Hoy en Revista Dosis

Un fármaco utilizado en el tratamiento del síndrome del intestino irritable, el linaclotide, ha demostrado tener propiedades adelgazantes, según un estudio llevado a cabo por investigadores del CIBEROBN del grupo que dirige desde Santiago de Compostela Luisa María Seoane.

El estudio evidencia que la administración de este compuesto por vía oral en animales de experimentación activa la grasa parda (conocida como grasa buena), aumenta el gasto energético y, en consecuencia, la pérdida de peso sin afectar a la ingesta de alimentos.

El hallazgo, publicado en la revista «Neuroendocrinology» y realizado en colaboración con el grupo de Rubén Nogueiras, también del CIBEROBN y del CIMUS (Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas) de la USC (Universidad de Santiago de Compostela) y del Centro Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), avanza en el reposicionamiento de fármacos, una fórmula que aporta múltiples ventajas al desarrollo de nuevos medicamentos ahorrando tiempo, costes y riesgos al permitir comercializar un mismo fármaco para diferentes usos terapéuticos y patologías.

El linaclotide se utiliza actualmente para tratar el estreñimiento asociado al síndrome de intestino irritable, un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso. Sin embargo, el consumo de este fármaco nunca se había relacionado con la pérdida de peso.

El medicamento activa la misma vía de señalización que una sustancia producida de forma natural por el intestino humano, la uroguanilina, según este estudio del CIBEROBN.

Datos previos del grupo de investigación habían demostrado que la administración directamente en el cerebro de uroguanilina a animales obesos actuaba sobre un mecanismo cerebral que activa la grasa parda. «La mayor limitación de estos trabajos precedentes venía dada porque la administración cerebral no es una opción válida en humanos», señala Luisa María Seoane. «Lo que ahora hemos descrito es que el fármaco linaclotide administrado de forma oral activa un mecanismo en el cerebro que provoca la pérdida de peso en modelos preclínicos obesos (roedores) sin afectar a la ingesta de alimentos», añade la investigadora del CIBEROBN.

Este medicamento sólo ha sido probado en ratones y sus efectos no han sido corroborados todavía en pacientes. Si el efecto beneficioso del linaclotide sobre la pérdida de peso corporal en modelos preclínicos se confirmase en humanos, supondría que dicho fármaco pasaría a tener un segundo uso diferente del que en la actualidad tiene, ampliando sus posibilidades terapéuticas al campo de la obesidad y enfermedades asociadas.

Este trabajo es consecuencia del desarrollo de un proyecto financiado por el Instituto de Salud Carlos III dirigido por Luisa Seoane, investigadora del CIBEROBN y líder del grupo Fisiopatología Endocrina del Instituto de Investigaciones Sanitarias de Santiago de Compostela (IDIS).

Fuente: ABC (España) / COFA

Publicado en Noticias

A la cabeza del consumo se sitúa la combinación de paracetamol y tramadol. Llama la atención el incremento del consumo del 60 por ciento del fentanilo.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha actualizado los datos del consumo extrahospitalario de opioides con receta oficial en España.

Los datos muestran que el consumo casi se ha duplicado entre 2010 y 2017, pasando de 9,943 dosis diarias definidas por 1.000 habitantes y día (DHD) a 17,771 DHD en 2017.

En 2017, el ranking del consumo lo lidera la combinación de tramadol-paracetamol (43,75 por ciento), seguido del tramadol (16,43), fentanilo (14,88), codeína-paracetamol (8,60), buprenorfina (4,39), tapentadol (4,33), oxicodona-naloxona (3,27), tramadol-dexketoprofeno (0,86) y morfina (1,44).

Por principios activos, llama la atención el incremento del consumo de la combinación de tramadol y paracetamol,  y ha pasado de 2,64557 DHD en 2010 a 7,77437 DHD en 2017, lo que representa un incremento de casi el 200 por cien.

La combinación con paracetamol es la forma más común de consumo de este opioide: en 2017 el consumo de tramadol en monoterapia fue de 2,90344 DHD.

Dentro del grupo de opioides potentes destaca el incremento del 60 por ciento del consumo de fentanilo, que ha pasado de 1,666 DHD en 2010 a 2,647 DHD en 2017.

