Hoy en Revista Dosis

Argentina: buscan 3 mil voluntarios para probar la vacuna china contra el coronavirus

Valora este artículo
(0 votos)
Es para la última fase del fármaco de la compañía Sinopharm. La selección se canaliza a través de la Fundación Huésped. Es para la última fase del fármaco de la compañía Sinopharm. La selección se canaliza a través de la Fundación Huésped.

 

En medio de las investigaciones que se llevan adelante para el desarrollo de una vacuna segura y eficiente contra el coronavirus, buscan en Argentina a 3 mil voluntarios para probar el fármaco elaborado por la compañía china Sinopharm.

La selección para el ensayo clínico en nuestro país se canaliza a través de la Fundación Huésped y en apenas unas horas tuvo más de 700 interesados.

La Fundación Huésped fue elegida elegida para gestionar el estudio de la candidata desarrollada por el CNBG (China National Biotech Group), afiliado al China National Pharmaceutical Group (Sinopharm), en colaboración con el BIBP (Instituto de productos Biológicos de Beijing). En Argentina, el patrocinador del estudio serán los laboratorios Elea-Phoenix.

La Red Vacunar también fue elegida como uno de los centros de experimentación.

En tanto, los investigadores de referencia en nuestro país serán Pedro Cahn (director científico de Huésped), e integrantes del comité científico de Vacunar, los infectólogos Ricardo Rüttimann, Pablo Bonvehí y Florencia Cahn.

Sobre la búsqueda de voluntarios, se sabe que está orientada a personas sanas mayores de 18 años, que por su historia clínica y examen físico tengan un buen estado de salud y sean elegibles en base a una larga lista de criterios de exclusión. Entre ellos, se incluye que no tengan ni hayan tenido Covid-19.

Los voluntarios participarán de las pruebas de manera gratuita y no remunerada. Solo se cubrirían los gastos de traslado hasta el lugar de vacunación.

 

 

Cómo será el estudio

Se trata de un estudio doble ciego aleatorizado y por ello los participantes serán divididos al azar en dos grupos: unos recibirán la vacuna y otros placebo, pero ni os investigadores ni los participantes sabrán qué recibió cada uno.

Durante el proceso, los participantes deberán mantener los recaudos sanitarios generales, como lo hace cualquier persona en la actualidad.

Los voluntarios recibirán una dosis y permanecerán 30 minutos en observación. Luego seguirán con sus actividades normales y estarán bajo constante monitoreo telefónico.

A los 21 días, recibirán la segunda administración.

 

El estudio tiene un plazo estimado de un año de duración.

 

Visto 129 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.