Hoy en Revista Dosis

Mostrando artículos por etiqueta: brote

Miércoles, 08 Julio 2020 14:40

Argentina, libre de sarampión

Tras pasar más de doce semanas sin casos de sarampión, se da por concluido el brote de esta enfermedad que había comenzado a fines de agosto del año pasado. De esta manera, Argentina logró mantener la condición del país libre de sarampión.

Si bien gracias a la vacunación sostenida, Argentina había eliminado el virus de sarampión y no presentaba casos autóctonos desde el año 2000, a fines de agosto de 2019 se inició en el país el brote más extenso de sarampión desde que se logró la eliminación de la circulación endémica, con 179 casos confirmados (118 en 2019, 3 importados y 115 de origen desconocido y 61 en 2020, 13 importados y 48 de origen desconocido) y una defunción

La estrategia de intensificación de la vacunación, la sensibilización de la vigilancia epidemiológica y las capacitaciones desarrolladas durante el brote permitieron que durante más de tres meses no haya casos confirmados de sarampión.

“Tenemos que estar muy contentos por interrumpir el brote y mantener el estatus que íbamos a perder”, expresó el ministro Ginés González García y agregó que ahora queda cumplir con otros objetivos como aumentar las coberturas de vacunación en el contexto actual de pandemia de COVID-19.

Además, el ministro agradeció a todos los equipos de salud y a las sociedades científicas que trabajaron para interrumpir la transmisión.

Por su parte, la secretaria de acceso a la Salud, Carla Vizzotti, destacó la decisión política para generar las acciones necesarias en todo el país y el trabajo con las jurisdicciones, las sociedades científicas, los jefes de programas de inmunización, la Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita como así también el esfuerzo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires que fueron los epicentros del brote.

La estrategia consistió en fortalecer la vacunación, para lo que se adquirieron 7.790.000 dosis adicionales; mejorar la vigilancia epidemiológica y la respuesta rápida ante los casos llevada a cabo por equipos capacitados.

Según el documento de la Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita: “El último caso confirmado presentó el exantema el 19/03/2020 y a la fecha transcurrieron más de 12 semanas sin casos confirmados (más de tres períodos de incubación máximos) en el contexto de una tasa de notificación de 4,15 cada 100.000 habitantes, por lo que consideramos que el brote se podría dar por concluido”.

La nota oficial de la mencionada comisión también recomienda suspender las estrategias de vacunación con doble o triple viral en niños de 6 a 11 meses y recupero de dosis de la Campaña 2018 en niños de 13 meses a 4 años que no la hubieran recibido como así también la de residentes argentinos que viajen al Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque sostiene que debe mantenerse la estrategia de completar esquemas.

De todos modos, debido a que se observa una reducción en las coberturas vacunales debido al contexto de la pandemia por COVID-19 recomienda a las jurisdicciones “realizar un análisis de acúmulo de susceptibles tanto para la primera como para la segunda dosis de triple viral”.

En ese sentido, el Ministerio de Salud de la Nación se propone continuar con las acciones para subir los porcentajes de coberturas; sostener la vacunación y el sistema de vigilancia sensible durante la pandemia; mejorar los procesos como la calidad del registro y la georreferenciación; y monitorear la situación regional.

Publicado en Noticias
Martes, 21 Abril 2020 14:22

Sarampión, nuevo brote

En plena cuarentena por el COVID-19, los argentinos –y el mundo- estamos viviendo una pandemia que, como no cuenta con una vacuna, afecta a una gran cantidad de personas y genera consecuencias devastadoras tanto a nivel sanitario como económico. En este contexto, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) llamó a establecer un paralelismo con el sarampión: una condición para la que sí hay vacuna, y que si bien se suponía que estaba bastante controlada a nivel mundial, en nuestro medio está atravesando un nuevo brote –el más extenso desde la eliminación de la circulación endémica en buena medida por la no vacunación de los menores.

El sarampión es una enfermedad viral altamente transmisible de persona a persona a través de secreciones nasales o de la boca de personas infectadas. Puede producir una enfermedad potencialmente fatal, sobre todo en los niños más vulnerables y si bien no tiene un tratamiento específico, sí se dispone de una vacuna segura y eficaz que está incluida en nuestro Calendario Nacional de Inmunizaciones, gratuito y obligatorio.

"Contar con vacunas contra una enfermedad es un avance sanitario muy grande. Con el COVID-19, lamentablemente, estamos viviendo lo que sucede ante una enfermedad infecciosa para la que no desarrollamos aún una vacuna eficaz. Por este motivo, para aquellas enfermedades para las que sí disponemos de vacunas, no cumplir con el esquema de vacunación es realmente peligroso y lleva a las consecuencias que estamos viviendo: el brote de sarampión que apareció en Argentina después de haber logrado ser un país libre de la circulación de este virus", detalló la Dra. Elizabeth Patricia Bogdanowicz, Médica Infectóloga Pediatra, miembro del Comité de Infectología Pediátrica de la SAP.

