Hoy en Revista Dosis
En el marco de la “Iniciativa Argentina para la prevención del infarto agudo de miocardio”, representantes de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) y de la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation) junto a otras sociedades científicas y representantes del sistema de salud llevaron a cabo el Foro de Colesterol, con el fin de elaborar un plan u hoja de ruta nacional (roadmap) que sirva como herramienta para reducir en un 30% la mortalidad por infartos para el año 2030. En Argentina mueren aproximadamente 280 personas por día, por enfermedad cardiovascular, lo que representa la principal causa de muerte en nuestro país; mientras que es la primera causa de muerte prevenible tanto en hombres (35%) como en mujeres (28%).
 
Los niveles altos de colesterol LDL son considerados el principal factor de riesgo modificable de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica (conocida genéricamente como aterosclerosis). La aterosclerosis se refiere a la acumulación de depósitos grasos junto a un proceso de fibrosis e inflamación dentro de las paredes de las arterias limitando progresivamente el flujo de sangre rica en oxígeno y que puede ocasionar eventos agudos como el infarto agudo de miocardio o accidente cerebrovascular isquémico.
 
En ese contexto adquiere especial relevancia el control del colesterol LDL, reconocido por distintas sociedades científicas como un factor que causa el desarrollo de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica . Una de las conclusiones principales del Foro de Colesterol es la necesidad de plantear una reducción de los niveles de colesterol LDL en las personas que ya han sufrido un evento cardíaco. “El control del colesterol tras un infarto de miocardio reduce el riesgo de un segundo episodio cardíaco, por lo cual, la prevención secundaria y el control de los factores de riesgo cardiovasculares resultan fundamentales”, explica el Dr. Alejandro Hershson, ex presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, MN 70268.
 
Las estrategias generales para el control del colesterol LDL son similares en personas sanas como en pacientes con enfermedad cardiovascular establecida: realizar actividad física, llevar a cabo una dieta saludable, mantener un peso adecuado y, en caso de considerarse necesario, comenzar medicación que ayude a reducir los niveles de lípidos en sangre (hipolipemiante), como el colesterol. “En aquellos pacientes que ya han tenido eventos cardiovasculares, que se encuentran en mayor riesgo de presentar un nuevo evento a lo largo de su vida, los objetivos son niveles inferiores a 70 mg/dl. En muchos casos, las medidas de alimentación sana y actividad física regular pueden ser suficientes en pacientes de bajo o moderado riesgo, pero en pacientes de mayor riesgo generalmente se hace necesaria la medicación hipolipemiante, en muchos casos requiriendo combinar distintos tratamientos para alcanzar los objetivos” señala el Dr. Alberto Lorenzatti, ex-presidente de la Federación Argentina de Cardiología, MP 14541.
 
En Argentina, solo uno de cada tres pacientes cardíacos cumple con las metas de control de colesterol establecidas por la Sociedad Argentina de Cardiología, pero en el caso de los pacientes de muy alto riesgo cardiovascular este porcentaje disminuye a un 16%. Según estadísticas que surgen de la 4° Encuesta Nacional de Factores de riesgo, el 39,5% de las personas mayores de 18 años tienen niveles de colesterol LDL por arriba de lo aconsejable. “Se ha demostrado que una reducción del 10% de colesterol en personas de 40 años disminuye en un 50% de la probabilidad de desarrollar enfermedad cardiovascular a los 5 años”, asegura el Dr. Hershson.
 
Afortunadamente, “los tratamientos intensivos, con drogas eficaces como las estatinas y otros agentes hipolipemiantes son capaces de estabilizar e incluso revertir el proceso de aterosclerosis (regresión), por lo que este tipo de tratamiento farmacológico -tiene especial atención” destacó el Dr. Daniel José Piñeiro, presidente electo de la Federación Mundial del Corazón. De ahí que los expertos señalan como medida clave el “priorizar la accesibilidad a los tratamientos hipolipemiantes probadamente eficaces tanto en el sector privado como público”. En ese sentido, y como parte de las principales conclusiones del Foro de Colesterol, los especialistas hicieron hincapié en la necesidad de abogar por políticas activas de promoción de un estilo de vida saludable y por la accesibilidad a los medicamentos de probada eficacia para el control del colesterol. Sobre estas metas el Dr. Lorenzatti expresó “Este acuerdo es un compromiso de los actores del sistema de salud involucrados para incentivar una política pública que lleve a la reducción de las muertes atribuibles al colesterol elevado en Argentina, para mejorar la calidad de vida de los pacientes en riesgo y la sostenibilidad del sistema de salud. Creemos que queda mucho camino por recorrer, pero existe la voluntad de un trabajo en conjunto tanto de las autoridades como de otros actores como las sociedades médicas, para transitarlo y lograr un cambio favorable para prevenir la enfermedad cardiovascular en el país”. 
 
La iniciativa cuenta con el apoyo de Novartis Argentina que acompaña diversas acciones vinculadas a la prevención de la salud cardiovascular.
Viernes, 10 Junio 2022 12:50

Día Mundial del Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es uno de los cánceres más frecuentes en los hombres a nivel mundial. En Argentina, según el Observatorio Global de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, se estiman más de 11.000 nuevos casos anuales, que representan el 20% de todos los tumores malignos en varones. En el Día Mundial del Cáncer de Próstata, se destaca la importancia del diagnóstico precoz y los avances en los tratamientos que permiten preservar la calidad de vida de los pacientes por más tiempo.

El cáncer de próstata afecta principalmente a personas mayores de 65 años y muchas veces es difícil de prevenir debido a ciertos factores de riesgo, como la edad o los antecedentes familiares. Además, este tumor suele crecer muy lentamente, por lo que a menudo no presenta síntomas de forma temprana.

Se estima que en América Latina el 40% de los pacientes con cáncer de próstata se diagnostican en etapas avanzadas de la enfermedad.

