Hoy en Revista Dosis

Un estudio de la Asociación Brasileña de Redes de Farmacias y droguerías (Abrafarma), en asociación con la Universidad Federal de Paraná, reveló que los farmacéuticos están cada vez más identificados con los servicios clínicos dentro de las farmacias y preparados para esa función.

El relevamiento fue realizado entre junio y agosto de este año con 4.897 profesionales actuantes en las 24 redes asociadas a la entidad. Los entrevistados respondieron 18 preguntas de opinión que evalúan la actitud, motivación e intención de comportamiento en relación a los servicios farmacéuticos. Las respuestas variaban de “totalmente en desacuerdo” a “de acuerdo totalmente”, pudiendo generar una puntuación máxima de 100 puntos. Cuanto más alta sea la puntuación en la prueba, mejor será el perfil del profesional para los servicios farmacéuticos.

El perfil comportamental de estos profesionales alcanzó un puntaje promedio de 71,9 puntos, levemente por encima de los 69,5 puntos observados en la última encuesta de 2013. “Pero el porcentaje con puntaje por encima de 75 puntos fue del 41,4%, bastante superior a los 29% registrados hace cinco años “, señala Cassyano Correr, que coordina el programa de asistencia farmacéutica avanzada de Abrafarma.

En el comparativo entre las regiones del país, profesionales del Norte y Nordeste presentaron los mejores perfiles para los servicios clínicos: promedio de 78 y 75,9 puntos, respectivamente. En esas regiones, el tiempo que cada farmacéutico gasta para esa atención gira en torno de ocho a nueve horas semanales. La región Sudeste totalizó 70 puntos, con un promedio de seis horas de dedicación.

Además, el 96% de los farmacéuticos consideran la práctica de la asistencia clínica un paso importante para el avance de la profesión. Más del 93% coinciden en que la práctica puede atraer más pacientes a la farmacia y el 89% entiende que puede aumentar la rentabilidad. Los servicios más comúnmente ofrecidos son la medición de la presión arterial (84,7% de los farmacéuticos) y la prueba de glucemia capilar (73,6%), las campañas de salud que involucran a la comunidad (62,9%), los programas de seguimiento de la hipertensión, la diabetes y el colesterol (60,5%, 59,5% y 47,9%, respectivamente), programas contra el tabaquismo (57,9%), gestión del peso (56,1%), revisión de la medicación (55,5% ) y aplicación de inyectables (52,8%).

Fuente: Panorama Farmacéutico – Brasil. Nota original: https://bit.ly/2TzOUTl

Publicado en Noticias

La farmacéutica Prati-Donaduzzi anunció este miércoles 4 que está en la fase final de test clínicos del primer medicamento del mundo 100% a base de extracto de cannabidiol (CDB), sustancia extraída de la marihuana y que promete controlar las crisis de epilepsia refractaria, grado más crítico de la enfermedad.

Con el nombre comercial de Myalo, se prevé que esté disponible en el mercado a fines del corriente año. Las investigaciones se están desarrollando hace tres años en sociedad con la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo (USP) de Ribeirão Preto.

Según el director Presidente de la empresa, Eder Fernando Maffissoni, Myalo es fabricado con CBD de elevado grado de pureza, obtenido a partir de extracto vegetal purificado derivado de la planta cannabis. Este proceso torna al medicamento libre de THC, principio que causa el efecto psicoactivo de la marihuana.

El producto está patentado en Brasil y otros 12 países, incluído Estados Unidos, China y Japón. El convenio el laboratorio y la USP contó con una inversión de R$ 30 millones, entre recursos propios, Finep y BNDES.

El laboratorio construyó y donó para la USP un predio que tiene la finalidad exclusiva para investigaciones con cannabinoides. Será el primer predio del mundo para esta finalidad. Su inauguración está prevista para agosto de este año.