Para algunos expertos, el aumento del consumo para indicaciones distintas al cáncer resulta preocupante.

El consumo de fentanilo supera al de las moléculas del grupo de los alcaloides naturales del opio.

De estos medicamentos, a la cabeza se sitúa la combinación de oxicodona y naloxona (0,58175 DHD), que dobla a la morfina (0,25529 DHD).

Esta combinación es dentro del grupo al que también pertenecen la oxicodona en monoterapia y la hidromoforna la que más crece: el consumo en 2010 era 0,00055 DHD.

Fuente: Correo Farmacéutico – España / COFA

Publicado en Noticias

El  Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) presentó una ‘Guía de Medicamentos Biosimilares para farmacéuticos’. El presidente del Consejo, Jesús Aguilar, reclamó durante el evento de presentación que los medicamentos biológicos y biosimilares puedan ser dispensados en las oficinas de farmacia y no solo en hospitales, siempre que lo permitan las condiciones de uso, para facilitar la accesibilidad de los pacientes a sus tratamientos.

El documento elaborado por el Consejo pretende ser de “referencia” para todos los farmacéuticos. Así, repasa aspectos como los procesos de aprobación y garantías de calidad, seguridad y eficacia de estos medicamentos.

Estos biosimilares, medicamentos que contienen una versión del principio activo de origen biológico original, solo son dispensados en las oficinas de farmacia en cuatro casos: la insulina glargina, el condroitín sulfato, la folitropina alfa y la enoxaparina sódica. La propuesta del CGCOF, que ya han trasladado al Ministerio de Sanidad es que hasta 15 fármacos de este tipo se puedan obtener en la farmacia comunitaria.

“No tiene sentido que el paciente se desplace hasta el hospital a por un solo fármaco y el resto lo pueda adquirir en la oficina de farmacia. Los medicamentos tienen que dispensarse en beneficio del paciente, y los fármacos que estén donde tienen que estar, en las farmacias. Diversos estudios demuestran que es más barato dispensar en la comunitaria que en la hospitalaria”, señaló Aguilar.

Al respecto, la vocal asesora de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Farmacia, Isabel Pineros, puntualizó que “hay que estudiar caso por caso”, y que, en la hipótesis de que estos fármacos biosimilares estén disponibles en la farmacia comunitaria, también deberían estarlo sus productos de referencia, los productos biológicos y biotecnológicos.

Pineros defiende la importancia de los biosimilares, que “garantizan que se incremente la competencia a un precio más asumible”. “Sería imposible financiar nuevas moléculas sin los biosimilares. Se puede cuestionar su grado de innovación o complejidad, pero es incuestionable su valor en el Sistema Nacional Salud”, ha reivindicado.

Misma opinión se expone en la guía, coordinada por el doctor en Farmacia Francisco José Farfán, donde se recoge que la aparición de medicamentos biosimilares “favorece la competencia en el mercado, lo que se traduce en precios más bajos y, por tanto, en un mejor acceso de los pacientes a tratamientos biológicos”. Desde 2006, fecha en la que se aprobó el primer biosimilar (hormona del crecimiento), se han tratado a más de 700 millones de pacientes en Europa.

A nivel nacional, hay hasta 53 medicamentos biosimilares autorizados, de 15 principios activos. Anualmente, se aprueban entre tres y cinco, pero durante el último año se ha llegado hasta los 16. Su gasto supone apenas el 1,8 por ciento de la facturación. Sin embargo, según un estudio de la Fundación Weber, desde 2006 han ahorrado unos 500 millones de euros, y se prevé que alcance los 2.200 millones de euros adicionales hasta 2022.

Fuente: Europa Press / COFA

Publicado en Noticias

El presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, hizo público el documento durante la clausura del VIII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios. “El Consejo General, junto a la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria y la Fundación Pharmaceutical Care, ponen en valor la importante labor asistencial desarrollada desde la Red de 22.000 establecimientos sanitarios concertados con el Sistema Nacional de Salud”.

