Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: neumonía

Con la llegada del invierno suelen aumentar las probabilidades de contraer ciertas enfermedades respiratorias causadas por virus o bacterias. Este año, a diferencia del 2019, se produjo una disminución de las enfermedades respiratorias en todas las provincias, a excepción de Río Negro, según lo notificado por el Ministerio de Salud de la Nación.

Mientras que las enfermedades causadas por el virus de influenza se redujeron un 52%, los casos de neumonía bajaron un 57%, registrándose 19.349 casos en todo el país, y los de bronquiolitis descendieron un 74%, con 18.283 casos confirmados hasta el 24 de mayo.

Según explica la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC, al igual que el COVID-19, la mayoría de estas enfermedades son virales y se transmiten de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales y a través de las gotitas aerotransportadas que generan al toser o estornudar aquellas personas infectadas por algún virus.

Pero, ¿Cómo se puede explicar este fenómeno? Dado que la forma de contagio de estas enfermedades típicas de invierno es similar a la del coronavirus, las medidas adoptadas para proteger a la sociedad de la pandemia, como lavarse las manos de manera constante, el distanciamiento social, el uso de barbijos, la disminución de la cantidad de personas en los medios de transporte o el cierre de colegios dan como resultado la disminución de otras patologías respiratorias, como la gripe, el resfrío, la neumonía y la bronquiolitis, explica la Dra. Valeria El Haj.

Además del uso de barbijo y el distanciamiento social para prevenir el COVID-19, la Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC, comparte las medidas más eficaces para protegerse a sí mismo y a los demás de las enfermedades respiratorias típicas de invierno:

  • Cumplir con el Calendario Nacional de Vacunación
  • Lavarse las manos con frecuencia y correctamente con agua y jabón o alcohol en gel
  • Cubrirse la boca y la nariz con el brazo al toser o estornudar para evitar la propagación de gérmenes
  • Evitar llevarse las manos a la nariz, los ojos o la boca luego de tocar otras superficies
  • Ventilar los ambientes de la casa al menos una vez al día
  • Limpiar y desinfectar frecuentemente todas las superficies, especialmente aquellas que se utilizan con frecuencia. Para desinfectar se recomienda utilizar alcohol al 70% o lavandina
  • Evitar el consumo de remedios sin receta, ya que puede ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando un diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico
  • En el caso de presentar síntomas leves de algunas de estas enfermedades típicas del invierno, evitar concurrir a la guardia y tener en cuenta el uso de la telemedicina en caso de necesitar una consulta médica.
Publicado en Noticias

Con espíritu docente, Gustavo Lopardo, consultor del Departamento de Infectología del Hospital Bernardo Houssay y profesor de Enfermedades Infecciosas de la UBA y el Cemic, muestra la imagen de una radiografía pulmonar. Hacia la derecha, interrumpiendo la mancha negra que dibujan las cavidades llenas de aire, se observa un área blanquecina.

 

"Esta mancha es la neumonía -dice el especialista, y deja pasar unos instantes-. Y este señor era mi padre hace veinte años. Él se recuperó, pero podría haber corrido peor suerte". Según las estimaciones, al año de padecer este cuadro, la mortalidad en adultos asciende a casi el 38%. "Entre los mayores de 65, a los 14 días, el 12% están muertos, y a los doce meses, casi uno de cada dos tiene el mismo desenlace", subraya, para dar a entender que la neumonía no es una enfermedad banal.

 

 "La cifra es preocupante porque se calcula que todos los años se registran en el país unos 150.000 casos en adultos".

 

Teniendo en cuenta que ,si bien existen antibióticos para tratarla, la letalidad no varió en los últimos 50 años, el país incorporó en 2017 un esquema secuencial de vacunación para adultos con factores de riesgo y mayores de 65 que se suma a la indicación para menores de dos años.

Sin embargo, las tasas de inmunización siguen siendo muy bajas. Para promoverla, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) lanzó por tercer año consecutivo su campaña "Evitemos la neumonía".

 

"Tenemos que lograr que la población se vacune -dice Carla Vizzotti, médica infectóloga y miembro de la Comisión de Vacunas de la SADI-. La transición de la inmunización infantil a la de toda la familia es un desafío enorme; entre otras cosas, porque mientras los pediatras están muy acostumbrados a controlar que se cumpla con el calendario nacional, los profesionales de adultos que no se dedican a la infectología suelen pasarlas por alto en la consulta médica".

