Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: donación

Veintiséis de un total de 29 pacientes bonaerenses con coronavirus evolucionan favorablemente gracias al plasma de otras personas que se recuperaron de la infección y que donaron ese componente de la sangre, rico en anticuerpos contra el virus pandémico.

Desde el ministerio de Salud bonaerense insisten en que quienes se recuperaron se comuniquen con la línea gratuita para donar sangre. Se calcula que por cada donación es posible salvar la vida de hasta cuatro personas con COVID-19.

Los casos constituyen un motivo de optimismo para las autoridades sanitarias de la Provincia de Buenos Aires quienes, a partir de la evidencia, insisten especialmente en la necesidad de que quienes superaron la enfermedad donen sangre para obtener plasma, el hemocomponente que podría convertirse en la primera “cura” para la infección que acecha al mundo.

En las últimas semanas, en la Provincia, se corroboró la recuperación completa en dos hombres adultos y notables mejorías en el estado de salud de una niña y de un bebé que aún permanecen internados. De estos cuatro casos, dos son varones de 43 y 40 años de edad que estuvieron internados en la terapia intensiva del hospital de Trauma Federico Abete de Malvinas Argentinas y ya fueron dados de alta. En tanto, los dos pacientes pediátricos tratados con resultados favorables son una niña de 12 años y un bebé recién nacido, ambos internados en el hospital provincial Sor María Ludovica de La Plata.

El director provincial de Hospitales, Juan Riera, detalló que “todos los casos forman parte del Protocolo Provincial de Investigación sobre Plasma de Convalenciente de COVID-19”, dirigido a pacientes COVID-19 positivos de moderados a graves.

“Hasta ahora se aplicó en 29 casos, de los cuales 26 mejoraron notablemente, 8 incluso fueron dados de alta y tres fallecieron. Se presume que las personas que murieron, quienes tenían otras enfermedades de base, ya estaban en una fase muy avanzada de la infección”, explicó Lorena Regairaz, inmunóloga y asesora técnica del Protocolo Provincial. Y aclaró que el plasma no reduce el daño que el virus ya provocó en el organismo “pero sí frena la viremia, es decir, la replicación del virus”.

El plasma se obtiene  a partir de una donación de sangre de un paciente recuperado de coronavirus. La extracción y procesamiento está a cargo del Instituto Provincial de Hemoterapia, con sede en La Plata.  A la sangre se le realiza un procedimiento llamado “aféresis”, que separa el plasma del resto de los componentes de la sangre.  Allí mismo se prepara la unidad requerida y se la envía a los hospitales bonaerenses que lo necesitan.

“Para ser aplicado, el paciente con coronavirus o su familiar más cercano debe firmar un consentimiento informado donde se le explica que es parte de un protocolo, y se les dan precisiones del alcance de esta terapia que aún es novedosa y se está investigando pero que, afortunadamente, comienza a mostrar resultados auspiciosos”, comenta Riera.

Para la donación de sangre, los pacientes de la provincia de Buenos Aires que se hayan recuperado deben comunicarse a la línea gratuita del Cucaiba: 0800-222-0101. Las personas de La Plata pueden dirigirse al Instituto Provincial de Hemoterapia (calle 15 esquina 66) y aquellas que vivan en otros municipios pueden llamar a esa línea para solicitar que personal de ese Centro, dependiente del ministerio de Salud bonaerense, realice el traslado necesario para concretar la donación que es un procedimiento breve, indoloro y cien por ciento seguro.

Publicado en Noticias

Mientras el sistema de salud argentino sigue armándose en plena pandemia por coronavirus, llegó tecnología extranjera para agilizar la atención médica y los diagnósticos. Son 50 equipos portátiles de ultrasonido, que arribaron este viernes desde los Estados Unidos, tras las donaciones de empresas nacionales y el esfuerzo coordinado de instancias públicas y privadas.

Los dispositivos de ultrasonido Butterfly iQ sirven para escanear y registrar imágenes de todo el cuerpo. Funcionan conectados cada uno a un celular y, como son portátiles, permiten que los profesionales examinen al paciente antes de que este ingrese al centro de salud, lo que evita contagios y demoras.

Por eso es que, en tiempos de pandemia de Covid-19, están siendo muy usados en los Estados Unidos y Europa para determinar en pocos minutos la condición de la persona infectada y decidir si se interna, si va a terapia intensiva y si debe usar respirador.