La “Declaración de la Profesión Farmacéutica: Farmacia Comunitaria”, en su primer párrafo, recoge que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, junto a la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria y la Fundación Pharmaceutical Care declaran que la actuación asistencial desarrollada por el farmacéutico en la Farmacia Comunitaria en torno al medicamento en beneficio del paciente y del Sistema Sanitario español, público y privado, así como las actuaciones en Salud Pública dirigidas a la población, tiene un RESPALDO HISTÓRICO, ACADÉMICO Y LEGAL.

En resumen, la “Declaración de la Profesión Farmacéutica: Farmacia Comunitaria” contiene 8 puntos clave:

1) Formación Académica de los Profesionales Farmacéuticos

El título universitario oficial del Farmacéutico tiene la correspondencia con el nivel 3 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (nivel de Máster). Farmacia, junto con Medicina, Odontología y Veterinaria son las Profesiones Sanitarias que disponen el nivel Máster de sus respectivos títulos universitarios.

Los 300 créditos europeos de Farmacia están orientados a la adquisición de 15 competencias, entre las que se encuentran la identificación, el diseño, producción de medicamentos y productos sanitarios; la promoción del uso racional de los medicamentos, el desarrollo de actividades de farmacia clínica y social; la intervención en las actividades de promoción de la salud, prevención de enfermedad, en el ámbito individual, familiar y comunitario.

2) Competencias Profesionales de los Farmacéuticos Comunitarios

La Directiva de Reconocimiento de Cualificaciones Profesionales acaba de ampliar las competencias de los farmacéuticos, con actividades de información y asesoramiento sobre el uso adecuado de los medicamentos, la comunicación de reacciones adversas, el acompañamiento personalizado de los pacientes sobre el uso de la medicación y la contribución en campañas locales o nacionales de salud pública.

La Profesión Farmacéutica es una profesión sanitaria reconocida legalmente, con actividades y funciones dirigidas a la producción, conservación y dispensación de medicamentos, así como la colaboración en los procesos analíticos, farmacoterapéuticos y de vigilancia de la salud pública. Estas funciones son desempeñadas por farmacéuticos que ejercen en diferentes ámbitos profesionales.

3) Farmacia Comunitaria: Establecimiento sanitario

La Farmacia Comunitaria es un establecimiento sanitario privado de interés público, definido expresamente por las leyes estatales y autonómicas, desde los que el farmacéutico comunitario asegura a la población el acceso a los medicamentos y productos sanitarios, ayudando a los pacientes al correcto proceso de uso seguro, efectivo, eficiente y responsable, implicándose en la consecución de resultados en salud. Un servicio asistencial que goza con una alta estima de pacientes y usuarios.

4) Colaboración de las Farmacias con el Sistema Nacional de Salud (SNS)

La normativa sanitaria y los Conciertos suscritos con las Administraciones recogen expresamente la colaboración de las farmacias con el SNS en el desempeño de la prestación farmacéutica a fin de garantizar el uso responsable del medicamento. Se trata de un magnífico ejemplo de la colaboración público – privada que aporta ventajas al SNS y a los usuarios.

5) Desarrollo de Servicios Asistenciales Farmacéuticos

Los servicios asistenciales en torno al medicamento y en materia de Salud Pública están reconocidos por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las Consejerías autonómicas de Sanidad en documentos estratégicos sobre la sostenibilidad y la mejora de la calidad del SNS, en los ámbitos de la asistencia sanitaria, sociosanitaria y domiciliaria.

La Dispensación, la Indicación Farmacéutica, el Seguimiento Farmacoterapéutico, la revisión del uso de los medicamentos, la Adherencia a los tratamientos, la Conciliación de medicamentos al alta hospitalaria o la preparación de sistemas personalizados de dosificación son servicios profesionales ya demandados, soportados por numerosos estudios nacionales e internacionales y bien valorados por los pacientes españoles.

6) Farmacia Asistencial basada en la evidencia

La Farmacia Asistencial es una práctica profesional basada en la evidencia, desarrollada por procedimientos basados en metodología científica, como ha quedado demostrada en estudios de investigación sobre los efectos de los diversos servicios profesionales analizados.