Si bien aún no existe una cura, las terapias innovadoras mejoran las expectativas para pacientes con cáncer de próstata en etapa metastásica, ya que limitan el dolor, y retrasan el deterioro del estado general del paciente, preservando durante más tiempo su calidad de vida. Más importante aún, demostraron reducir el riesgo de muerte y retrasar significativamente la progresión de la enfermedad.

Los especialistas enfatizan la importancia de acudir al médico y realizar los exámenes preventivos en hombres de más de 50 años o a partir de los 45 si existen antecedentes familiares. Los estudios consisten en la realización de un análisis de sangre para medir el Antígeno Prostático Específico (PSA) y en un examen digital a través del recto.

Hasta hace muy poco tiempo, los únicos productos de uso medicinal derivados del cannabis que podían conseguirse en nuestro país, elaborados bajo estándares de calidad confiables, se conseguían en el exterior y a precios inaccesibles para el gran público, a pesar de que desde la década de 1980 no paran de crecer tanto el volumen de evidencias clínicas sobre sus beneficios como el abanico de dolencias que es posible tratar con ellos.

Por eso, tanto los pacientes como los médicos y los financiadores del sistema de salud (obras sociales y servicios de medicina prepaga) estuvieron muchos años esperando una situación como la actual: Hoy, el cannabidiol–uno de los principales cannabinoides activos de Cannabis sativa, aprobado por las autoridades sanitarias en la Argentina y en el mundo para el tratamiento de epilepsias refractarias, pero prescripto por los médicos para muchas otras patologías, y sin los efectos psicoactivos de otros derivados de la planta, como el THC– se encuentra en las farmacias del país, elaborado con los máximos estándares de calidad farmacéutica y -un factor fundamental– a un precio accesible.

 

Cambios en el juego

En la Argentina, desde hace un año y medio, dejó de ser considerado “droga peligrosa” para pasar, sin solución de continuidad, a ser un cultivo alentado desde el Estado para cubrir necesidades sanitarias, pese a que existe una importante “grieta” entre los productos farmacéuticos y los de fabricación casera o artesanalMédicos y pacientes –especialmente los niños que sufren crisis epilépticas graves y sus familias– identificaron en el cannabidiol a la principal herramienta para aliviar los padecimientos de la enfermedad, allí donde ningún otro tratamiento lograba mostrarse eficaz.

Por la probada eficacia del cannabidiol (CBD) para el tratamiento de las epilepsias refractarias –certificada por la agencia sanitaria estadounidense FDA en 2018, por la europea EMA en 2019 y más recientemente, en 2021, también por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT)–, las prepagas y obras sociales se vieron obligadas desde hace tiempo a cubrir los tratamientos en todos los pacientes que los necesitaran, pese a que para asegurar la calidad de los productos hubiera que importarlos desde el exterior, con costos superiores a los 500 dólares.

Por eso, la reciente aparición del CBD farmacéutico viene a cambiar las reglas de juego, tanto para los pacientes como para los prestadores. Y también para los médicos, que necesitan contar con un medicamento de calidad y extrema pureza.

 

Garantizar la calidad y el acceso

“La elaboración de productos a base de cannabis surgió en muchos casos con fines altruistas buscando solucionar el problema del acceso y la disponibilidad de tratamiento en necesidades clínicas poco satisfechas; pero eso no bastaba para garantizar la calidad, la homogeneidad o el control microbiológico”, explica el doctor Matías Deprati (M. N. 98130), director de Asuntos Médicos de Elea. “Por otro lado, de poco sirve tener un buen medicamento que después la gente no puede pagar, o que al sistema de salud se le hace muy difícil poder financiar, por eso creemos que este medicamento es realmente innovador en ese sentido, porque viene a resolver también ese aspecto”, acotó.

Deprati menciona como ejemplo un estudio realizado en la Universidad Nacional de Rosario sobre 473 muestras de aceites de cannabis, de donde surge que hasta un 80% de los productos derivados de cannabis elaborados artesanalmente con fines medicinales que se consiguen en mercados informales en la Argentina “no contienen cantidades suficientes del ingrediente farmacológicamente activo en su composición”.

Otro estudio, realizado en la Universidad Nacional de La Plata, muestra que en muchos de estos productos la concentración de componentes activos es extremadamente baja, agregó el directivo médico del laboratorio argentino.

“Muy positivo” para las farmacias

Según la presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), licenciada María Isabel Reinoso, la posibilidad de que los pacientes en tratamiento médico con cannabidiol puedan adquirirlo como especialidad medicinal a precio accesible en las farmacias es un hecho “muy positivo”, que constituye además “el inicio de un camino”, porque el uso del cannabis medicinal “se va a seguir ampliando hacia el tratamiento de otras patologías” además de las consignadas en la especificación de la ANMAT.

“Vemos muy bien que los pacientes tengan alternativas farmacéuticas de origen nacional y que además posibilitan el acceso a todos, porque hasta ahora quienes necesitaban estos productos debían lidiar con costos que, hoy más que nunca, resultan inalcanzables”, agregó la farmacéutica bonaerense (M.P.14086).

Asimismo, señaló que la incorporación del CBD elaborado con procedimientos estandarizados por la industria al catálogo de las farmacias va en el mismo sentido en que vienen trabajando. “Los farmacéuticos siempre colaboramos con las autoridades sanitarias para poder facilitar el acceso a medicamentos de calidad y, como profesionales de la salud, estamos para garantizar la calidad en la dispensa”. En función de esos mismos objetivos agregó: “Faltaría incorporar este medicamento en el vademécum de todas las obras sociales”.

 

Futuro promisorio

Incluso para aquellas familias que resolvieron cultivar la planta de cannabis para poder obtener las esencias con que aliviar el padecimiento de sus hijos es un alivio saber que hoy pueden ir a comprar un producto de CBD de calidad certificada y máxima pureza en la farmacia de su barrio, sin tener que depender de circuitos alternativos.

