Hoy en Revista Dosis

Covid-19: efectos de una enfermedad multisistémica

Valora este artículo
(0 votos)
"El Covid-19 es una enfermedad multisistémica", sostiene un estudio realizado por el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia (Estados Unidos). "El Covid-19 es una enfermedad multisistémica", sostiene un estudio realizado por el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

Los efectos negativos sobre los pulmones son sólo uno de los perjuicios que puede causar el coronavirus en el cuerpo humano. Su paso destructivo también podría alcanzar los riñones, el hígado, el corazón, el cerebro, el sistema nervioso, la piel y el tracto gastrointestinal, según se desprende de un estudio realizado por un equipo del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, con sede en Nueva York, Estados Unidos.

La investigación, publicada en la revista especializada "Nature medicine" y reseñada en un artículo de la web de la cadena CNN en Español, da cuenta de que el Covid-19 ataca directamente los órganos de casi todos los sistemas principales. Esa agresión al cuerpo humano puede provocar la coagulación de la sangre, pérdida de sangre y proteínas de los riñones, deterioro del ritmo cardíaco, erupciones cutáneas en la piel, dolores de cabeza, musculares y estomacales, mareos y complicaciones respiratorias.

"Los médicos deben pensar en el Covid-19 como una patología multisistémica y tratar otras afecciones junto con la enfermedad respiratoria", advirtió Aakriti Gupta, investigadora de Cardiología de la Universidad de Columbia.

A su vez, su colega Mahesh Madhavan sostuvo que "este virus -destructor de células y órganos- es inusual y es difícil no impresionarse por la cantidad de manifestaciones que tiene en el cuerpo humano".

El virus accede a las células a través de los receptores ACE2 y las infecta. Eso activa el sistema inmunológico y el organismo produce citoquinas (proteínas inflamatorias), lo que puede llegar a agravar el estado de las personas contagiadas. La pandemia puede incluso provocar el agotamiento de las células T, claves para combatir las infecciones virales.

El estudio del Centro Médico Irving, dado a conocer el viernes 10 de julio pasado, consigna que los coágulos pueden ser causantes de derrames cerebrales y ataques cardíacos, bloquear los riñones o alojarse en pulmones y piernas. En cuanto al daño cerebral, los especialistas señalan que puede ser una consecuencia de las intubaciones muy prolongadas (30 días o más), ya que -en ese caso- los pacientes requieren mucha sedación.

Sin embargo, el informe aclara que "los síntomas gastrointestinales están asociados a una larga permanencia de la enfermedad, pero no tienen relación directa con el aumento de la mortalidad".

Visto 123 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.