Hoy en Revista Dosis

Sequedad vaginal: prevención y tratamiento para una problemática común

Valora este artículo
(0 votos)

La vagina es un órgano elástico y móvil que se nutre de vasos sanguíneos. Con el paso de los años dicha elasticidad se va perdiendo, especialmente durante la menopausia, generando molestias.

¿Cuáles son los signos o síntomas de una vagina no saludable?

  • Un cambio en el color, el olor o la cantidad de secreción vaginal.
  • Enrojecimiento o picazón.
  • Sangrado vaginal entre los períodos, después de las relaciones sexuales o después de la menopausia.
  • Una protuberancia o un bulto en la vagina.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Dichos síntomas pueden ser causantes de la sequedad vaginal, que es la consecuencia de una disminución en la cantidad de fluidos producidos en la vagina. La importancia de protegerse contra la sequedad vaginal, además del malestar ya mencionado, se debe a que puede provocar la aparición de infecciones urinarias de repetición, disfunciones sexuales secundarias e importantes repercusiones en la calidad de vida de las mujeres.

Laboratorios Craveri creó la fórmula Femigel una opción no hormonal de última generación para el tratamiento y prevención de la sequedad vaginal. Es un hidratante y lubricante que penetra la mucosa vaginal y corrige la sequedad vaginal.

Desde la farmacia se podrá brindar los siguientes consejos:

  • Hacer los controles periódicos ginecológicos
  • Vacunarse, las vacunas pueden proteger del HPV, el virus asociado con el cáncer de cuello uterino, así como de la hepatitis B, una infección hepática grave que puede transmitirse por contacto sexual.
  • Hacer los ejercicios de Kegel, ya que pueden ayudar a tonificar los músculos del piso pélvico si sufrís prolapso, pérdida de orina o debilidad del piso pélvico.
  • Ser sexualmente responsable. Usar preservativos.

Pero lo más importante: acabar con los tabúes y que la vergüenza no impida hablar con el médico acerca de cualquier inquietud que se pueda tener. La sequedad vaginal es un problema común que afecta a muchas mujeres, en diferentes etapas de la vida.

¿Cuáles son las causas de la sequedad vaginal?

Aunque se suele asociar a la menopausia por la falta de estrógenos, puede producirse en cualquier etapa de la vida y bajo diferentes circunstancias, como pueden ser:

  • Insuficiencia de la cantidad de estrógenos: es la causa orgánica más habitual. Durante la menstruación la capacidad de lubricación se reduce bastante, al igual que durante el embarazo, después del parto o en el periodo de lactancia. También, con la menopausia disminuyen los niveles de estrógenos, motivo por el cual un alto porcentaje de mujeres manifiestan una pérdida de la humedad vaginal.
  • Vaginitis: es la inflamación de los tejidos vaginales y uno de sus síntomas es la sequedad. Es bastante frecuente en mujeres en edad fértil.
  • Diabetes: puede producir una disminución de las secreciones vaginales.
  • Estrés: provoca un aumento en la liberación de cortisol en la sangre, que produce, a su vez, un desequilibrio a las otras hormonas repercutiendo en el flujo vaginal.
  • Tabaco, alcohol u otras sustancias: interfieren en las funciones estrogénicas y por lo tanto puede disminuir la lubricación vaginal.
  • Determinados medicamentos hormonales: como los anticonceptivos o los fármacos utilizados para el cáncer de mama, de ovario o de útero, pueden producir sequedad vaginal. También los antidepresivos tricíclicos, algunos antiulcerosos o determinados antihipertensivos y los antihistamínicos (utilizados en el tratamiento de las alergias).

¿Cómo proteger el cuerpo ante la sequedad vaginal?

Es elemental para cuidar la vagina y vulva, la higiene intima, la hidratación oral -con agua- y la hidratación y lubricación vaginal.

La fórmula de FEMIGEL está compuesta de ácido hialurónico, el cual posee el óptimo peso molecular y en la mayor concentración para producir hidratación inmediata. Otro componente es el beta-glucano, un polisacárido con propiedades hidratantes y humectantes que por su efecto prebiótico, previene infecciones. El trehalosa es el tercer componente, un disacárido estabilizador y protector de las membranas celulares que repara y mantiene la humedad y la estructura celular natural. El cuarto componente es el ácido láctico que reconstituyente de la microbiota vaginal. Y por último, el extracto de caléndula, conocido por sus propiedades calmantes.

Laboratorios Craveri, ambientalmente consciente, creó Femigel para ser apto veganos, cruelty free -no testeado en animales- sin dejar de estar testeado dermatológicamente, y con plástico reciclable. Además, es apto para celíacos, no contiene hormonas, perfume, parabenos ni colorantes. No mancha, es incoloro e inodoro y es compatible con el uso de profilácticos y juguetes sexuales. Además puede ser utilizado por ambos miembros de la pareja antes o durante la relación sexual.

Su aplicación regular reduce el ardor, dolor y prurito producido por la sequedad vaginal, protege la vulva y previene de microlesiones, favorece la cicatrización y mantiene la estructura natural de los tejidos y reconstituye la microbiota vaginal. 

 

Image