Hoy en Revista Dosis

En experimentación, un nuevo tratamiento para el asma

Valora este artículo
(0 votos)

En un estudio publicado este miércoles en ‘Science Translational Medicine’, Luis Ulloa, autor principal e inmunólogo de la Facultad de Medicina de Rutgers, explica que él y sus colaboradores de la Universidad de Shanghai, en China, examinaron más de 6.000 compuestos e identificaron un medicamento (TSG12) que relaja los músculos y abre las vías respiratorias en el asma. Este tratamiento farmacológico, que no es tóxico en las células humanas, previene la resistencia pulmonar en el asma inducida por ácaros del polvo.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Rutgers, en Nueva Jersey, Estados Unidos, han identificado un nuevo tratamiento que podría conducir a una terapia con medicamentos más efectiva para millones de personas con asma y otros trastornos respiratorios, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El siguiente paso serían los ensayos clínicos, dice. “No es una cura, pero creo que este tratamiento dará mucha esperanza a la gente –augura Ulloa–. Hay un número creciente de pacientes sin alternativa porque los tratamientos actuales tienen efectos secundarios críticos o no funcionan. Esperamos que esto les brinde a los pacientes una mejor opción”.

El asma es una enfermedad respiratoria crónica común que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y a más de 40 millones de personas en Estados Unidos. Otros 11 millones de personas sufren de EPOC. Las personas con asma y otras patologías respiratorias sufren episodios recurrentes de sibilancias, opresión en el pecho, obstrucción pulmonar y problemas respiratorios graves.

El estudio de cuatro años encontró que la proteína metalotioneína-2 (MT-2) en el tejido pulmonar asmático relaja las células del músculo liso de las vías respiratoriasy abre las vías respiratorias, permitiendo que los pacientes con asma respiren. Los investigadores descubrieron que MT-2 era más del 50 por ciento más bajo en el tejido pulmonar asmático y que los ratones sin la proteína MT-2 eran dos veces más susceptibles al asma. Luego, confirmaron que el tratamiento con MT-2 mejoró la respiración de los roedores con asma.

Ulloa y sus colaboradores identificaron la conexión de la proteína MT-2 en el tejido pulmonar asmático después de transmitir pulsos eléctricos cortos en ratones mediante agujas de electroacupuntura. Les permitió identificar el medicamento específico (TSG12) que creen que proporciona mejores tratamientos terapéuticos para el asma y otros trastornos respiratorios.

RESULTA MÁS EFICAZ QUE LOS BRONCODILATADORES

El tratamiento TSG12, desarrollado a partir de la proteína MT-2, relajó las células musculares lisas de las vías respiratorias, expandió las vías respiratorias, disminuyó la resistencia pulmonar y fue más eficaz que los actuales tratamientos aprobados por la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), incluidos los inhaladores broncodilatadores utilizados por casi todas las personas con asma, según los autores.

Aunque tratar el asma y las afecciones respiratorias como la EPOC con un broncodilatador para relajar y agrandar las vías respiratorias en los pulmones, facilitando la respiración, es una estrategia terapéutica prometedora, Ulloa apunta que los científicos no han sabido por qué y cómo funciona.

A su juicio, el problema con los medicamentos actuales en el mercado es que tienen efectos secundarios críticos, deprimen el sistema inmunitario y elevan el riesgo de infecciones secundarias. Además, cree que no proporcionan un alivio adecuado para aproximadamente un tercio de los que sufren de asma y los pacientes con el tiempo dejan de responder, con síntomas persistentes e incontrolables.

“Hallamos que el TSG12 utilizado en el estudio no es tóxico y es más eficaz para reducir la resistencia pulmonar y podría ser un enfoque terapéutico prometedor para tratar el asma sin perder su eficacia a lo largo del tiempo”, concluye este investigador.

Fuente: El Economista – España

Visto 493 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.