La ANMAT aprobó en diciembre pasado el producto del laboratorio argentino Elea para el tratamiento paliativo de epilepsias refractarias –especialmente el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet–sobre la base de la fórmula aprobada en los Estados Unidos por la FDA para el tratamiento de las mismas patologías y de la esclerosis tuberosa.

Pero también existe en nuestro país el Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN), que establece un listado oficial de la producción de derivados de la planta y a la vez habilita oficialmente a los médicos a recetar productos de cannabis como terapia para muchas otras dolencias en las que ya existen fuertes evidencias de su beneficio. Y autoriza a los pacientes, también, a cultivar la planta de cannabis y proveerse de productos derivados de uso medicinal en la medida en que los demanden para el cuidado de su salud.

Por esta razón, muchas obras sociales y servicios de medicina prepaga en el país ya ofrecen una cobertura del 40% para productos de cannabis en tratamientos médicos que no sean los especificados por la ANMAT (en los casos de epilepsia, la cobertura debe ser completa).

En abril el Ministerio de Salud añadió la categoría de “producto vegetal” para que los derivados del aceite de cannabis puedan estar disponibles en las farmacias. En este contexto, voceros del colectivo Cannabis Medicinal Argentina (CAMEDA) manifestaron que se trata de una situación “de compleja resolución”, ya que los pacientes necesitan poder acceder a productos “seguros y de calidad”, tal cual lo garantiza “la industria con sus normas y controles”.

“La vara alta que significan los estándares actuales de calidad farmacéutica en el CBD trae un manto muy importante de seguridad, no sólo para los médicos a la hora de disponer de estas herramientas de tratamiento, sino para los propios pacientes, porque les garantiza la calidad y les facilita el acceso, y para los prestadores, porque alivia los costos financieros”, sintetizó Deprati.

 

 

Laboratorios Craveri presentó el primer producto en el país para el tratamiento del Helicobacter Pylori, con el formato triple terapia monocápsula con bismuto. Dicho tratamiento cuenta con la aprobación de las principales autoridades regulatorias del mundo (FDA - USA y EMA - Europa), pero hasta este momento, no estaba disponible en Argentina.

El lanzamiento contó con la disertación del Dr. Rodolfo Corti, Past President de la Sociedad Argentina de Gastroenterología, y la presencia de diversos referentes de la especialidad. 

El Helicobacter Pylori es una bacteria con forma de espiral y posee unos flagelos (semejantes a pelos móviles) en uno de los extremos, lo que le confiere movilidad. Es una de las infecciones humanas más prevalentes, afectando aproximadamente al 40-50% de la población, aunque en poblaciones con nivel socioeconómico más bajo y peores condiciones sanitarias, llega a ser del 80%.

La gastritis crónica o duodenitis crónica, producida por la infección por la bacteria Helicobacter Pylori, es la más frecuente de las enfermedades. La gastritis crónica puede producir cambios en el revestimiento o capa interna del estómago, como la gastritis atrófica (o “desgaste/afinamiento” de la mucosa gástrica – capa más interna del estómago) o en otros casos, cáncer de estómago. 

 

La rinosinusitis crónica es una enfermedad inflamatoria recurrente de la mucosa y los senos paranasales. Esta inflamación puede ocurrir con o sin la presencia de lesiones nasales de tamaño variable, conocidas como pólipos nasales. La rinosinusitis crónica con pólipos nasales, también conocida como poliposis nasal, causa una variedad de síntomas persistentes, que incluyen pérdida parcial o total del olfato, obstrucción, congestión y secreción nasal, y dolor y presión facial, los cuáles dificultan el sueño y las actividades diarias de estos pacientes, generando un gran impacto en su calidad de vida.

Las opciones terapéuticas que existían hasta ahora incluyen los corticoides sistémicos, los antibióticos y la cirugía rinosinusal, que proporcionan la mejoría de los síntomas por un tiempo variable y en muchos casos insuficiente, dado que el 35% de las veces los pólipos nasales vuelven a crecer dentro de los 6 meses posteriores a la intervención.

Acaba de ser aprobada en nuestro país la indicación de dupilumab para tratar la poliposis nasal grave en adultos que no logran el control de la enfermedad a pesar de un correcto tratamiento farmacológico y la intervención quirúrgica, o que sólo logran mejorar temporalmente su estado con el uso de corticoides sistémicos, con sus ya conocidos efectos adversos.

Dupilumab es el primer agente biológico que interviene en el proceso inflamatorio conocido como 'inflamación de tipo 2', presente en el 80% de los casos de rinosinusitis crónica con pólipos nasales. La presencia de este tipo de inflamación le confiere una severidad mayor a la enfermedad. Este mismo mecanismo inmunológico origina el 75% de los casos de rinitis alérgica, el 50% de los de asma y también es determinante en la dermatitis atópica. Algunas de éstas patologías, la dermatitis atópica severa y el asma severa, ya cuentan con dupilumab dentro del arsenal terapéutico aprobado.

"Las opciones terapéuticas disponibles hasta el momento no ofrecen en muchos casos un control eficiente de esta patología. Por un lado, la cirugía rinosinusal puede no resolver el problema y los pólipos recidivan en un corto período de tiempo posterior a la intervención. Por otro lado, y tal como recomiendan las guías internacionales de diagnóstico y tratamiento, debemos hacer un uso cauteloso de los corticosteroides sistémicos por los numerosos efectos adversos que conlleva su indicación de forma repetidapor períodos prolongados. Es por esto que es necesario poder contar con nuevas terapias para este tipo de pacientes", sostuvo el Dr. Jorge Máspero, médico especialista en Alergia e Inmunología Clínica, Director Médico de Fundación CIDEA.

