Hoy en Revista Dosis

Se trata del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio I. Maiztegui” (INEVH), de Pergamino, que será uno de los centros del país donde se llevará a cabo la producción de la vacuna contra la Fiebre Amarilla.

 
 
La producción nacional se da a partir de un convenio con la brasileña Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) que transfirió al país gratuitamente la tecnología, en el contexto de déficit global de la vacuna para inmunizar contra la enfermedad reemergente en la región.

 

El nuevo Interventor del Instituto Maiztegui, Claudio Bonel manifestó que “la idea es hacer este proyecto visible a la comunidad, no solo a la pergaminense sino a la comunidad provincial y nacional. En este trabajo conjunto buscamos fortalecer la presencia de Argentina como productor de la vacuna de la fiebre amarilla y de otros productos que son necesarios para el sistema nacional de salud”.

Fuente:

InfoGEI /COFA
Publicado en Noticias

Ya no existe, en los hechos, territorio brasileño libre de la circulación de fiebre amarilla. Según el último informe del Ministerio de Salud de ese país, de los 26 estados provinciales, hay cuatro de ellos que tienen casos confirmados de la dolencia y otros 21 tienen enfermos con síntomas aun bajo investigación. Lejos de lo que se podría pensar, el sur del país fue alcanzado por el virus: así lo demuestran las cifras de la dolencia en Paraná, Santa Catarina y Río Grande del Sur. Precisamente, es a partir de estos datos que el gobierno brasileño decidió, el 20 de marzo último, declarar “todo el territorio brasileño como área de recomendación de vacuna contra la fiebre amarilla”.

Las únicas regiones que por el momento parecen a salvo de la contaminación con el virus están en el norte y el nordeste: Amapá, Roraima, Maranhao, Ceará y Río Grande del Norte. Estas dos últimas provincias brasileñas poseen playas que suelen ser visitadas por turistas extranjeros y argentinos: las próximas a Natal y las de Fortaleza.

En Pernambuco, donde se encuentra por ejemplo Porto de Galinhas, hay un único caso en estudio. En Maceió, la capital de Alagoas, hubo tan solo un paciente confirmado. Pero en el territorio catarinense, donde se encuentra Florianópolis, hay 11 enfermos informados.

Brasilia, Río de Janeiro, San Pablo y Minas Gerais, son las regiones más afectadas, al punto que registran altos números de muertes: 41 en el estado paulista, 12 en el área fluminense y 44 en el estado mineiro.

En total, según el Ministerio de Salud brasileño, entre el 1º de julio de 2017 y el 13 de marzo último se confirmaron 920 casos en todo el país; de ellos, 300 fueron mortales. Y hay, en la actualidad, 769 personas sospechadas de haber contraído la fiebre amarilla.

Esa cartera informó, la semana pasada, que por primera vez desde 1942 “el virus de la fiebre amarilla circula en las regiones metropolitanas con mayor contingente poblacional”. Subraya que eso deriva en un alto número de habitantes, 32 millones, sometidos al riesgo de contraer la dolencia. En el período anterior (julio 2016-junio 2017) el brote alcanzó a 8,9 millones de brasileños.

Es cierto que a partir de ahora comienza la disminución de la incidencia del virus. Y esto tiene que ver, obviamente, con la aproximación del invierno, menos propicio para la proliferación del Aedes aegypti, el mosquito que transmite la enfermedad a los seres humanos.

De acuerdo con fuentes ministeriales, la decisión de alcanzar con la vacuna a todo Brasil se basó en sugerencias de la Organización Mundial de la Salud, que aconsejaban generalizar la prevención con la vacuna. “La medida es preventiva y tiene como objetivo anticipar la protección de toda la población para el caso en que aumente el área de circulación del virus”, lo que de hecho ya ocurrió. Fue lo que sostuvo el ministro Ricardo Barros.