 

Contrariamente a lo que suele suponerse, las enfermedades respiratorias representan una importante carga para la salud pública, especialmente en países de bajos ingresos, donde son la primera causa de muerte. Entre ellas está la neumonía, que suele ensañarse con personas que padecen comorbilidades y produce un gran quebranto del estado general, lo que explicaría las tasas de mortalidad posteriores al evento mismo.

En un estudio que hicimos en General Roca, provincia de Río Negro, entre 2012 y 2017 (y paralelamente en dos ciudades de países vecinos: Concepción, en Paraguay, y Rivera, en Uruguay, y que fue publicado en el British Medical Journal), mostró que dos de cada tres pacientes con neumonía debieron ser hospitalizado, una cifra altísima -explica Lopardo-. Entre otros datos, el trabajo mostró que cada 1000 personas 35 de los mayores de 65 padecen neumonía todos los años".

 

Sus síntomas más habituales son tos, fiebre, escalofríos, dificultad para respirar y frecuencia cardíaca aumentada. Aunque puede ser causada por virus u hongos, el agente más frecuente es una bacteria, el neumococo, que también afecta a la población infantil.

 

Protección invisible

Afortunadamente, hoy se cuenta con dos vacunas para prevenirla: la vacuna conjugada de 13 serotipos (VCN13) y la polisacárida de 23 serotipos (VPN23). Desde 2012, el país incorporó la primera en el calendario nacional gratuito y obligatorio para todos los menores de dos años. Y desde 2017 se sumó a esta estrategia la vacunación con ambas vacunas, separadas por un año, para personas con enfermedades respiratorias o cardíacas crónicas, diabetes, insuficiencia renal, adictos al tabaco, inmunocomprometidos y mayores de 65.

 

Estos últimos pueden concurrir a un vacunatorio, hospital o centro público de salud y solicitar la aplicación gratuita sin necesidad de receta médica, subrayaron los especialistas. Si se recibe después de los 65, este esquema se da una sola vez en la vida. Si alguien no se acuerda si se la aplicó, es conveniente dársela.

Entre los factores que impiden ampliar la vacunación, Vizzotti incluye la poca percepción que existe de los riesgos que presenta la enfermedad, el desconocimiento de que hay una vacuna para prevenirla y, en último lugar, los mitos, rumores e información incorrecta que circulan. "En la Argentina, el 90% confía en la vacunación -dice Vizzotti-, de modo que muchos de ellos no se vacunan porque tienen problemas de acceso. Para promover esta conducta, la nueva ley 27.491 de control de enfermedades prevenibles por vacunación, sancionada en diciembre pasado, dispone que se requiera el carnet cuando se hagan trámites en el ingreso a la escuela, a la universidad, en el examen prelaboral y en los controles periódicos, para tramitar el DNI, la licencia de conducir, el pasaporte, además de las asignaciones familiares. El solo hecho de que se recomiende ayudará a aumentar las coberturas. También dispone que se justifique la inasistencia laboral".

Además de la vacuna contra el neumococo, los especialistas insisten en la importancia de que los grupos de riesgo reciban la vacuna antigripal todos los años. "Este virus es una causa relevante de neumonía -explica la infectóloga-. La antigripal puede aplicarse simultáneamente con la antineumocócica y está recomendada para todos los mayores de 65 años, embarazadas en cualquier trimestre de la gestación, personal de salud, puérperas hasta diez días luego del parto si no recibieron la vacuna durante el embarazo (sin orden médica), y para las personas entre 2 y 64 años que presenten factores de riesgo (incluyendo personas con obesidad) con prescripción médica".

 

Fuente: Nación salud

Publicado en Noticias
  • La vacunación secuencial contra el neumococo tiene como propósito reducir la incidencia, complicaciones, secuelas y mortalidad por neumonía y enfermedad neumocócica invasiva en Argentina. Consiste en la aplicación de 2 vacunas distintas, la vacuna conjugada contra neumococo 13 valente (VCN13) y luego la vacuna contra neumococo polisacárida 23 valente (VP23N) con un intervalo de 12 meses para la mayoría de las personas.

  • El neumococo es una bacteria responsable de aproximadamente 1,6 millones de muertes cada año en el mundo, y el riesgo existe a lo largo de todo el año, no sólo en los períodos invernales. Neumonía, meningitis y la infección en la sangre (“bacteremia”) son las principales complicaciones. 

