Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: vacuna COVID19

El presidente Alberto Fernández haría el anuncio hoy a las 18 hs. El ministro de Salud, Ginés González García adelantó que dará una noticia “muy importante” .

Según fuentes oficiales, el gobierno se prepara para anunciarlo esta tarde y según trascendió, se trata de la vacuna que produce la Universidad de Óxford, que fue probada en más de 1.000 voluntarios.

Fue desarrollada por científicos y científicas de la universidad inglesa en colaboración con la farmacéutica británica AstraZeneca. A medidos de julio, el ministro de Salud se había reunido con representantes de la farmaceútica, que le informaron sobre los avances de la potencial vacuna AZD1222, basada en un vector de adenovirus recombinante que desarrolla junto con el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford y el Grupo de Vacunas de Oxford.

Los resultados del estudio de Fase I/II con 1.077 voluntarios adultos sanos entre los 18 y 55 años, publicados en la revista científica The Lancet, confirmaron que una dosis generó un aumento en los anticuerpos contra la proteína espiga del virus SARS-CoV-2 en el 95 por ciento de los participantes un mes después de la inyección. Los voluntarios desarrollaron defensas y no presentaron efectos adversos.

Ayer, Rusia confirmó que fue registrada la vacuna contra el coronavirus mientras que otros países como Estados Unidos, India y China continúan con la investigación.

Publicado en COVID-19

Hoy lunes 10 de agosto comienzan a testear la vacuna que Pfizer fabrica en conjunto con la compañía alemana Biontech, en los primeros voluntarios en el Hospital Militar Central.

De este modo, se da por iniciado la tercera fase de pruebas de la vacuna contra el COVID-19 a realizarse en nuestro país junto con Estados Unidos y Brasil.

La vacuna está basada en la tecnología del ARN mensajero, que lleva instrucciones de ADN para que las células del cuerpo humano generen ciertas proteínas protectoras. La misma comenzó sus ensayos en Alemania a fines de abril y en EEUU a principios de mayo.

A partir de hoy comenzamos a trabajar juntos. El Ejército Argentino, con el Hospital Militar, dará el apoyo logístico, la cooperación para que los investigadores puedan desarrollar esta prueba tan importante para la vacuna contra el coronavirus. Estamos muy felices y contentos de iniciar esta etapa”, sostuvo Maldonado durante el acto que se llevó a cabo en las instalaciones del centro médico que dirige.

Según destacaron las autoridades, todos los participantes de estas pruebas, tanto militares como civiles, se presentaron voluntariamente. Por ello, y en cumplimiento de las buenas prácticas clínicas en la implementación de investigación médica, se preservarán sus datos a fin de evitar cualquier posibilidad de afectar las decisiones tomadas por la libre voluntad de los interesados.

De acuerdo al investigador principal Fernando Polack, participar de este programa tiene múltiples consecuencias: “Estamos con un proyecto muy ambicioso, que si bien representa menos del 20% del estudio global, representa al sitio más grande en esta evaluación. Por otro lado, abre la puerta a que el país pueda pugnar por cambiar su lugar en la fila de reparto de las vacunas donde los países más poderosos de la tierra quieren estar primeros. Estamos tratando de contribuir para mejorar la situación para nuestro país”.

La muestra seleccionada para participar del ensayo es bastante amplia. “Lo que queremos es proveer una muestra del AMBA que también sirva a las autoridades eventualmente para tener una mirada representativa de lo que sucede. Por ese motivo, a través de la comisión de ética del HMC y de la ANMAT, procesamos un link que abre la posibilidad a todos los ciudadanos sin ninguna distinción y también a los habitantes de la Argentina que no son argentinos. Hoy contamos con más 25 mil inscritos para 4500 vacantes, por lo tanto no todos los que se anotan van a ser convocados”, aseguró Polack.

“Actualmente hay cinco estudios en marcha en todo el mundo de los cuales se involucran hasta 100 centros de investigación, testeando distintas estrategias para tratar de frenar este problema que nos angustia tanto a todos. Y uno de esos proyectos ha venido al Hospital Militar a ser evaluado por nuestro equipo de investigación y tratar de ver si le podemos poner un freno a esta situación antes de fin de año”, enfatizó Polack.

Las empresas indicaron que si el resto de pruebas resultan exitosas y la vacuna recibe la aprobación de los entes supervisores, tienen intención de fabricar hasta 100 millones de dosis en lo que queda de año y potencialmente más de 1.200 millones durante 2021.

Publicado en COVID-19

La vacuna contra el coronavirus que desarrolla la universidad británica de Oxford resultó “segura” y “entrena” el sistema inmunológico, según revelaron los hallazgos de las primeras fases del estudio, divulgados este lunes.

La fórmula, denominada AZD1222, está siendo elaborada por AstraZeneca en colaboración con científicos de la Universidad de Oxford, y no presentó ningún efecto colateral grave en los 1.077 voluntarios, adultos sanos de entre 18 y 55 años, que produjeron respuestas inmunes de anticuerpos y células T que pueden combatir el virus, según los resultados del ensayo publicados en la revista médica The Lancet.

