daña gravemente la salud

Fumar tabaco provoca sobre uno mismo y sobre quienes están alrededor efectos nocivos tan graves y letales como el cáncer. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, el humo del tabaco, con sus más de 7.000 sustancias químicas, es el culpable de la muerte cada año de 165.000 niños menores de cinco años que se ven afectados por infecciones en las vías respiratorias causadas por el mismo.

 

Todo ello hace que tenerlo claro sea fácil: dejar de fumar es más que necesario

 

Sin embargo, hacerlo supone un esfuerzo para todas aquellas personas adictas al humo y la nicotina de los cigarrillos, ya que acostumbrar al cuerpo a vivir sin ellos una vez se ha adquirido el hábito, puede ser un verdadero reto.

 

Aprovechando el Día Mundial sin Tabaco que se celebra este viernes 31 de mayo y sumándonos a la iniciativa de la OMS, desde El Confidencial nos hacemos eco de los 10 consejos de los expertos de la unidad de tabaquismo del centro público de investigación y tratamiento multidisciplinar del tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge en l'Hospitalet del Llobregat, con los que dejar de fumar resultará mucho más sencillo:

  1. Fijar una fecha para dejarlo: Los médicos especialistas aseguran que muchas más personas han dejado de fumar de golpe que haciendo una reducción paulatina del consumo. Para ello el primer paso es mentalizarse y poner marcarse una fecha en la que fumar el último cigarrillo.
  2. Olvida las excusas: Fumar es malo y no necesitas excusas para dejarlo. Cualquier día es bueno para dejar de fumar.
  3. Ni una calada más: Una vez se ha dejado de fumar, no deben hacerse excepciones. Los expertos aseguran que "Por un cigarrillo no pasa nada" debería ser "por un cigarrillo se cae seguro".
  4. Cambiar de rutina: Para olvidar las ganas de fumar es bueno estar distraído, por ello un buen truco es recuperar alguna de las actividades que podrían gustar y que tal vez se han quedado un poco olvidadas.
  5. Pensar en positivo: Uno de los mejores métodos para dejar de fumar es ir anotando las ventajas conforme se vayan encontrando. Además, compartirlas y buscar apoyo en la familia, amigos y compañeros será de gran ayuda.
  6. Hacer ejercicio: El ejercicio físico es bueno y necesario, tanto si se quiere dejar de fumar como si no. Sin embargo, a la hora de desengancharse del tabaco mantenerse activo puede ayudar a controlar el peso, relajarse y, además, resaltará las mejoras físicas que aparecen tras dejar el tabaco.
  7. Beber mucho: Beber mucho ayuda a dejar de fumar. Lo más recomendable en estos casos es tomar 1,5 litros de agua al día y evitar el alcohol.
  8. Controlar la comida: Comer por ansiedad puede llevar a engordar, por eso, en estos casos lo mejor es evitar comidas que engorden. Si se necesita picar algo las verduras son las mejores aliadas.
  9. Siempre pensar en "hoy": Los pequeños retos son más fácilmente alcanzables. Por eso un buen truco es pensar solo "Hoy no fumo" y no más allá. Día a día podrás alcanzar la meta.
  10. Apoyarse en un profesional: Los últimos estudios realizados por estos especialistas han demostrado que cuando hay contacto con un médico y un uso del tratamiento adecuado, se doblan las posibilidades de que el intento de dejar de fumar culmine con éxito. Por ello, recomiendan preguntar a los profesionales de la salud cómo hacerlo y dejarse guiar por ellos.