7) Farmacia Comunitaria y Salud Pública

Cada vez son más los Planes y Estrategias del Ministerio de Sanidad y de las Comunidades Autónomas que cuentan con la farmacia comunitaria en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad: Educación en el ámbito de la Salud Pública a través de campañas sanitarias; asesoramiento en materia de seguridad alimentaria y de sanidad ambiental; identificación precoz de patologías: cribados poblacionales (cáncer de colon, VIH); colaboración con el paciente en el autocuidado y autocontrol de la enfermedad; cesación tabáquica; y detección rápida de alteraciones en la salud pública a través de la Red de Farmacias Centinela, entre otros.

8) Apuesta por la Colaboración Interprofesional

La colaboración interprofesional es la base para optimizar recursos y obtener el máximo valor posible de cualquier intervención sanitaria.

Farmacéuticos, médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud tienen la obligación de colaborar entre sí para garantizar un uso seguro, responsable, efectivo y eficiente de los servicios, intervenciones sanitarias y medicamentos, para  optimizar los Resultados en Salud, respetando las competencias propias de cada profesión y colaborando en aquellas comunes a todas las profesiones sanitarias.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, junto a la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria y la Fundación Pharmaceutical Care seguirá trabajando para:

  • Impulsar el avance profesional del farmacéutico español como parte esencial e integral de los Sistemas Sanitarios.
  • Manifestar la importante labor asistencial desarrollada desde la red de 22.000 establecimientos sanitarios concertados con el SNS. Un compromiso asistencial que seguirá desarrollando en el conjunto del Sistema Sanitario, en colaboración con el resto de profesionales y en coordinación con las Autoridades Sanitarias.

Para ver la declaración completa

Fuente: Portalfarma

Publicado en Noticias

Como continuación y actualización de la publicación Medicamentos peligrosos. Medidas de prevención para su preparación y administración (pdf, 2,25 Mbytes) , el Instituto Nacional de Seguridad Salud y Bienestar en el Trabajo de España INSSBT publica la base de datos INFOMEP sobre dichos medicamentos en la que constan como entradas posibles: nombre del medicamento, código nacional, principio activo, grupo terapéutico y su descripción, laboratorio fabricante, motivo de peligrosidad, referencia según la lista del NIOSH, y recomendaciones para la preparación y administración. Por cualquiera de estas entradas se puede acceder a esta última información para cada uno de los más de 2.400 medicamentos/especialidades relacionadas. Igual que en el documento técnico, para la preparación de esta base de datos se ha partido de la información que periódicamente publica el NIOSH, complementada con la información disponible sobre los medicamentos usados en nuestro país, información que va a ser permanentemente actualizada con la colaboración de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.

 

El contenido de la base de datos es exportable, en formato Excel o CSV (Código seguro de verificación), para que cada usuario pueda ajustarla a sus propias necesidades. La publicación de esta base de datos INFOMEP es una importante novedad en el campo de la prevención de riesgos en el ámbito hospitalario.

Para acceder a la base de datos

Publicado en Noticias
Miércoles, 25 Abril 2018 10:23

España regula los productos homeopáticos

Si en 3 meses no pasan el control de seguridad y calidad que establece la agencia reguladora -AEMPS- serán retirados.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monsterrat, anunció este martes que los productos homeopáticos que en tres meses no pasen el control de seguridad y calidad de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se retirarán del mercado, tras el acuerdo alcanzado en el seno Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) con las comunidades autónomas.

Asimismo, y en el caso en el que pasen este control y salgan al mercado, aquellos que no quieran tener una indicación terapéutica tendrán que llevar en el etiquetado el aviso de que son medicamentos homeopáticos ‘sin indicación terapéutica aprobada’, y si quieren llevar indicación deberán pasar los mismos controles que el resto de fármacos para evaluar su eficacia.

En concreto, esto se refleja en el proyecto de orden por el que se regula la comunicación que deben realizar los medicamentos homeopáticos a los que se refiere la disposición sexta del Real Decreto 1345/2007 por el que se regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los fármacos de uso humano fabricados industrialmente.

De esta forma, España va a trasponer la directiva europea sobre los medicamentos homeopáticos si bien, y como consecuencia de la misma normativa, se seguirán vendiendo en las farmacias por ser “medicamentos” aunque tendrán que pagar las tasas normales establecidas por la AEMPS. Y es que, si no se traspone esta directiva España se enfrentaría a una sanción de entre 100 y 150.000 euros diarios.