"Las personas con rinosinusitis crónica con pólipos nasales pasan buena parte del año con la nariz tapada, secreción nasal y dificultades para respirar, como parte de sus síntomas leves, dado que hay otros más severos. No deben conformarse y acostumbrarse a vivir de esta manera, se puede empezar a tomar medidas para mejorar su calidad de vida y liberarse de esas limitaciones", explicó el Dr. Ricardo L. Marengo, Jefe de Sección Otorrinolaringología y Audiología del CEMIC.

En el mismo sentido, el Dr. Nazareno Riolfi, integrante del área de Otorrinolaringología de la Fundación CIDEA y del CEMIC, agregó que "uno de los problemas que más refieren los pacientes es la pérdida del olfato, la cual resulta difícil de tratar y empeora dramáticamente la calidad de vida. Esta nueva medicación -de acuerdo con los observado en los estudios realizados- probablemente produzca una mejoría significativa en la pérdida del olfato, al igual que con los otros indicadores vinculados con la severidad y con la calidad de vida, como cansancio, calidad del sueño, concentración, irritabilidad, tos y mucosidad, entre otros".

La rinosinusitis crónica es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en el mundo. Se calcula que afecta a entre el 3% y el 6,4% de la población y en 1 de cada 5 personas el cuadro se presenta con pólipos nasales, lo que convierte a esta en una condición sumamente frecuente.

Distintos estudios revelaron que la severidad de sus síntomas es comparable con enfermedades debilitantes como la insuficiencia cardíaca, el dolor de espalda crónico y la EPOC. A pesar de este impacto, se calcula que sólo el 2% llega al diagnóstico formal, tal vez por la variabilidad de criterios y definiciones de diagnóstico, y porque los pólipos nasales pueden pasar clínicamente inadvertidos si no se realizan estudios específicos; el examen endoscópico nasal a cargo de un otorrinolaringólogo resulta indispensable para el diagnóstico de la poliposis nasal.

Tal como refirió el Dr. Marengo, "el síntoma que mejor predice el diagnóstico es justamente la alteración del olfato, sobre todo cuando coexiste con algún otro de los síntomas nasales. Dada la inespecificidad de los síntomas (que podría dar lugar a numerosos falsos diagnósticos), es necesaria una endoscopía nasal y/o una tomografía computada para confirmar que se trata de poliposis nasal".

Beneficios del tratamiento biológico con dupilumab en sinusitis crónica con pólipos nasales

Dupilumab fue evaluado en el programa de estudios clínicos más grande que se haya hecho para esta enfermedad, que incluyó 724 pacientes mayores de 18 años en dos ensayos multicéntricos de fase III (SINUS-24 y SINUS-52, con resultados a 24 y 52 semanas). 

A las 24 semanas, dupilumab demostró reducir un 74% la necesidad de recurrir al uso de corticoides sistémicos y un 83%, a la cirugía nasosinusal. Además, logró reducir en 2,5 veces el goteo nasal cotidiano y en un 54%, la congestión nasal. El número de pacientes sin olfato se redujo en un 63%, mejorando la calidad de vida de los pacientes en un 59% de los casos. Por otro lado, el grupo de pacientes que padecían asma grave de forma conjunta a la poliposis nasal también obtuvo beneficios del tratamiento con dupilumab sobre diferentes parámetros clínicos, entre ellos, un incremento significativo de la función pulmonar.

El Dr. Máspero subrayó que "las guías internacionales EPOS (European Position Paper on rhinosinusitis and Nasal Polyps) y EUFOREA (European Forum For Research and Education in Allergy and Airway Diseases) en la actualidad recomiendan el tratamiento con terapia biológica en pacientes con rinosinusitis crónica con poliposis nasal grave y/o sin control".

"Los profesionales de la salud debemos mantenernos actualizarnos permanentemente e informarnos respecto de los avances de la medicina, porque representan una nueva manera de tratar la enfermedad y, a diferencia de lo que sucede con otras especialidades, para los otorrinolaringólogos el tratamiento con biológicos es una novedad y los pacientes necesitan que estemos en condiciones de ofrecerles las mejores soluciones posibles para cada caso", concluyó el Dr. Riolfi.

 

Más de 20 enfermedades potencialmente mortales -incluyendo el COVID-19- pueden prevenirse hoy en día gracias a la inmunización. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a las vacunas indispensables y que forman parte del sustento de la seguridad sanitaria mundial.

El poder y la importancia de las vacunas ha sido evidenciado históricamente y con el paso de los años. De hecho, la Alianza para la Vacunación​ GAVI, señala que entre 1990 y 2017 la inmunización contribuyó a reducir a la mitad el número de muertes de niños menores de cinco años, mientras que en países de bajos ingresos salva cinco vidas por minuto, previniendo hasta tres millones de muertes a nivel global cada año.

Por esto y en el marco de la Semana Mundial de la Inmunización -que se conmemora del 23 al 30 de abril, Pfizer Latinoamérica organizó un foro virtual para hacer un llamado al uso de las vacunas y ayudar a prevenir y proteger a las personas de todas las edades de enfermedades mortales, infecciosas, virales o crónicas.

En su mensaje de apertura, Carlos Murillo, presidente regional de Pfizer Latinoamérica, celebró que "somos testigos de una de las campañas más grande de inmunización en la historia, sin embargo, los retos aún son mayúsculos en materia de vacunación puesto que existen otras tantas enfermedades que podemos prevenir para salvar millones de vidas".

 

Durante la sesión se reconoció que la pandemia nos ha llevado a un retroceso en el número de personas inmunizadas para otras enfermedades. Se estima que, a lo largo de estos dos últimos años, la tasa de cobertura de vacunación en la región descendió de un 86% (2019) a un 50% (2021). Prueba de ello es el retroceso de casi tres décadas de progreso en la poliomielitis y el sarampión. La cobertura de vacunación para otras enfermedades infantiles también ha retrocedido, y la difteria y la fiebre amarilla amenazan con resurgir a menos que los países tomen medidas urgentes.