Esa estrategia de universalizar la vacunación se había adoptado hasta ahora en los tres estados provinciales más afectados: San Pablo, Minas Gerais y Río. A partir de junio, empezará la inmunización masiva en Santa Catarina, Río Grande del Sur y Paraná.

Fuente: Clarin

Publicado en Noticias

Una mujer de 45 años que viajó a principio de febrero a Brasil se convirtió en el segundo caso importado de fiebre amarilla en el país. Así lo confirmo el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, que remarcó que la víctima no se aplicó la vacuna antes del viaje, como recomiendan las autoridades nacionales. Como el caso anterior detectado en el país, a la vuelta de su viaje la mujer se realizó el estudio correspondiente y se llevaron adelante acciones de investigación y control a través del sistema de vigilancia epidemiológica. En Brasil, son más de 230 los muertos por el brote. 

El nuevo caso de fiebre amarilla puso en alerta a las autoridades. Luego de confirmar el diagnóstico, se realizaron tareas preventivas, el tiempo que la mujer fue dada de alta. "En la Argentina hasta el momento no se ha detectado transmisión de virus de fiebre amarilla en zonas selváticas ni urbanas", sostuvo Eduardo López, especialista en Infectología pediátrica de la Facultad de Medicina de la UBA y del Hospital de Niños Ricardo Guitérrez. Para el especialista, el brote de fiebre amarilla en Brasil está pasando por el ciclo intermedio. Generalmente, empieza en zona selvática y tarda en llegar a transmitirse en grandes ciudades. "Ahora los casos de Brasil se están dando más en zonas forestadas, con residencias turísticas o cabañas", afirmó en diálogo con el portal Infobae. 

"Obviamente que si la gente viaja a las zonas de riesgo y no se vacuna, puede haber un aumento de casos que sean importados. Lo que hay que hacer es continuar promoviendo la vacunación. El problema es que Brasil no pide el certificado de fiebre amarilla para el ingreso, la gente obvia vacunarse porque no pide el certificado, no son conscientes", alertó la médica infectóloga Hebe Vázquez (MN58353), coordinadora médica de Vacunas en el Adulto de Helios Salud acerca de la principal razón por la que los argentinos siguen evadiendo la vacuna contra la fiebre amarilla. "Lo que necesitamos difundir es que hay que tener en consideración la recomendación de vacunación para las zonas que están definidas. Se complementa a su vez con la prevención de picaduras de mosquitos, pero no es suficiente cuando uno ingresa en los lugares que son de riesgo", aclaró por su parte la jefa del servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan, Rosa Bologna. 

Un total de 237 personas fallecieron en Brasil debido al brote de fiebre amarilla entre el 1 de julio de 2017 y el 28 de febrero de este año, informó el Ministerio de Salud de ese país. "Fueron confirmados 723 casos de fiebre amarilla en el país, de los cuales 237 derivaron en fallecimiento; en total se notificaron 2.867 casos sospechosos, de los cuales 1.359 fueron descartados y 758 permanecen bajo investigación", detalló el ministerio en un comunicado. En el mismo periodo del año pasado hubo 576 casos confirmados y 184 muertes, pero aunque en la actualidad la cifra es más alta el ministerio destaca que la incidencia es baja teniendo en cuenta que en esta ocasión el virus circula en regiones metropolitanas con 32,3 millones de personas, cuando el año pasado la población de riesgo era de ocho millones de personas. 

Ante esta situación, el Ministerio de Salud nacional insistió con la recomendación de vacunarse a las personas que viajen a las zonas de riesgo de Brasil, es decir, los estados de San Pablo, Río de Janeiro y Bahía, a partir de los 9 meses de edad y hasta los 60 años que no tengan ninguna contraindicación. Además de vacunarse, según el Ministerio de Salud de la Nación, todos los viajeros deben adoptar medidas de prevención de picaduras de mosquitos (repelentes, ropa de mangas largas, colores claros y uniformes, mosquiteros y aire acondicionado en el lugar de hospedaje) y consultar rápidamente al médico ante la aparición de: fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular, náuseas o vómitos. Incluso se puede consultar gratis por teléfono al número 0800-222-1002 (Opción 1).