“Damos respuesta a las exigencias de la directiva europea y controlamos y damos seguridad y calidad a unos productos que a día de hoy están en el mercado pero no estaban regulados. Avanzamos en la seguridad y en la calidad”, ha dicho la ministra, para recordar que se seguirán vendiendo en las farmacias porque la directiva europea establece que son medicamentos y la normativa nacional establece que los medicamentos deben ser vendidos en las farmacias.

Fuente: Europa Press

Publicado en Noticias

Tener una baja densidad poblacional por paciente, trabajar de forma presencial en el centro de salud y tener acceso al historial clínico son tres pilares básicos para que los casi 700 farmacéuticos de Atención Primaria que hay en España desarrollen los 145 servicios que figuran en su cartera (distribuidos en siete ámbitos). Sin embargo, su nivel de implantación es desigual por autonomías. Por ello, la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap) está elaborando un mapa de servicios por comunidades, así como una estimación de recursos mínimos y costes necesarios para implantarlos.

Galicia, Extremadura, Madrid y Baleares son las comunidades más avanzadas, con un modelo más parecido al de Reino Unido, donde la ratio poblacional es de un farmacéutico por cada 30.000 habitantes. En el extremo contrario se encuentran Murcia y La Rioja, según detalla Sefap.

Actividad clínica

Una baja proporción poblacional facilita el desarrollo de los servicios, como explica María Ángeles Cruz Martos, vicepresidenta de Sefap. “También ayuda mucho que el farmacéutico de AP esté en el centro de salud, como en Galicia y Extremadura. Eso le permite realizar actuaciones directamente con el paciente. Precisamente una de las líneas a potenciar es la primera que figura en nuestra cartera: actividad clínica y asistencial centrada en el paciente (engloba 27 servicios)”, explica. Y añade que justo este área es “el que necesita más recursos. Implica más costes iniciales (que estamos analizando), reinvertidos después en la sociedad”.

Sin embargo, Cruz Martos piensa que “el cuerpo de servicios es bastante común en las comunidades y la cartera recoge servicios de los que nos consta que hay farmacéuticos realizándolos. Otra cosa es que pueda variar el enfoque. Al final, el trabajo se define en función de las necesidades; ahora hay mucha patología crónica y de población mayor, que hace que los servicios se tengan que adaptar. Nuestro objetivo es acceder a la población para revisar la medicación y detectar posibles errores, como en Reino Unido”.

Por ello, Cruz Martos subraya que Galicia y Extremadura han sido “dos comunidades visionarias”, mientras que en la mayor parte de las autonomías este profesional está ubicado donde están las direcciones asistenciales.

El acceso a la historia clínica también es fundamental, y en este aspecto también hay desigualdad autonómica, “aunque la mayoría tiene acceso, pero ha sido más lento y no se ha producido hasta hace unos pocos años”. Por ello no han podido centrarse tanto en análisis de resultados de salud, pero “este acceso es muy necesario para la revisión de tratamientos a pacientes concretos, bien directamente, como en Galicia, o de manera parcial en casi todas las autonomías, sin tener al paciente delante, muchas veces a requerimiento del propio médico, a quien le enviamos los datos”. Y pone el ejemplo de tener que identificar a pacientes por una alerta de seguridad de un fármaco. “Esto responde a una necesidad concreta, pero luego hay revisiones globales”, resume.

Rosa Castelo, vocal de Atención Primaria del COF de La Coruña, explica a CF que en Galicia hay 68 farmacéuticos de AP en centros de salud (aparte, hay 13 en otras dependencias, según Mercedes Pereira, de Sefap Galicia). Pero la ratio poblacional varía por zonas, de modo que a mayor ratio, mayor dificultad para desarrollar servicios. “Yo trabajo en un área rural y de costa, en Ribeira, donde la ratio es de unos 38.000 habitantes. En Santiago está también entre 35.000 y 45.000, pero en las zonas urbanas es mayor, entre 50.0000 y 60.000 habitantes por farmacéutico”.