 

Alcances de las vacunas contra el COVID-19

Dentro del foro se destacó cómo los últimos dos años han evidenciado el alcance de la innovación y avances de la ciencia en el mundo. Por una parte, se implementó una campaña de vacunación histórica que ha permitido al momento la aplicación de 11.4 mil millones de dosis contra Covid-19 en 184 países, lo que representa el 58.8% de la población con un esquema completo.

 

Por otro lado, desde su anuncio de manufactura y distribución, Pfizer y BioNTech han entregado 3,300 millones de vacunas en 179 países y territorios en todas las regiones del mundo. Cabe resaltar que la vacuna de Pfizer y BioNTech cuenta con un rango de edad desde los 5 años en adelante de acuerdo con los órganos regulatorios más importantes del mundo como la FDA y la EMA, lo que ha permitido comenzar a inmunizar a la población pediátrica en diversos países. 

 

Cabe señalar que, para llegar a esta meta, el papel de Latinoamérica ha sido fundamental en diferentes etapas. Un ejemplo de esto fue el rol de la investigación como parte del estudio clínico de la vacuna contra COVID-19, en donde Argentina fue el sitio con más enrolamiento de pacientes en el mundo. Tampoco dejar de destacar a México quien fue una de las primeras naciones en el mundo que aprobó y aplicó la vacuna de Pfizer y BioNTech (24 de diciembre de 2019).

Asimismo, es importante destacar que durante el año 2021 se anunció la firma de una carta de intención con el laboratorio Eurofarma, una compañía biofarmacéutica brasileña, para la manufactura de la vacuna COVID-19 y su distribución en América Latina. En su máxima capacidad, Eurofarma podría producir 100 millones de dosis anualmente para su exclusiva distribución en la región. Al mencionar este dato durante su presentación, Carlos Murillo resaltó que "esto representa un gran impulso para la inmunización en la población latinoamericana y para asegurar un camino más eficiente para la distribución de vacunas en nuestros países".

 

 

Pero ... ¿Cuál es el futuro de las vacunas?

Durante el foro en el marco de la Semana Mundial de la Inmunización también se contó con la presencia del Líder de Asuntos Científicos y Médicos para América del Norte de la división de Vacunas de Pfizer, Dr. Alejandro Cané y la Líder Médico de Vacunas para Mercados Emergentes de Pfizer, Dra. Graciela Morales, quienes profundizaron sobre el futuro de las vacunas, particularmente de ARN mensajero y dieron a conocer de manera general los avances en el desarrollo de nuevas vacunas.

 

El Dr. Alejandro Cané adelantó sobre el trabajo de Pfizer con la tecnología ARN mensajero enfatizando que "estamos avanzando rápidamente en otras áreas de investigación de vacunas de ARNm y tenemos los ojos puestos en otras enfermedades infecciosas, especialmente las virales, como la gripe y el herpes zóster. Nuestro objetivo es mantener el liderazgo en ARNm con enfoques potenciales que cambien el alcance de una vacuna".

 

 

La importancia e impacto de la vacunación en niños

Otra de las vertientes abordadas durante el foro virtual fue la relevancia del establecimiento de calendarios y esquemas básicos de vacunación para proteger a millones de niños en edades y momentos adecuados, evitando lesiones, discapacidades e incluso la muerte.

 

El Dr. Carlos Torres, Infectólogo pediatra, miembro del Comité de Vacunas de Infecciones de la Sociedad Colombiana de Pediatría y de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, asegura que "el no vacunarse no es un simple acto de autonomía y decisión personal, sino un acto en contra de la sociedad y de cada uno de sus miembros".

 

Agrega el especialista que, "las enfermedades prevenibles por vacunas tienen un potencial de generar brotes en la comunidad, epidemias o pandemias. Las consecuencias generadas de esa transmisión a la población, en términos de costos, muertes y sufrimiento, tienen un impacto en todos, particularmente en sistemas como el nuestro, en donde la salud es un bien público, solidario. Es por esto por lo que, la vacunación junto con los antibióticos y el agua potable son las tres medidas que han permitido casi duplicar la esperanza de vida en los últimos 150 años."

 

Mitos y realidades

Una de las temáticas más relevantes para la coyuntura actual y que fue abordada en el espacio virtual fue la preocupación por la propagación de información errónea que puede ser tan o más dañina que las propias enfermedades. Por ello, la Dra. Julia Spinardi, Infectóloga pediatra y Líder de Asuntos Científicos para Pfizer Mercados Emergentes, aclaró sobre los mitos y realidades de la vacunación y enfatizó que una de las labores prioritarias sigue siendo el  brindar información y crear conciencia sobre el valor de las vacunas, el impacto favorable de la inmunización como una herramienta clave para duplicar la esperanza de vida, y combatir las fake news, ya que han puesto en juego la decisión sobre la inmunización y en consecuencia, la salud y vida las personas.

 

"La desinformación acerca de las vacunas ha impedido que muchas personas tomen decisiones informadas y basadas en evidencia para proteger su salud, al tiempo que pone en peligro la salud pública propiciando el resurgimiento de enfermedades que ya están controladas, erradicadas o a punto de serlo" enfatizó la Dra. Spinardi.

Recordó que tan sólo en un año, las vacunas y la inmunización masiva lograron controlar una pandemia con entre 80% y 95% de efectividad para prevenir infecciones, y en más de 70% de prevención en la transmisión del virus.

Por último, los expertos concluyeron que los dos últimos años han mostrado la importancia de privilegiar la salud sobre todas las cosas y de seguir apostando por la inmunización y la ciencia.

 

Durante el mes de mayo la COFA pondrá en marcha el Servicio Farmacéutico Remunerado de Toma de Presión Arterial, a través de SIAFAR.

De este modo se cumplirá el ansiado objetivo de remunerar servicios farmacéuticos desde las entidades.