Dicho brote ya lleva 160 infectados. De ellos, 107 se registraron en 2019 (de los cuales, 7 fueron importados o relacionados a la importación), y 53 en 2020 (reportes al 5/4/20 - 9 casos importados y 44 de origen desconocido).

 

La inmunización contra el sarampión está incluida en la vacuna denominada 'triple viral' -que inmuniza también contra paperas y rubeola- y que se administra de manera gratuita y obligatoria.

 

Nuestro calendario de vacunación obligatorio incluye dos dosis que se aplican en cualquier hospital o centro asistencial; la primera a los 12 meses de vida y la segunda al momento del ingreso escolar, entre los 5 y los 6 años. Como medidas de prevención también se recomienda evitar el contacto con personas que puedan estar enfermas, utilizar tapabocas y lavarse las manos con frecuencia.

Dada la situación actual, se recomienda una "dosis cero" a los bebes de entre 6 y 12 meses que viven en áreas de circulación viral reconocida (esta dosis no se contabiliza y se comienza el esquema oficial al cumplir 1 año de edad); dosis que no hace falta en aquellos que viven en provincias donde no hay circulación viral. Luego, todos los mayores a 5 años deben acreditar al menos las dos dosis contempladas en el calendario. Mientras que los mayores que nacieron antes de 1965 son considerados inmunes y no deben vacunarse", explicó la Dra. Gabriela Nidia Ensinck, médica infectóloga pediatra, Secretaria del Comité de Infectología de la SAP.

Por otra parte, desde la SAP recordaron que la administración de la vacuna está contraindicada en aquellas personas inmunosuprimidas o embarazadas y que se debe evitar el embarazo en el mes siguiente a haber recibido una dosis.

"Una vez que se normalice la situación del COVID-19 y sea seguro nuevamente trasladarse, si en la familia hay menores de 6 meses, se debe evitar viajar a regiones donde se conoce que hay circulación del virus. En el caso de las embarazadas que tengan que viajar, se recomienda que acrediten al menos dos dosis de la vacuna aplicada después del año de vida o confirmar a través de un estudio de laboratorio la presencia de anticuerpos contra el sarampión. Se desaconseja viajar a las embarazadas sin antecedentes comprobables de vacunación o sin anticuerpos contra el sarampión", subrayó la Dra. Ángela Gentile, infectóloga del Comité de Infectología de la SAP y Presidenta de la Comisión Nacional para la Eliminación del Sarampión y la Rubeola.

"El desafío en este momento es la vacunación de los niños en el marco de las medidas que se están tomando para la prevención de la enfermedad por COVID-19, es por ello que se decidió que junto con la vacunación antigripal en los menores de dos años se ofrezca también la vacuna triple viral según las indicaciones actuales", agregó Dra. Gentile, quien también integra el Comité de Expertos Covid-19 de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación.

Desde la SAP recomiendan optimizar la oportunidad y calidad en el control de todo caso sospechoso, que son aquellos que presenten fiebre y exantema (erupción en la piel), independientemente de su edad y de sus antecedentes de vacunación. También destacaron la importancia de aprovechar todo contacto de la población con el sistema de salud para controlar carnets/libretas de vacunación y completar esquemas en los casos necesarios, con el fin de alcanzar coberturas satisfactorias y disminuir el número de personas susceptibles, previniendo así la propagación de la enfermedad.

Algunos de los signos y síntomas que pueden indicar la presencia de sarampión son fiebre alta, secreción nasal, tos, conjuntivitis, manchas blancas en la boca y cara interna de la mejilla y manchas rojas en la piel. Su aparición amerita la consulta inmediata (inicialmente telefónica, dadas las circunstancias actuales) con el pediatra de confianza.

Ante un caso confirmado, se debe disponer el aislamiento del paciente hasta los 7 días siguientes del inicio de los síntomas para evitar contagios. Evitar la circulación en transportes públicos y dentro de las instituciones. Asimismo, quienes hayan estado en contacto con él y tengan entre 6 y 12 meses deberán recibir una dosis de la vacuna triple viral. Quienes tengan entre 13 meses y 54 años deberán asegurarse de contar con dos dosis.

Publicado en Noticias

La muerte de dos chicos infectados con la bacteria Streptococcus pyogene encendió la alarma. La Secretaría de Salud emitió un alerta epidemiológica, y hay otros tres pacientes internados. Todos los afectados tenían entre 5 meses y 7 años.

