Hoy en Revista Dosis

Análisis de sangre detecta el cáncer 4 años antes que métodos convencionales

Valora este artículo
(0 votos)
El test detecta si una persona tiene uno de los cinco tipos comunes de cáncer: cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado. El test detecta si una persona tiene uno de los cinco tipos comunes de cáncer: cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado.

Un sencillo análisis de sangre no invasivo puede detectar si una persona tiene uno de los cinco tipos comunes de cáncer, cuatro años antes de que la enfermedad pueda ser diagnosticada con los métodos actuales. La prueba detecta el cáncer de estómago, esófago, colorrectal, pulmón e hígado.

Denominada PanSeer, la prueba detectó cáncer en el 91% de las muestras de individuos que habían sido asintomáticos cuando se recogieron las muestras de sangre; estas personas habían sido y diagnosticados de un cáncer de uno a cuatro años después. Además, la prueba detectó con precisión el cáncer en el 88% de las muestras de 113 pacientes que ya habían sido diagnosticados cuando se obtuvieron las muestras.

 
 Además, el test detectó con precisión el cáncer en el 88% de las muestras de 113 pacientes que ya había sido diagnosticados de cinco tipos de cáncer comunes.
La prueba detectó con precisión el cáncer en el 88% de las muestras de 113 pacientes que ya habían sido diagnosticados cuando se obtuvieron las muestras.

El estudio, que se publica en «Nature Communications», es único debido a que los investigadores tuvieron acceso a muestras de sangre de pacientes asintomáticos que no habían sido diagnosticados de un tumor. Esto permitió desarrollar una prueba que puede identificar marcadores de cáncer mucho antes que los métodos de diagnóstico convencionales. Las muestras fueron recogidas como parte de un estudio longitudinal de 10 años iniciado en 2007 por la Universidad Fudan (China).

El Estudio Longitudinal Taizhou ha recogido muestras de plasma de más de 120.000 personas entre 2007 y 2017. Cada individuo suministró muestras de sangre durante un período de 10 años y se sometió a controles regulares con los médicos. En total, se han recogido y archivado más de 1,6 millones de muestras hasta la fecha.

Una vez que una persona fue diagnosticada con cáncer, los investigadores tuvieron acceso a sus muestras de sangre tomadas de uno a cuatro años antes de que estos pacientes comenzaran a mostrar síntomas.

De esta forma, el equipo pudo examinar muestras de individuos sanos y enfermos de la misma cohorte. Los autores realizaron un análisis en muestras de plasma obtenidas de 605 individuos asintomáticos, de los cuales 191 fueron diagnosticados posteriormente con cáncer.

El objetivo final sería realizar análisis de sangre, similar a este, de forma rutinaria durante los chequeos de salud anuales

«El objetivo final sería realizar análisis de sangre, similar a este, de forma rutinaria durante los chequeos de salud anuales», señala Kun Zhang, uno de los autores correspondientes del artículo y profesor del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.). «Pero el enfoque inmediato es evaluar a las personas con mayor riesgo, en función de los antecedentes familiares, la edad u otros factores de riesgo conocidos».

La detección temprana es muy importante porque la supervivencia de los pacientes con cáncer aumenta significativamente cuando la enfermedad se identifica en etapas tempranas, ya que el tumor puede extirparse quirúrgicamente o tratarse con los medicamentos apropiados. Sin embargo, apenas existe un número limitado de pruebas de detección temprana para algunos tipos de cáncer.

Zhang matiza que es poco probable que PanSeer puede predecir qué pacientes desarrollarán cáncer en el futuro. En cambio, lo más probable es identificar pacientes que ya tienen crecimientos tumorales, pero que permanecen asintomáticos para los métodos de detección actuales.

Lo más probable es identificar pacientes que ya tienen crecimientos tumorales, pero que permanecen asintomáticos para los métodos de detección actuales.

El equipo concluye que se necesitan más estudios longitudinales a gran escala para confirmar el potencial de la prueba para la detección temprana del cáncer en individuos pre-diagnósticos. El Estudio Longitudinal Taizhou, que ha recogido muestras de plasma de más de 120.000 personas entre 2007 y 2017. Cada individuo dio muestras de sangre durante un período de 10 años y se sometió a controles regulares con los médicos. En total, se han recolectado y archivado más de 1.6 millones de especímenes hasta la fecha.

Zhang y su laboratorio han estado desarrollando durante más de una década métodos para detectar el cáncer basados en un proceso biológico llamado análisis de metilación del ADN. El método detecta una firma de ADN particular llamada metilación de CpG, que es la adición de grupos metilo a múltiples secuencias CG adyacentes en una molécula de ADN. Cada tejido en el cuerpo puede identificarse por su firma única de haplotipos de metilación. Hicieron un estudio de prueba de concepto en una etapa temprana que se publicó en 2017 en «Nature Genetics».

Visto 216 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.