La remuneración por cada servicio de toma de presión será de $200, aunque para el paciente el servicio será gratuito. La farmacia cobrará su honorario posteriormente a través de su Colegio, ya que cada toma quedará registrada en el sistema a tal fin.

El sistema SIAFAR cuenta con un módulo para registro de presión arterial. A partir de este Programa, se le adicionará, terminado el registro de la segunda toma de presión, una pantalla para ingresar un código que servirá para validarlo para el posterior cobro del honorario.

En este lanzamiento se contará con la participación del Laboratorio BAYER, que apuntalará la primera etapa del Programa con la emisión de los cupones para pacientes y financiará la remuneración por el servicio.

Es intención de la COFA que a medida que evolucione el Programa se vayan incorporando otros laboratorios que acompañen a los farmacéuticos en esta iniciativa.

A partir de este lunes 25 de abril, las farmacias encontrarán en SIAFAR una ventana emergente que las invitará a adherirse al Servicio Farmacéutico Remunerado de Toma de Presión Arterial. Durante el mes de mayo, en fecha a confirmar, se activará el sistema mediante un sencillo procedimiento que se describe en la Guía para el Control de la Presión Arterial que estará disponible en el SIAFAR.

En resumen, el procedimiento consistirá en lo siguiente: Cada servicio farmacéutico de toma de presión deberá quedar registrado en el sistema mediante un código único. Este código único podrá extraerse de un cupón distribuido al efecto que podrá solicitarse al sistema. En el primer caso, el laboratorio distribuirá entre pacientes y farmacias una cantidad de cupones en los que consta un código alfanumérico que deberá ser ingresado en el SIAFAR una vez finalizado el registro de la segunda toma de presión, siendo lo suficiente para integrarse posteriormente al pago de la remuneración por el servicio, pago que se realizará desde COFA a través de cada Colegio.

La segunda opción es que, ante la inexistencia de un cupón impreso, la farmacia solicitará a SIAFAR, también al momento de registrar la segunda toma de presión, la generación de un cupón para imprimir y entregar al paciente con el registro de la medición realizada, siendo automáticamente ingresado también para componer el cobro del servicio. En ambos casos el paciente se retirará con un registro impreso del resultado de la medición realizada en la farmacia.

Esta iniciativa cumple diversos objetivos: uno es que la farmacia reciba una justa remuneración por su labor de servicio farmacéutico; otro objetivo es brindarles a los pacientes en las farmacias un servicio, para ellos gratuito, que permitirá a quienes son hipertensos controlar su medición de manera regular, y a quienes lo son pero aún no lo saben, detectar esa condición en forma oportuna y alertarles de concurrir a su médico. Según datos de la SAHA, la hipertensión es el principal factor de riesgo para sufrir una enfermedad cardiovascular (primer factor de riesgo de muerte en el país), y que 7 de cada 10 hipertensos no tienen su condición bajo control, siendo una afección prevenible.

El problema de la resistencia a los antimicrobianos registraba un aumento antes de la pandemia por la automedicación de las personas, por las prescripciones de medicamentos inadecuados, y por la administración de fármacos en animales, entre otras razones.

 

Sin embargo, la crisis por la emergencia de salud pública que produjo el Covid-19 en el mundo influyó aun más en la resistencia a los antibióticos. Según un estudio científico que evaluó el impacto en 271 hospitales de los Estados Unidos, los pacientes hospitalizados durante la pandemia presentaban tasas más altas de infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos.

Los resultados del trabajo se presentaron en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) que se está realizando en Lisboa, Portugal.

En 2019 habían fallecido 1,2 millones de personas en todo el mundo por infecciones resistentes a los antibióticos, y se prevé que esta cifra se multiplique por diez para 2050. La pandemia de Covid- 19 presentó muchos desafíos para el uso apropiado de los antibióticos y la administración. 

Estudios anteriores sugirieron que la irrupción del coronavirus se asoció con infecciones secundarias de la resistencia a los antimicrobianos, posiblemente debido al aumento del uso de antibióticos para tratar a los pacientes de Covid-19 y las interrupciones de las prácticas de prevención y control de infecciones en los sistemas de salud desbordados. 

El estudio fue realizado por la doctora Karri Bauer, de la empresa farmacéutica MSD, y el doctor Vikas Gupta, de la empresa de tecnología médica Becton Dickinson. Encontraron que las infecciones resistentes a los medicamentos fueron significativamente mayores en los casos que aparecieron en hospitales durante la pandemia.

Aunque faltan pruebas concluyentes, estos indicios subrayan la importancia de seguir vigilando el impacto de COVID-19 en las tasas de resistencia a los antimicrobianos, según los investigadores. Por eso, para aportar más pruebas del problema, llevaron a cabo un análisis de cohorte multicéntrico y retrospectivo de todos los adultos (de 18 años o más) ingresados en 271 hospitales de Estados Unidos antes y durante la pandemia del COVID-19, que habían pasado al menos un día en el hospital y tenían un registro de alta o muerte.

Los pacientes se clasificaron según el momento en que fueron admitidos: antes de la pandemia (del 1 de julio de 2019 al 29 de febrero de 2020), o durante la pandemia (del 1 de marzo de 2020 al 30 de octubre de 2021), y en función de su estado de COVID-19 (con un resultado positivo del coronavirus SARS-CoV-2 definido por una PCR positiva o una prueba de antígeno en los 7 días anteriores al ingreso o durante la hospitalización).

Se registraron todos los ingresos con al menos una infección por resistencia a los antimicrobianos, que se define como un primer cultivo positivo para determinados patógenos gramnegativos o grampositivos resistentes a los antibióticos.

Los investigadores evaluaron las tareas de resistencia por cada 100 ingresos antes y durante la pandemia de Covid-19 y examinaron si las infecciones farmacorresistentes se adquirieron en el entorno de inicio de la comunidad (definido como un cultivo recogido menos de 2 días después del ingreso) o dentro del hospital (más de 2 días después del ingreso).