Por ello, explica que “Galicia no desarrolla todos los servicios, pero sí la mayoría. Trabajamos sobre todo como farmacéuticos clínicos, y más en centros pequeños. Formamos parte del equipo asistencial, tomando decisiones clínicas y dando continuidad a la atención farmacoterapéutica, en programas de conciliación de medicación… No trabajamos tanto el coste racional del medicamento”.

En Extremadura cuentan con 113 y sus funciones son “las correspondientes a técnico del medicamento con competencia en el uso racional del medicamento y en el seguimiento farmacoterapéutico del paciente y de técnico en salud pública”, según explica la Consejería a CF.

Visados

Comenta que tienen una estrecha relación tanto con farmacéuticos de hospital como de oficina de farmacia en temas como la homologación sanitaria de recetas o visados. “Nos da mucha visibilidad. Tenemos mucha comunicación con el farmacéutico de hospital en fármacos de distintas patologías (antiagregantes, anticoagulantes…)”, señala. Y añade: “Casi todos estos fármacos son de dispensación en botica, pero si hay alguna indicación fuera de ficha técnica, se dispensa en la farmacia del hospital”.

A nivel nacional, Cruz Martos cree vital desarrollar actividades de educación para la salud en los centros de AP, como los talleres que imparten en Madrid. “La población no sabe que estamos ahí y podemos ayudarles”, subraya.

Fuente: Correo Farmacéutico – España

Publicado en Noticias

Un estudio del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol ha demostrado que con una intervención multifactorial en Atención Primaria (AP) se puede mejorar y frenar la dificultad de movilidad, la pérdida de funcionalidad física y cognitiva y la polifarmacia en pacientes frágiles. La investigación se enmarca en el proyecto Fragility, que aborda la vertiente física, nutricional, neurocognitiva y farmacológica del anciano, y evalúa si se pueden modificar los parámetros de fragilidad física y cognitiva.

El estudio contó con 352 pacientes de 65 años o más con detección positiva de fragilidad y se dividieron en dos grupos: uno, control, que recibió la asistencia habitual, y otro, intervención. Laura Romera, investigadora principal y miembro de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic), explica a CF que en el grupo intervención plantearon una cuádruple terapia basada en talleres para potenciar las habilidades físicas, con la toma diaria de un batido hiperproteico, y talleres de memoria, así como “una revisión individualizada de la medicación, haciendo hincapié, según los criterios Stopp, en los antidepresivos y ansiolíticos”.

Aunque esta revisión la realizó un médico y el programa no contó con el farmacéutico, Romera especifica que el sistema informático con el que trabajaron incorporó, justo cuando comenzaron el estudio, “una alerta implementada desde farmacia de AP para la detección de incompatibilidades medicamentosas y aquéllas cuya iniciación se desaconsejaba en mayores de 75 años”.

Datos comparativos
Según los datos, a los 3 y 18 meses, en el grupo intervención la polifarmacia se redujo un 9,6 por ciento frente al 4,5 por ciento conseguido en el grupo control. Además, se registraron mejores puntuaciones en las pruebas de rendimiento físico y mental en el grupo intervención. Romera también destaca que se consiguió una mayor mejoría en el número de caídas, fracturas y hospitalizaciones.

La experta adelanta que este piloto se hará extensible a una cohorte nueva en otro estudio llamado Carts, que implicará a más centros. “Si los resultados finales son los esperados nos dará fuerza para exigir un programa extensible a nivel comunitario”.

Fuente: Correo Farmacéutico – España

Publicado en Noticias

El ibuprofeno y otros medicamentos de la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) se encuentran entre los medicamentos más consumidos en España. Según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, los españoles toman unas 37,89 dosis diarias de estos fármacos por cada mil habitantes, de las que más de un tercio son el ya mencionado fármaco, que se utiliza habitualmente para aliviar los más diversos tipos de dolores.

Sin embargo, siguen surgiendo efectos secundarios nuevos para estos productos, que poco a poco se van a añadiendo a la ficha técnica. Este es el caso del propio ibuprofeno, fármaco que en particular tiene más de 40 años de historia, cuyo prospecto va a incluir dos nuevas advertencias.

