Hoy en Revista Dosis

Un nuevo medicamento antiviral que induce mutaciones en el material genético del virus de la gripe es altamente efectivo en el tratamiento de la infección por gripe en animales y tejidos de las vías respiratorias humanas y podría ser un avance innovador en la terapia de la influenza, según un estudio realizado por el Instituto de Ciencias Biomédicas, de la Universidad de estado norteamericano de Georgia.

El medicamento antiviral bloquea la ARN polimerasa, la enzima que desempeña un papel central en la replicación del genoma del virus de la gripe, causando mutaciones en el genoma viral.

Si se producen suficientes mutaciones, el genoma se vuelve no funcional y el virus no puede replicarse, según publican en la revista ‘Science Translational Medicine’.

El compuesto es altamente eficaz contra la gripe –asegura el doctor Richard Plemper, autor principal del estudio y profesor en el Instituto de Ciencias Biomédicas–. Está disponible por vía oral, es de amplio espectro contra todas las cepas de virus de la influenza analizadas, y lo más importante es que establece una alta barrera contra el escape viral de la inhibición”.

En el estudio, el nuevo medicamento antiviral se probó en hurones, el modelo animal más informativo para la enfermedad de la gripe humana, contra diversas cepas que incluyen virus estacionales y pandémicos, como el virus de la gripe de origen porcino responsable de una pandemia de 2009. Los investigadores encontraron que el medicamento antiviral inhibía eficientemente la replicación de todas estas cepas. La carga del virus disminuyó rápidamente después del tratamiento, y la duración de la fiebre fue significativamente más corta en los hurones tratados que en los animales de control que no recibieron el medicamento.

 

“Creemos que la próxima generación de medicamentos antivirales contra la gripe no solo debe ser eficaz y segura, sino también abordar el problema de la resistencia”, señala el doctor Mart Toots, primer autor del estudio y profesor asistente de investigación asociado con el laboratorio del doctor Plemper en Instituto de Ciencias Biomédicas.

Ahí es donde entra el nuevo medicamento. Mediante una combinación de secuenciación convencional y ultra profunda, Toots ha demostrado, en colaboración con el Dr. Alex Greninger de la Universidad de Washington, que es muy difícil para el virus encontrar una forma viable de evitar el compuesto.

“Todavía no hemos identificado mutaciones de resistencia específicas y confiamos en decir que la barrera genética contra la resistencia viral es alta”, dijo Plemper. “Creemos que este compuesto tiene un alto potencial clínico como un medicamento contra la influenza de próxima generación que combina características antivirales clave”.

Fuente: Europa Press / COFA

 
 
Publicado en Noticias