Publicado en Noticias
Miércoles, 21 Febrero 2018 16:58

¿Dónde vacunarse contra la fiebre amarilla?

"La vacuna contra la fiebre amarilla debe aplicarse como mínimo 10 días antes del viaje y en los casos en que se visiten los estados de Brasil en los que circula el virus", informó la jefa del servicio de Infectología del Garrahan, Rosa Bologna.

¿DÓNDE VACUNARSE?

Hospital de Infecciosas F. Muñiz Uspallata 2272
Martes y viernes de 9 a 13 hs, con cupos limitados.
Dirección de Sanidad de Fronteras
Av. Pedro de Mendoza S/N y Blanes (debajo de la autopista frente al Colonia Express).
De lunes a viernes de 10 a 15 hs.
 
Durante los meses de enero y febrero se agregan los siguientes lugares:
Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Álvarez Aranguren 2701
Lunes y jueves de 7.30 a 14.00hs, con cupos limitados.
Hospital Pirovano – Monroe 3555
Martes y jueves de 9.00 a 14.00 hs, con cupos limitados.
Hospital Vélez Sarsfield - Calderón de la Barca 1550
Martes y Viernes de 8.30 a 12.30 hs, con cupos limitados.
Cesac N°33 – Av. Córdoba 5741
Lunes, miércoles y jueves de 10.00 a 14.00 hs, con cupos limitados.
Hospital General de Agudos Dr. Carlos G. Durand – Av. Díaz Vélez 5044
Miércoles y Viernes de 13.00 a 16.00 hs, con cupos limitados.
Hospital General de Agudos Dr. Juan A. Fernández – Cerviño 3356
Lunes a Viernes de 8.00 a 16.00 hs, con cupos limitados.
Unidad Sanitaria Móvil - Calle 13 y 7 (frente al Correo viejo) Barrio 31
Lunes a Viernes de 9.00 a 14.00 hs, con cupos limitados.
Hospital General de Agudos Dr. Cosme Argerich - Almirante Brown 240
Martes a Viernes de 8.00 a 12.00 hs, con cupos limitados.
Hospital General de Agudos Francisco Santojanni - Pilar 950
Sábados y Domingos de 10.00 a 16.00 hs, con cupos limitados.
Hospital Cecilia Grierson – Av. Cruz 4402
Martes y Jueves de 9.00 a 16.00 hs, con cupos limitados.
CeSac Nº 11 -  Agüero 940
Jueves de 9.00 a 13.00 hs, con cupos limitados.
CeSac Nº 16 – Osvaldo Cruz 2045
Lunes y viernes de 10.00 a 14.00 hs, con cupos limitados.
CeSac Nº 26 – Gurruchaga 1939
Lunes y viernes de 9.00 a 13.00 hs, con cupos limitados.

Publicado en Noticias

En medio de la alta demanda de los argentinos por aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla, las farmacias se quedaron sin dosis a principio de año, y por el momento no tienen en el futuro inmediato recibir nuevas partidas. En diciembre de 2017 fue la última vez que el sector minorista recibió el producto, que se vende poco más de 750 pesos. Ante el brote que sufre Brasil, y la recomendación de que las personas que viajen a cuatro estados –entre ellos la turística Río de Janeiro –se inmunicen, miles de turistas locales se lanzaron a las dependencias del sistema sanitaria para recibir la vacuna de manera gratuita, Pasado el furor, la demanda igual sigue alta. El laboratorio productor del fármaco informó que recién a fin de mes volverá a vender dosis a los mostradores, para fortalecer la oferta en todo el país. Farmacéuticos aseguran que hay algunas dosis disponibles en el sector porque “fueron vendidas el año pasado”. 