Así lo ha indicado la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitario (Aemps), que ha avisado de que el ibuprofeno puede producir eosinofilia y síntomas sistémicos, también conocido como síndrome Dress. Además, se ha identificado como efecto adverso la acidosis metabólica en casos de intoxicación grave o sobredosis.

Efectos conocidos 

Para Francisco Zaragozá, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá de Henares estos efectos “están más vistos que el tebeo” y son “hechos sabidos” y “la posibilidad de que ocurran es mínima”.

De hecho, el también vocal de Formación e Investigación en el Consejo General de Farmacéuticos avisa de que “estos problemas surgen por el abuso del medicamento, no por su uso indicado o habitual”. Y recuerda que ibuprofeno tiene “un balance beneficio-riesgo muy positivo. Además, es el segundo AINE con menos efectos secundarios que hay. Con sentido común, medicamentos como este no causan problemas”.

Estudios 

Sin embargo, durante el último año se han publicado varios estudios y análisis que avisan, precisamente, de nuevos efectos adversos relacionados con ibuprofeno, aunque provocados por su sobreuso.

Uno de los más destacados es un estudio danés (basado en 29.000 pacientes que sufrieron un paro cardiaco en Dinamarca entre 2001 y 2010) que indica que el abuso del citado fármaco aumenta en un 33 por ciento el riesgo de infarto, con consecuencias que surgen desde la primera semana.

Pero también suceden daños totalmente inesperados, como un mayor riesgo de sufrir pérdidas de audición, circunstancia que surge en mujeres que tomaron ibuprofeno dos o más veces a la semana durante un mínimo de seis años.

Fuente: Redacción Médica (España)

Publicado en Noticias

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado español creará, a iniciativa del Grupo Popular, una ponencia de estudio sobre el desarrollo de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales desde el Sistema Nacional de Salud (SNS).

La ponencia ha sido impulsada a través de una moción que se ha debatido este martes en el seno de dicha Comisión y cuenta con el apoyo de todos los grupos de la oposición en la Cámara Alta, por la “enorme importancia” que puede jugar el farmacéutico de cara al progresivo envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas.

“El farmacéutico, por su preparación y competencias profesionales, y la farmacia comunitaria, por su cercanía y accesibilidad a los pacientes, representan dos pilares fundamentales sobre los que construir cualquier estrategia de cronicidad”, destacan los ‘populares’ en su propuesta.
Estos servicios profesionales engloban aquellas actividades prestadas desde la farmacia relacionadas con la prevención de enfermedad y la mejora de la salud de la población, mediante un papel activo del farmacéutico en la optimización del proceso de uso y los resultados de los tratamientos.

Entre otros, según ha detallado el senador ‘popular’ Francisco José Fernández en la defensa de la iniciativa, estarían el control de la adherencia terapéutica, la revisión de botiquines, el seguimiento farmacoterapéutico, la realización de medidas antropométricas, determinación de parámetros clínicos, educación sanitaria o asesoramiento nutricional.

Y para alinearse con los objetivos generales del sistema sanitario, deben tener entidad propia y contar con unos procedimientos y sistemas de documentación que permitan su evaluación y retribución, para “garantizar su universalidad, continuidad y universalidad”.

Información de medicamentos prescritos

En la ponencia se estudiará el impulso de estos servicios profesionales y el acceso a la información relativa a los medicamentos que el paciente está utilizando, “tanto prescritos en el sistema público como privado, con o sin receta, especialmente en pacientes crónicos y polimedicados”.

Sobre todo, según ha recordado, porque estos servicios permiten “contemplar ahorros” para el SNS y contribuir a su sostenibilidad, ya que ayuda a reducir los problemas de salud no controlados y las urgencias. De hecho, Fernández ha reconocido que también podría contemplar la remuneración de estos servicios mediante acuerdos entre colegios profesionales y las comunidades autónomas.

Durante el debate de la moción el PP rechazó una enmienda del Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea para que en la ponencia también se analizara el impacto que ha tenido el nuevo sistema de copago farmacéutico, que introdujo el Gobierno mediante la reforma sanitaria de 2012, en la falta de adherencia al tratamiento.

Para ver la ponencia que se hizo en el Senado: http://bit.ly/2zDXc5w

Fuente: Redacción Médica – España

Publicado en Noticias
Página 1 de 2