En total, 1.789.458 pacientes ingresaron en el hospital en el período prepandémico y 3.729.208 durante la pandemia. El número de pacientes ingresados en el hospital con al menos una infección por resistencia a los antimicrobianos fue de 63.263 en el período prepandémico. En cambio, llegó a 129.410 durante la pandemia.

Los análisis descubrieron que la tasa de resistencia era de 3,54 por cada 100 ingresos antes de la pandemia y de 3,47 por cada 100 ingresos durante la pandemia. Sin embargo, los pacientes que dieron positivo o negativo a la prueba para COVID-19 tuvieron niveles más altos de resistencia que los pacientes antes de la pandemia: 4,92 por cada 100 ingresos y 4,11 por cada 100 ingresos, respectivamente.

En cuanto a las infecciones hospitalarias, la tasa de resistencia fue de 0,77 por cada 100 ingresos antes de la pandemia y de 0,86 por cada 100 ingresos durante la pandemia, y la más alta fue de 2,19 por cada 100 ingresos en pacientes con COVID-19. Cuando se analizan las infecciones de origen en la comunidad, la tasa de resistencia a los antimicrobianos fue de 2,76 por cada 100 ingresos en el período prepandémico, y de 2,61 por cada 100 ingresos durante la pandemia.

“Estos nuevos datos ponen de manifiesto la importancia de vigilar de cerca el impacto de la COVID-19 en las tasas de resistencia a los antimicrobianos”, afirmó el doctor Bauer. "Es especialmente preocupante que la resistencia a los antibióticos haya aumentado durante la pandemia tanto en los pacientes positivos como en los negativos al Covid-19. Las infecciones adquiridas en el hospital son una gran preocupación, con tasas de resistencia a los antimicrobianos significativamente más altas durante la pandemia que antes”, advirtió.

Los autores señalaron que es necesario realizar una evaluación adicional del impacto de la pandemia en la resistencia a los antimicrobianos: “Como la capacidad de atención sanitaria sigue estando en la mente de todos, será de vital importancia mantener el pulso del creciente impacto de las infecciones resistentes a los medicamentos”, sostuvo Gupta.

“Este tipo de datos y vigilancia ayudará a los responsables sanitarios a identificar los recursos necesarios para apoyar los programas de administración de antimicrobianos, y también a respaldar una previsión más detallada y sofisticada de las tendencias y brotes futuros”, comentó. Como el estudio que hicieron se limitó a los hospitales estadounidenses opinaron que se debería hacer también una evaluación del impacto de COVID-19 sobre la resistencia a los antimicrobianos en otros países para monitorear el problema.

Como se informó en febrero pasado, en la Argentina, el pronóstico de aumento del problema de la resistencia a los antimicrobianos se adelantó 10 años. Antes de la pandemia, se venía produciendo un aumento del 2% en el número de bacterias resistentes que afectaban a los pacientes internados en los hospitales. En cambio, durante el primer año de la pandemia, se produjo un aumento del 30% en el número de bacterias resistentes en los hospitales, según informó la organización sin fines de lucro Investigación en Resistencia Antibiótica (INVERA), que nuclea a especialistas en infectología y bioquímica.

Créditos: Infobae

 

Con una inversión de 2,5 millones de dólares, Sanofi inauguró un nuevo Laboratorio de Calidad para sus productos de consumo en la localidad de Tapiales, partido de La Matanza (Bs. As.). De esta manera, la compañía refuerza su compromiso con sus pacientes y consumidores en la Argentina, asegurando la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos y productos que pone a su alcance.

 

El nuevo proyecto consolida la operación de la unidad de Consumo de Sanofi en el país, empleando tecnología especializada dedicada exclusivamente al control de calidad de productos presentes en los hogares de las familias argentinas y líderes en tratamiento de dolor, salud digestiva, inmunidad, resfriado y salud física y mental como Buscapina, Bisolvon, Pharmaton, Dulcolax, Enterogermina y Allegra, entre otros.

 

Vinicius Santos,

Gerente General de Sanofi Consumo en Argentina y Cono Sur

"Nuestro propósito corporativo en Sanofi es perseguir los milagros de la ciencia para mejorar la vida de las personas, y este nuevo Laboratorio de Control de Calidad nos permite contar con la infraestructura y el personal dedicados a salvaguardar y mejorar la calidad de los medicamentos de venta libre que millones de argentinos usan todos los días"

 

Este nuevo laboratorio es un espacio de 1000 m2 destinado exclusivamente a la evaluación físico-química de su línea de productos de Consumo. Cuenta con equipamiento de última tecnología para asegurar el análisis de cada lote de producto nacional o importado de 24 medicamentos y 7 principios activos, previos a su liberación para ser comercializados en farmacias y puntos de venta en todo el país.

 

Así Sanofi refuerza su huella industrial en la región, acelerando la innovación para servir a más consumidores con el más alto estándar de calidad y seguridad.

 

 

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria crónica y recurrente de la piel caracterizada por enrojecimiento, descamación y picazón intensa. Se manifiesta frecuentemente en la niñez y el relevamiento internacional EPI-CARE, del que participó Argentina, reveló recientemente que, en nuestro país, tienen dermatitis atópica alrededor del 9.7% de los niños, pero, entre ellos, del 27.9% presentan las variantes moderada y severa. Sin embargo, a pesar de ser tan frecuente e invalidante en la infancia, no había suficientes opciones terapéuticas y las que había no lograban sostener un buen control en el tiempo.

La Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el uso del biológico dupilumab para tratar la dermatitis atópica severa a partir de los 6 años (se venía utilizando a partir de 12 años desde 2021 y en adultos desde 2019, con resultados de eficacia y seguridad consistentes).