En enero, las farmacias se quedaron sin dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla, ante la alta demanda de personas que viajan este verano a Brasil, que sufre un brote de la enfermedad. “Las dosis hoy no están en el mercado local, salvo en las farmacias que tengan un stock que haya quedado del año anterior. El laboratorio que fabrica el producto indicó que hacia mediados del mes de febrero va a volver a ser normal la provisión al sector privado”, sostuvo Alicia Caravallo, del Colegio de Farmacéuticos de Santa Fe. Además, recordó que las farmacias nucleadas en el Colegio han obtenido a través de la entidad los carnets oficiales, para poder darle la certificación correspondiente a las personas que elijan vacunarse de forma privada y necesiten la constancia. También precisó que es una vacuna que se coloca una sola vez en la vida. Conservando el comprobante, no es necesario volver a recibirla. 

La demanda se disparó en la región por el brote de la enfermedad en Brasil, que afecta a cuatro Estados, entre ellos Río de Janeiro y San Pablo. Ante la demanda, las autoridades continentales siguen la evolución de la crisis. Sylvain Aldighieri, director adjunto del Programa de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), aseguró en una entrevista con el diario Perfil que no existe un faltante en la vacuna. “Yo creo que los proveedores tienen stock de vacunas para entregar a los países. Diría más que es un asunto de planificación de stock necesarios de los países, de acuerdo a su análisis de riesgo. Porque vamos a tener diferentes clases de países de acuerdo a la situación epidemiológica: países que no tiene riesgo de transmisión de la fiebre amarilla selvática, entonces van a necesitar un stock nacional para sus viajeros, y países que van a tener ambos desafíos: riesgo endémico de fiebre amarilla y necesidad de vacunar a sus viajeros”, explicó 

El brote de fiebre amarilla que afecta Brasil no da tregua. Desde julio de 2017 aumentaron de 53 a 81 los casos fatales, con 28 muertos sólo en la última semana, según los datos del último boletín epidemiológico difundido por el Ministerio de Salud de Brasil. Además, desde julio de 2017 hay 213 casos confirmados, 83 de ellos desde el 23 de enero. El epicentro del brote se sitúa en tres estados del sudeste: Sao Paulo, con 108 casos confirmados y 43 muertes; Minas Gerais con 77 casos y 30 óbitos; y Rio de Janeiro con 27 casos y 7 muertos. Otro fallecimiento se registró en el Distrito federal de Brasilia (centro-oeste), según el balance nacional. Ante esta situación, Brasil lanzó la campaña de vacunación contra fiebre amarilla -con dosis fraccionada- más grande del mundo.

 

Fuente: Mirada Profesional

Publicado en Noticias

El titular de Médicos del Mundo para América Latina y el Caribe, Gonzalo Basile, advirtió hoy que la epidemia de fiebre amarilla en Brasil “puede generar la reintroducción” de la enfermedad en la Argentina, donde también existe el mosquito transmisor.

"Planteamos que la alerta epidemiológica de Brasil, que viene desde diciembre de 2016 y ya tiene unos 820 casos confirmados y más de 280 muertes, es un escenario de riesgo para la región latinoamericana y puede reintroducir la enfermedad en Argentina", afirmó Basile a Télam.

Recordó que Brasil “tiene tres Estados demográficamente muy importantes con casos” y que “en los últimos años la circulación de turistas (entre ambos países) es más significativa”.

Publicado en Noticias

La Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a recomendar ayer que las personas que viajen a Brasil en los próximos días se vacunen contra la fiebre amarilla. Lo hizo luego de que se detectara un aumento de la transmisión selvática del virus cada vez más próxima a centros urbanos muy poblados, como el Gran San Pablo.

En nuestro país, el Ministerio de Salud de la Nación mantiene las recomendaciones vigentes desde el año pasado (ver infografía). La vacuna debe aplicarse por lo menos 10 días antes del viaje, en especial si el itinerario incluye visitar áreas naturales. Quienes ya la hayan recibido, no deberán volver a aplicársela. Una sola dosis de la vacuna aprobada por la OMS protege de por vida.

Publicado en Noticias