  • Vacunarse es la forma más efectiva de prevenir la enfermedad neumocócica.; el Ministerio de Salud de la Nación recomienda que reciban este esquema de 2 vacunas distintas (“Esquema secuencial) TODOS los mayores de 65 años y todos aquellos individuos entre 5 y 64 años con factores de riesgo (personas con asma grave, enfermedades neurológicas, enfermedades pulmonares, fumadores, diabéticos, enfermedad cardíaca crónica, problemas renales, enfermedades del hígado, sistema inmunitario o defensas debilitado, personas con obesidad mórbida, entre otros). Es importante por lo tanto que quienes el año pasado recibieron la vacuna 13 valente reciban ahora la vacuna contra neumococo polisacárida 23 valente para estar efectivamente protegidos.

  • Las vacunas mencionadas se encuentran disponibles en todos los vacunatorios, centros de salud, puestos sanitarios y hospitales del país. Es importante concurrir con la libreta sanitaria o carnet de vacunas para dejar constancia escrita de las vacunas recibidas. Los mayores de 65 años NO requieren orden médica para vacunarse. Las personas entre 5 y 64 años con indicación de vacuna contra neumococo, deben presentar orden médica detallando en la misma el grupo de riesgo al cual pertenece.

 

Para conocer los lineamientos completos ingrese a: http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000000947cnt-Lineamientos_neumo_adultos_WEB.pdf

Publicado en Noticias

Médicos del Hospital Clínic de Barcelona han descubierto que una nueva combinación de antibióticos permite tratar el 60% de las neumonías hospitalarias con una eficacia similar al antibiótico estándar, pero superando los problemas de multirresistencia de las bacterias patógenas que causan este tipo de neumonías.
Según la investigación, que publica la revista “The Lancet Infectious Diseases”, el nuevo antibiótico está formado por ceftazimida y avibactam y es eficaz para tratar las neumonías intrahospitalarias, entre las que se encuentra la neumonía asociada a la ventilación mecánica.

Según el jefe de la Unidad de Vigilancia Intensiva Respiratoria (UVIR) del Clínic, Antoni Torres, que ha dirigido el estudio, el nuevo antibiótico tiene una eficacia similar a los más utilizados actualmente para tratar la infección, los carbapenemos, pero con la ventaja de superar problemas derivados de su administración, como la resistencia de ciertas bacterias.

La neumonía intrahospitalaria es la segunda infección nosocomial más común y la causa principal de muerte por este tipo de infecciones en pacientes críticos.

Su incidencia se encuentra entre 5 y 20 casos por cada 1.000 admisiones hospitalarias, con las tasas más altas en pacientes inmunodeprimidos, quirúrgicos o ancianos.

Aunque existe tratamiento para esta infección, que tiene una mortalidad asociada del 10%, cada vez hay más bacterias resistentes a los antibióticos tradicionales.

Además, los médicos ya han constatado que diversas bacterias Gram negativo, un subtipo de bacteria causante del 60% de las neumonías nosocomiales, son resistentes a los carbapenemos.

Para hacer el estudio, los investigadores llevaron a cabo un ensayo clínico para demostrar la equivalencia del nuevo antibiótico, la ceftazimida-avibactam, con el tratamiento estándar con carbapenem.

En el ensayo clínico, cuyo investigador principal fue Torres, participaron 879 pacientes de 136 centros de 23 países.

Según Torres, los resultados obtenidos demuestran que esta combinación de antibióticos es tan efectiva como el carbapenem y permite resolver los problemas de multirresistencia en varias bacterias patógenas causantes de las neumonías nosocomiales.

“En conjunto, este estudio abre la puerta a utilizar una nueva combinación de antibióticos para tratar neumonías intrahospitalarias, como la asociada a la ventilación mecánica, y permite reservar carbapenem para no crear multirresistencia”, ha concluido Antoni Torres, que es también catedrático de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Barcelona y coordinador del programa de Neumonía del CIBERES.

“La importancia del trabajo radica en que la ceftazimida-avibactam es el primer antibiótico nuevo que resuelve de forma eficaz estos problemas”, ha concluido Torres, que también es el responsable del equipo Investigación aplicada en enfermedades respiratorias infecciosas, enfermo crítico y cáncer de pulmón del IDIBAPS.

Muchos médicos y científicos están reclamando que se investigue más para sacar al mercado nuevos antibióticos ante la evidencia que muchas bacterias se están haciendo resistentes a los medicamentos que llevan años utilizándose.

Fuente: El Economista – España

Publicado en Noticias