Hoy en Revista Dosis

Día Latinoamericano de Prevención de las Quemaduras

Valora este artículo
(0 votos)

Se sabe que el 75% de las quemaduras en niños pequeños se deben a líquidos calientes, como bebidas, agua del grifo o vapor, y que son una causa frecuente de internación en niñas y niños. Las quemaduras pueden dejar secuelas importantes e incluso poner en riesgo la vida. En Argentina, todos los días una niña o niño sufre quemaduras moderadas o de gravedad. El 90% de esas quemaduras se producen en el hogar: el lugar donde con las medidas adecuadas pueden reducirse y prevenirse.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las quemaduras ocasionan aproximadamente 180.000 muertes al año, en su gran mayoría tienen lugar en los países de ingresos bajos y medianos.

Una quemadura es una lesión a la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por el calor o la radiación, la radioactividad, la electricidad, la fricción o el contacto con productos químicos. Las quemaduras son la quinta causa más común de lesiones que pueden ser fatales durante la infancia.

Es importante saber que los niños y niñas más expuestos a quemarse son los menores de dos años y que las quemaduras suceden en los hogares en todas las épocas del año, por deficiencias en el gas o la electricidad y la falta de prevención sobre el acceso de los nenes y nenas a situaciones que los ponen en peligro.

En la Unidad de Quemados Garrahan se reciben pacientes a partir del mes de vida y hasta 16 años cumplidos. Por año, se internan alrededor de 50 pacientes quemados graves, la mayoría por fuego más síndrome inhalatorio. “Son pacientes que han sufrido tanto que se convierten en rescilientes ante el incidente sufrido con gran impacto físico, psíquico, y social”.

“La quemadura grave y crítica es el hipertrauma más grave que puede sufrir un ser humano”, afirmó la médica coordinadora de la UCI Quemados del Garrahan, Mable Villasboas, quien explicó que “en nuestro caso lo vemos en niños y niñas que deben afrontar una rehabilitación muy compleja, aceptar su nuevo aspecto físico y muchas veces también superar la pérdida en el siniestro de una parte o la totalidad de sus seres amados”.

Las quemaduras son lesiones traumáticas que pueden ser intencionales o no. Todas las quemaduras no intencionales son prevenibles y, está comprobado, la mayoría de estos incidentes suceden en el hogar, en presencia de la familia. “Por ello recalcamos siempre la importancia de trabajar en la educación y concientización de esta enfermedad: la quemadura”, sostuvo Villasboas.

 

Fuente: Consenso Salud

 
 
Visto 72 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.