Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: nueva droga

Martes, 03 Diciembre 2019 11:01

Nuevo tratamiento para cáncer de mama metastásico

El innovador tratamiento para el cáncer de mama metastásico de Eli Lilly fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en marzo de este año y ya se encuentra dentro de las opciones terapéuticas para el cáncer de mama metastásico con receptores hormonales positivos (RH+) y receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano negativo (HER2).

 

“Sin duda, esta es una excelente noticia para las personas que han sido diagnosticadas con cáncer de mama metastásico, ya que tendrá un nueva alternativa terapéutica que les ayudará a vivir más y con mejor calidad”, manifestó Chien Lee, Gerente General de Eli Lilly para Cono Sur.

 

Un nuevo horizonte

 

Tras la revolución que representaron en su momento las terapias hormonales dirigidas para el tratamiento del cáncer de mama con receptores hormonales positivos, y luego de casi dos décadas sin grandes avances, hace apenas unos años apareció una nueva familia de drogas basadas en la inhibición de dos enzimas la CDK4 y CDK6 que intervienen en el crecimiento de las células tumorales.

 

La introducción de los inhibidores de CDK4 y CDK6, como lo es la nueva molécula de Lilly, reflejan un cambio en el abordaje del cáncer de mama avanzado. “Los estudios clínicos llevados a cabo demuestran que este nuevo tratamiento, ayuda a reducir significativamente el tamaño del tumor, y mejora tanto la Sobrevida Libre de Progresión como la Sobrevida Global de la persona diagnosticada con este tipo de patología”, destacó la doctora Melisa Fischman, Médica Oncóloga y asesora médica en oncología para Eli Lilly Argentina.

 

La búsqueda de opciones para enfrentar al cáncer de mama metastásico ha recorrido distintos caminos con el objetivo de otorgar al paciente una mayor sobrevida sin dejar a un lado tener una mejor calidad de vida. De esta manera, el trabajo de investigación de Lilly permitió desarrollar un tratamiento que otorgara al paciente con cáncer de mama metastásico ambas condiciones.

 

El nuevo tratamiento de Lilly de administración oral, inhibe el crecimiento del tumor, con un perfil de toxicidad diferente a otras drogas con similar mecanismo de acción. Esto también permitirá retrasar el uso de recursos hospitalarios o clínicos, como lo es la quimioterapia, cuyos efectos adversos son mayores”, subrayó la especialista.

El desarrollo de este nuevo medicamento, también muestra una evidencia significativa y sustancial en pacientes con metástasis, incluso viscerales, que ya han recibido tratamiento hormonal con anterioridad cuyo beneficio clínico se refleja en la Sobrevida Global es decir el tiempo de vida de la persona

 

En conclusión, el nuevo medicamento de Lilly es inhibidor de CDK4 y CDK6 que se administra de forma oral y de manera continua, inhibiendo de manera sostenida la proliferación tumoral, y al mismo tiempo es 14 veces más selectivo al actuar sobre el subtipo CDK43, enzima que es la que interviene de manera principal en la patogénesis del cáncer de mama. El nuevo tratamiento ayuda al retraso de uso de quimioterapia, otorgando una sobrevida libre de progresión significativa y sustancial en primera y segunda línea en distintos subgrupos de pacientes, incluso en aquellos de pobre pronóstico.

 

Es importante aclarar que todo tratamiento oncológico debe ser prescripto por el médico tratante quien es el que mejor conoce la situación de cada paciente y las opciones de tratamiento adecuadas para cada contexto.

Publicado en Noticias

Científicos del Conicet, en colaboración con investigadores de Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido, hallaron una droga que podría usarse para el tratamiento de pacientes de un tipo específico de cáncer de ovario y mama hereditario, identificados como BRCA1, el gen que falla en este tipo de tumores. Los resultados fueron publicados en la revista científica Clinical Cancer Reseach, según informó diario Unidiversidad.

 
El equipo liderado por Gastón Soria, investigador adjunto del Conicet en el Centro de Investigación en Bioquímica Clínica e Inmunología, se propuso identificar algún “blanco terapéutico” para la deficiencia en los genes BRCA1 o BRCA2; es decir, encontrar la proteína sobre la cual pueda ejercer su acción un fármaco para el tratamiento de estos tumores.

Con ese objetivo, realizaron un análisis de centenares de drogas que pueden usarse en nuevas terapias contra los cánceres de mama y ovario, utilizando un método de screening –un análisis de alto rendimiento de drogas– que fue desarrollado por investigadores del Conicet en la Universidad de Córdoba (UNC) y que en 2018 ganó el premio UNC Innova a la investigación aplicada.

La proteína que identificaron en esta investigación es la PLK1, y podría ser un blanco terapéutico para el tratamiento de este tipo de cánceres hereditarios 

“En la jerga científica se le llama letalidad sintética, una toxicidad selectiva contra una vulnerabilidad que tiene la célula tumoral y que no tiene la célula normal. De hecho, es el nombre de nuestro laboratorio –letalidad sintética en cáncer– y es nuestro principal objetivo encontrar drogas nuevas que ataquen de manera selectiva a células tumorales mediante este mecanismo”, detalló.
Publicado en Noticias