Fuente: Panorama farmacéutico -Brasil 

Publicado en Noticias

Ya no existe, en los hechos, territorio brasileño libre de la circulación de fiebre amarilla. Según el último informe del Ministerio de Salud de ese país, de los 26 estados provinciales, hay cuatro de ellos que tienen casos confirmados de la dolencia y otros 21 tienen enfermos con síntomas aun bajo investigación. Lejos de lo que se podría pensar, el sur del país fue alcanzado por el virus: así lo demuestran las cifras de la dolencia en Paraná, Santa Catarina y Río Grande del Sur. Precisamente, es a partir de estos datos que el gobierno brasileño decidió, el 20 de marzo último, declarar “todo el territorio brasileño como área de recomendación de vacuna contra la fiebre amarilla”.

Las únicas regiones que por el momento parecen a salvo de la contaminación con el virus están en el norte y el nordeste: Amapá, Roraima, Maranhao, Ceará y Río Grande del Norte. Estas dos últimas provincias brasileñas poseen playas que suelen ser visitadas por turistas extranjeros y argentinos: las próximas a Natal y las de Fortaleza.

En Pernambuco, donde se encuentra por ejemplo Porto de Galinhas, hay un único caso en estudio. En Maceió, la capital de Alagoas, hubo tan solo un paciente confirmado. Pero en el territorio catarinense, donde se encuentra Florianópolis, hay 11 enfermos informados.

Brasilia, Río de Janeiro, San Pablo y Minas Gerais, son las regiones más afectadas, al punto que registran altos números de muertes: 41 en el estado paulista, 12 en el área fluminense y 44 en el estado mineiro.

En total, según el Ministerio de Salud brasileño, entre el 1º de julio de 2017 y el 13 de marzo último se confirmaron 920 casos en todo el país; de ellos, 300 fueron mortales. Y hay, en la actualidad, 769 personas sospechadas de haber contraído la fiebre amarilla.

Esa cartera informó, la semana pasada, que por primera vez desde 1942 “el virus de la fiebre amarilla circula en las regiones metropolitanas con mayor contingente poblacional”. Subraya que eso deriva en un alto número de habitantes, 32 millones, sometidos al riesgo de contraer la dolencia. En el período anterior (julio 2016-junio 2017) el brote alcanzó a 8,9 millones de brasileños.

Es cierto que a partir de ahora comienza la disminución de la incidencia del virus. Y esto tiene que ver, obviamente, con la aproximación del invierno, menos propicio para la proliferación del Aedes aegypti, el mosquito que transmite la enfermedad a los seres humanos.

De acuerdo con fuentes ministeriales, la decisión de alcanzar con la vacuna a todo Brasil se basó en sugerencias de la Organización Mundial de la Salud, que aconsejaban generalizar la prevención con la vacuna. “La medida es preventiva y tiene como objetivo anticipar la protección de toda la población para el caso en que aumente el área de circulación del virus”, lo que de hecho ya ocurrió. Fue lo que sostuvo el ministro Ricardo Barros.

Esa estrategia de universalizar la vacunación se había adoptado hasta ahora en los tres estados provinciales más afectados: San Pablo, Minas Gerais y Río. A partir de junio, empezará la inmunización masiva en Santa Catarina, Río Grande del Sur y Paraná.

Fuente: Clarin

Publicado en Noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a recomendar ayer que las personas que viajen a Brasil en los próximos días se vacunen contra la fiebre amarilla. Lo hizo luego de que se detectara un aumento de la transmisión selvática del virus cada vez más próxima a centros urbanos muy poblados, como el Gran San Pablo.

En nuestro país, el Ministerio de Salud de la Nación mantiene las recomendaciones vigentes desde el año pasado (ver infografía). La vacuna debe aplicarse por lo menos 10 días antes del viaje, en especial si el itinerario incluye visitar áreas naturales. Quienes ya la hayan recibido, no deberán volver a aplicársela. Una sola dosis de la vacuna aprobada por la OMS protege de por vida.

Publicado en Noticias