Estos descubrimientos se consideran “muy prometedores”, si bien todavía es necesario llevar a cabo ensayos a mayor escala a fin de determinar si los anticuerpos son suficientes para ofrecer protección a largo plazo contra la enfermedad.

“Esperemos que esto implique que el sistema inmune recordará al virus, de modo que nuestra vacuna provea protección por un periodo extendido”, indicó el autor principal del estudio, Andrew Pollard, de la Universidad de Oxford. “Sin embargo, necesitamos más investigaciones antes de poder confirmar que la vacuna efectivamente protege de la infección del SARS-CoV-2 (COVID-19), y para determinar cuánto tiempo dura esa protección”, sostuvo.

Las respuestas inmunológicas fueron más elevadas en aquellos que recibieron una segunda dosis. “Vimos la respuesta inmunológica más fuerte en los 10 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación”, indicó el profesor Andrew Pollard.

AstraZeneca es una de las farmacéuticas líderes en la carrera por encontrar una vacuna contra la enfermedad que ha causado más de 600.000 muertes en el mundo, junto con otras compañías que prueban candidatas en ensayos clínicos de etapas media y final. La firma dijo que una fase III de los ensayos de su vacuna potencial se está llevando a cabo actualmente en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, y que empezará pronto en Estados Unidos.

“Si nuestra vacuna se revelara eficaz, es una prometedora opción, ya que este tipo de vacuna puede ser fabricada fácilmente a gran escala” comentó Sarah Gilbert, investigadora de la universidad de Oxford.

Los investigadores dijeron que la vacuna causó efectos colaterales leves más frecuentes respecto a un grupo de control, pero que muchos de éstos pudieron reducirse con paracetamol, sin que se detectaran efectos adversos graves.

La fórmula, que está siendo desarrollada a una velocidad sin precedentes, está hecha a base de un virus genéticamente fabricado que ocasiona el resfriado común en chimpancés. Los científicos lo han modificado en gran manera de forma que no pueda ocasionar infecciones en personas y para que se asemeje más al coronavirus. Lo han hecho transfiriendo las instrucciones genéticas para la llamada “proteína del pico” del coronavirus -la herramienta clave que este emplea para invadir las células de humanos- a la vacuna que están desarrollando.

De esta manera, esta vacuna se parece al nuevo coronavirus y el sistema inmune puede aprender la manera de luchar contra él. Al estar basada en un adenavirus modificado, que no se replica, es más segura en especial para los pacientes más frágiles.

Semanas atrás, el gobierno británico firmó un acuerdo con la farmacéutica para la producción de 100 millones de dosis, una cantidad que excede a la población del Reino Unido. Estos contratos son clave para ir asegurando la producción de los ensayos e ir ganando tiempo. También ha entrado en negociaciones con otros países, pero aseguró que no buscará generar ganancias a partir de su vacuna durante la pandemia, con el compromiso de garantizar un acceso amplio y equitativo a la vacuna, en caso de que las pruebas clínicas en sus últimas etapas tengan éxito. Hasta ahora, los compromisos para suministrar más de 2 mil millones de dosis de la vacuna se han acordado con el Reino Unido, Estados Unidos, la Alianza de Vacunas Inclusivas de Europa (IVA), la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI), La Alianza de Vacunas Gavi y el Serum Institute de India.

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo en un mensaje en Twitter que estos hallazgos constituyen “una noticia muy positiva” y elogió a los “brillantes y pioneros científicos e investigadores”.

 

 

Los tiempos

 

Se están desarrollando y probando más de 100 vacunas en todo el mundo para intentar detener la pandemia de COVID-19, que ha matado a cientos de miles de personas y ha hecho estragos en la economía mundial.

Este lunes, Johnson había puesto paños fríos a la esperanza de tener disponible una vacuna en los próximos meses. “Tengo los dedos cruzados, pero decir que estoy 100% seguro de que vamos a recibir una vacuna este año, o de hecho el año que viene, es, por desgracia, una exageración. Todavía no estamos ahí”, dijo. La asesora del Gobierno británico Kate Bingham también ha advertido de que no se puede “ser demasiado optimista”.

Por su parte, la científica jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, señaló que la vacuna contra el COVID-19 podría estar en el mercado a disposición de las autoridades sanitarias a mediados de 2021.

En una entrevista con DPA, la experta mostró su esperanza de que al menos “un par” de las 20 candidatas a vacunas funcionen. “Sería muy desafortunado si todos ellos fallan. Es posible tener resultados a principios de 2021. Así que a principios del año nuevo podríamos tener eventualmente una vacuna. Entonces tiene que ser fabricada y ampliada. Así que si somos muy prácticos, entonces estamos mirando a mediados de 2021 cuando tendremos una vacuna que pueda ser ampliamente desplegada”, comentó.

La investigadora también opinó sobre los diferentes estudios que han mostrado que los niveles de anticuerpos parecen disminuir rápidamente después de la infección. En este sentido, señaló que el hecho de que los anticuerpos neutralizantes desaparezcan “no significa que la inmunidad haya desaparecido”. EFE y Reuters.

Publicado en Noticias