No hay vacuna que prevenga la enfermedad, pero desde Salud intentaron llevar tranquilidad y aseguraron que no hay un brote. Pero, sí, pidieron que los padres hagan una consulta precoz para evitar complicaciones.

“Es una enfermedad muy vieja que provoca faringitis y lesiones de piel como escarlatina. En este caso, estos pacientes hicieron una forma que pasó la bacteria a la sangre e hicieron cuadros muy graves. La forma más grave tiene una mortalidad del 20% al 30%. No se trató ni se consultó a tiempo al médico. Estos casos, tratados con la penicilina, se curan la enorme mayoría”, explicó a los medios el infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez.

Según el especialista, el contagio se da mayoritariamente de manera intrafamiliar, pero “tratados con antibióticos, en 24 horas estos pacientes dejan de contagiar. La forma grave es baja de contraer. La forma común es la faringitis, y en la época de primavera el 20% de la faringitis con fiebre son provocadas por esta bacteria”.

López explicó que el alerta oficial tiene la finalidad de que, justamente, los médicos estén alerta y también la población, para consultar de manera temprana. La bacteria afecta a dos órganos, la garganta y la piel: allí se manifiesta y a esas señales hay que prestar atención. “Los síntomas son dos: cuando tienen faringitis, dolor de garganta, fiebre alta y dificultad para tragar, y cuando se brotan en la escarlatina o con lesiones de piel que se rascan o se duelen. Cuando ocurre eso, hay que consultar al médico”.

“Tranquilizamos a la gente diciendo que es muy raro que haya pasado lo que pasó con estos chicos. No es difícil diagnosticar esta enfermedad. Hay que concurrir rápido al hospital”, remarcó.

Fuente: Clarín Salud

Publicado en Noticias

A raíz de un brote de listeria detectado en una empresa productora de alimentos en Hungría, la ANMAT ordenó en los últimos días retirar del mercado y prohibir la comercialización en todo el país de unos 100 lotes de alimentos congelados. Los productos se importaron a través de tres empresas locales que envasaron y vendieron verduras congeladas para 12 marcas. En Europa, ese brote ya produjo nueve muertes por listeriosis, la enfermedad que la bacteria produce en humanos y que puede ser grave si afecta a bebés, chicos menores de 5 años, embarazadas que cursan el último trimestre, personas inmunosuprimidas y adultos mayores. En estos grupos de riesgo, la enfermedad puede producir meningoencefalitis, septicemia y abortos en mujeres embarazadas.

En las personas adultas sin enfermedad de base, suele producir cuadros de gastroenteritis febril que se autolimita. En las embarazadas, además, se puede transmitir la infección al feto y los bebés pueden nacer muertos, o con septicemia o sufrir meningitis en el periodo neonatal, aún cuando la madre sea asintomática.

Ahora, ¿qué tan frecuente es la listeriosis en la Argentina? “En el mundo los brotes de listeria son frecuentes; pero en la Argentina sólo tengo conocimiento de casos a través de la Red de Seguridad Alimentaria”, dice a Clarín Gerardo Leotta, que integra esa institución dependiente del CONICET de La Plata.

“La listeriosis está bajo vigilancia a través de la Red de Laboratorios de Bacteriología. Nosotros recibimos los aislamientos tanto de alimentos como de humanos. Por el momento, seguimos recibiendo la misma cantidad de notificaciones que en años anteriores, no vimos hasta ahora ninguna diferencia”, señalaron a Clarín desde el equipo de Bacteriología Especial de ANLIS-Malbrán, que es el Laboratorio Nacional de Referencia. “Por año –agregaron- documentamos entre 10 y 15 casos que suelen ser casos de listeriosis invasiva (cuadros graves)”.

La listeria es una bacteria poco frecuente en causar enfermedad. Pero, al mismo tiempo, puede provocar en recién nacidos una enfermedad grave que se produce cuando pasa la bacteria a la sangre, como la meningitis. También en inmunosuprimidos puede dar una enfermedad grave. En adultos sanos puede manifestarse con una gastroenteritis”, señala a Clarín el doctor Eduardo López, infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital Gutiérrez.

“Esta bacteria suele encontrarse en los alimentos lácteos y en los congelados. En lácteos suele aparecer en quesos o leches no pasteurizadas. Es una bacteria que resiste la congelación y refrigeración, entonces si los alimentos no están adecuadamente pasteurizados o manipulados el riesgo es cierto”, añadió el especialista. “En recién nacidos e inmunosuprimidos la mortalidad es de hasta 20%”, advirtió.

El ANLIS-Malbrán difundió una serie de recomendaciones para prevenir la enfermedad:

¿Cómo se previene la enfermedad?