Unitec Blue, una empresa de Corporación América dedicada a la tecnología, coordinó la donación junto con el Ministerio de Salud de la Nación, Telecom Argentina y Samsung Argentina, la estadounidense Butterfly iQ, la Facultad de Medicina de la UBA, el infectólogo Daniel Stamboulian, el médico clínico Aldo Barsanti y el médico especialista en diagnóstico por imágenes Jorge Carrascosa.

Los dispositivos habían sido presentados por primera vez hace un mes al titular del Ministerio de Salud, Ginés González García, y también ante el decanato de la Facultad de Medicina y el Hospital de Clínicas. Será esa cartera la que distribuya los aparatos y sus respectivos celulares, y supervise su funcionamiento.

Esta semana un equipo multidisciplinario estará abocado a adaptar protocolos para que los dispositivos estén disponibles en los próximos días en los centros de salud

Unitec Blue donó los 50 dispositivos de ultrasonido móvil que fabrica Butterfly iQ, mientras que Telecom Argentina y Samsung Argentina donaron los 50 celulares y su correspondiente pack de datos, necesarios para que los Butterfly iQ tengan portabilidad y conectividad.

Publicado en Noticias
Entre sus muchas ocupaciones sociales, el astro futbolístico argentino Lionel Messi es embajador de la campaña “Stop the walt”, que se lanzó el año pasado en Egipto y busca mejorar el acceso a los nuevos medicamentos contra la hepatitis C. A través de su fundación, se financian estos tratamientos, que por temas de patentes cuestan hasta mil dólares la pastilla, que tienen una alta tasa de curación. Esta semana, se confirmó que llegarán al país mil nuevos tratamientos, destinados a pacientes de Santa Fe y otras provincias. Los fármacos estarán destinados a pacientes que ya estén diagnosticados con la enfermedad y que no cuenten con obra social. Si bien no se especificó, una buena cantidad del total está en Rosario. Por ello, desde la agrupación Hepatitis Rosario celebraron la llegada de esos tratamientos y llaman a aquellos pacientes a acercarse al médico que les diagnosticó la enfermedad o al Hospital Centenario para comenzar los trámites de asignación de cada uno de ellos.

En este sentido, la coordinadora general de Hepatitis Rosario, Edith Michelotti, se mostró muy alegre por el gesto del mejor jugador de la historia: “Estamos re felices, es una maravilla lo que está pasando”. “Los tratamientos que donó Leo Messi son los nuevos y comenzaron a entrar al país a comienzos de 2016: no tienen efectos secundarios, duran entre tres y seis meses (dependiendo de la intensidad de la enfermedad) y entre el 98 y el 100 por ciento de los pacientes se cura”, detalló Michelotti. La coordinadora, obstetra jubilada, también comparó este tratamiento con el que se hacía antes y al que ella, curada de la enfermedad, debió someterse: “El anterior duraba un mes, pero dejaba efectos secundarios y sólo el 40 por ciento de los pacientes se curaba. De hecho, tuve que esperar a probar este nuevo tratamiento para curarme”.

Además, Michelotti aclaró que los tratamientos son para cualquier paciente que ya esté diagnosticado, que no tiene obra social y que no importa qué grado de intensidad de hepatitis C tenga en su organismo ya que “son para cualquier clase de fibrosis”. La coordinadora instó a la gente que padece la hepatitis C a acercarse a pedir el tratamiento: “Necesitamos decirle a quien esté intranquilo que se llegue a lo de su médico o que vayan al Hospital Centenario. Hay gente que está diagnosticada, que espera un milagro y que no se entera de esta donación. Por eso tenemos urgencia”.

Los tratamientos vencen en agosto de este año, por lo que Michelotti se refirió a la urgencia para asignar cada uno de ellos a los distintos pacientes. La donación llegó el año pasado, pero algunos trámites demoraron su implementación. Sin embargo, la médica afirmó que ya están “con los tratamientos a disposición de la gente” y no dudó en reiterar la felicidad por la donación: “Hay mucha gente con hepatitis C, pero con este tratamiento nos estamos curando todos. Es una verdadera maravilla. Por eso, la gente debe acercarse cuanto antes a su médico para empezarlo”.
 
 
Fuente: Mirada Profesional
Publicado en Noticias