"Es una enfermedad mayoritariamente pediátrica, sumamente habitual en nuestros consultorios, pero las herramientas modernas que venían desarrollándose, lógicamente se estudiaban y aprobaban primero en adultos y luego en adolescentes, por lo que las conocíamos por su eficacia en esas poblaciones. Hace tiempo esperábamos poder tenerla a disposición para los niños que la necesiten", explicó la Dra. Margarita Larralde, médica dermatóloga, Jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Alemán.

El tratamiento de la dermatitis atópica comienza con el cuidado diario de la piel, con humectación constante con cremas y emolientes, evitando la exposición a irritantes como algunas telas, perfumes y cambios en la temperatura del ambiente, entre otros. Luego, se indican corticoides tópicos, fototerapia y, en un escalón siguiente, si son necesarios, se consideran los tratamientos sistémicos, entre los cuales se encuentran los biológicos como el dupilumab[10].

La Dra. Carla Castro, médica dermatóloga, Coordinadora de la Unidad de Dermatitis Atópica del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Austral, explicó que "muchos niños logran un muy buen manejo solamente con cremas y emolientes, con o sin corticoides. Pero, aquellos cuya dermatitis atópica sea más severa necesitarán tratamientos sistémicos y este es el primer biológico diseñado específicamente para esta enfermedad, porque veníamos utilizando otros tratamientos inespecíficos, con eficacia variable o con niveles de toxicidad que no los hacían aptos para algunos niños o para su uso sostenido en el tiempo".

Cuando la piel pica mucho todo el tiempo

"Los padres nos cuentan que escuchan a sus hijos rascarse toda la noche; se lastiman la piel y, a partir de ahí, el roce con cualquier prenda de ropa o con el agua de la ducha puede ser doloroso. ¿Cómo van a concentrarse en la escuela si van varias veces por semana casi sin dormir?; ¿cómo juegan con sus amigos si solo pueden pensar en rascarse, lo que, además, les infecta la piel? Si el niño transpira en el recreo, puede desencadenar un brote; si el aula está demasiado calefaccionada, lo mismo, y así con muchas situaciones cotidianas", puntualizó la Dra. Paula Luna, médica especialista en Dermatología y Dermatología Infantil del Hospital Alemán.

Un capítulo aparte son además las miradas que la piel atópica genera: "todavía tenemos un largo camino por recorrer para erradicar de una buena vez los mitos alrededor de las enfermedades de la piel de origen inflamatorio y autoinmune. No contagian y la persona que la tiene lo que necesita es nuestra empatía, porque tal vez la esté sufriendo demasiado como para agregar a eso que los demás lo señalen o le impongan una distancia", subrayó Dr. Claudio Parisi, Jefe de las secciones Alergia Adultos y Pediátrica del Hospital Italiano de Buenos Aires.

A veces, no solo es la dermatitis atópica, porque el mismo proceso inflamatorio que desencadena esta enfermedad, conocido como 'inflamación de tipo 2', es ocasionado por una sobreactivación del sistema inmunológico que produce descontroladamente una serie de proteínas (entre otras, las interleuquinas 4 y 13) y también interviene en el desarrollo de otras enfermedades que pueden aparecer en forma simultánea, como el asma, la rinitis alérgica y las alergias alimentarias.

El tratamiento biológico

"A veces, existe cierto temor o reticencia de los padres -y médicos no acostumbrados a los nuevos medicamentos-  a dar el salto de las cremas a un tratamiento sistémico para sus hijos, aun cuando claramente estas no estén siendo suficiente. Sin embargo, los tratamientos biológicos modernos, presentan un muy buen perfil de seguridad y han demostrado obtener rápidamente beneficios significativos y sostenibles en el tiempo", agregó la Dra. Luna.

En un estudio clínico internacional de fase III, doble ciego, que duró 16 semanas, participaron 367 niños con DA severa: un grupo recibió dosis de dupilumab 300 mg cada 4 semanas + corticoides tópicos, otro recibió el tratamiento cada dos semanas, con una dosis ajustada según peso corporal + corticoides tópicos y el tercero recibió placebo y los mismos corticoides.

A las 16 semanas, significativamente más pacientes que recibían la medicación mejoraron entre 3 y 4 puntos el promedio de picos de picazón y también redujeron notoriamente las lesiones de la piel como así también otras consecuencias de esta enfermedad, como ansiedad, depresión y descanso nocturno. Se vieron beneficios en todos los parámetros que midió el estudio.

"En definitiva, este estudio demostró que los beneficios de indicar esta medicación en niños son consistentes con los que ya conocíamos de su uso en adolescentes y en adultos. Mejoran el doble o el triple determinados indicadores objetivos y subjetivos, impactando positivamente en la vida de todos los días de estos pacientes y sus familias", explicó el Dr. Parisi.

Esta medicación también mejoró aquellas comorbilidades asociadas como el asma y la rinosinusitis. Además, como al controlar la DA se recompone la barrara cutánea, reduce el riesgo de infecciones en la piel y el perfil de seguridad también fue consistente con lo que ya se conocía de la medicación, con eventos adversos de leves a moderados y manejables durante el estudio.

"Los dermatólogos ya contamos con experiencia en el manejo de enfermedades crónicas de la piel con medicamentos biológicos modernos. Hace varios años venimos tratando muy bien la psoriasis en niños, por lo que podemos aplicar toda esa experiencia y conocimiento a la dermatitis atópica. A algunos padres les preocupa empezar a usar medicamentos de este tipo, pero estamos sumamente capacitados para su manejo en los casos específicos en que consideremos que serán el tratamiento de elección", aclaró la Dra. Castro.

"Era importante que pudiéramos empezar a darles respuesta a los niños que presentan las mayores manifestaciones de esta enfermedad. Años atrás prácticamente no teníamos herramientas para hacerlo y valoramos enormemente los avances de la medicina que nos han permitido conocer más sobre el desarrollo de esta enfermedad y, a partir de allí, poder contar hoy con mejores maneras de tratarla", completó la Dra. Larralde.

Página 1 de 148