  •  Lavarse las manos antes y después de manipular alimentos. Con agua y jabón durante por lo menos 20 segundos

  • Lavar las superficies y utensilios de cocina que han estado en contacto con alimentos de riesgo, antes y después de usarlos 
  • Evitar la contaminación cruzada, manteniendo separados los alimentos crudos de los cocidos.
  • Mantener la higiene en la heladera, limpiando las superficies en forma frecuente 
  • ​Lavar cuidadosamente verduras y frutas 
  • ​Cocinar los alimentos a temperatura correcta (mayor a 70°C) que asegure la destrucción de la bacteria. Evite utilizar microondas para cocinar alimentos crudos y asegúrese de utilizarlo a máxima potencia por al menos un minuto para calentar.

Recomendaciones para las personas con mayor riesgo de enfermarse (mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con sistema inmunitario debilitado)

  • Evite comer quesos blandos, tales como queso fresco, queso blanco, queso tipo Brie, Camembert, quesos azules o queso feta, a menos que la etiqueta indique que han sido elaborados con leche pasteurizada. La pasteurización de la leche destruye la Listeria, pero tenga en cuenta que los productos también se pueden contaminar si se producen en instalaciones que no tienen condiciones higiénicas.
  • Evite comer todo tipo de germinado crudo o poco cocido (incluidos los germinados de alfalfa, soja, etc).
  • Evite que el líquido de los paquetes de salchichas y de fiambres entre en contacto con otros alimentos, o con utensilios o superficies de preparación de alimentos. Lávese las manos después de tocar salchichas, carnes para sándwich o embutidos.
  • No consuma ensaladas hechas en una tienda o restaurant, prepárelas usted mismo siguiendo las indicaciones básicas para asegurar la higiene de los alimentos: limpiar, separar, cocinar y enfriar.
  • No consuma salchichas sin hervirlas previamente. Guarde los paquetes abiertos durante un máximo de 1 semana y los paquetes no abiertos durante un máximo de 2 semanas en el refrigerador.
  • No consuma mariscos ahumados refrigerados a menos que estén enlatados o sean no perecederos o que se hayan cocinado previamente.

 

Fuente: Clarín Salud

Publicado en Noticias

La confirmación del primer caso de sarampión autóctono en la Ciudad de Buenos Aires en una beba de ocho meses que no estaba vacunada puso en alerta a las autoridades sanitarias y a los especialistas, quienes reiteraron la posibilidad de que se produzca un brote de esta enfermedad

 
 
La confirmación del primer caso de sarampión autóctono en la Ciudad de Buenos Aires en una beba de ocho meses que no estaba vacunada puso en alerta a las autoridades sanitarias y a los especialistas, quienes reiteraron la posibilidad de que se produzca un brote de esta enfermedad. Se calcula que actualmente hay unos 700 mil chicos vulnerables a contraer la enfermedad.
En ese sentido, la médica infectóloga pediátra, Elizabeth Patricia Bogdanowicz, admitió que “están dadas las condiciones” para que se produzca un brote de sarampión en el país, aunque recomendó “no entrar en pánico” y prevenir mediante vacunación.

 

“La condiciones están dadas pero las autoridades están advertidas, por ende no hay que entrar en pánico”, manifestó Bogdanowiz, quien es la secretaria del Comité de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría.
En declaraciones a Diario Popular, la infectóloga remarcó que “la única forma de prevenir la enfermedad es mediante la vacunación adecuada, que consiste en la vacuna triple viral incluida en el calendario nacional gratuito y obligatorio”.

“La única forma de prevenir la enfermedad es mediante la vacunación adecuada, que consiste en la vacuna triple viral incluida en el calendario nacional gratuito y obligatorio”.

Además, la especialista explicó que la vacuna debe aplicarse en cualquier hospital o centro asistencial a los 12 meses de vida y al ingreso escolar, aunque dada la proliferación de la enfermedad en el continente es recomendable también inocular a personas en contacto con inmunosuprimidos.
“Cada 5 años debe hacerse una campaña de seguimiento, en la que se le da una dosis extra a menores de 5 años para cubrir esas fallas primarias de vacunación. Se realizó en 2013 y está previsto volver a hacerse en septiembre y octubre de este año”, indicó.
Asimismo, la médica aclaró que en la Argentina el 90 por ciento de los niños están vacunados, aunque existe un 10 por ciento que no producen los anticuerpos necesarios y podrían contraer la enfermedad.

“Se calcula que, en la actualidad, existen más de 700 mil chicos vulnerables a contraer sarampión”, enfatizó la infectóloga pediátrica.

Esta semana autoridades del ministerio de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires confirmaron que una beba de ocho meses, que por su edad no estaba vacunada, contrajo sarampión.
Las mismas fuentes aseguraron que la investigación epidemiológica de contactos y búsqueda de fuentes de infección se encuentra en curso.

Fuente: El Tribuno

Publicado en Noticias